El Brexit

El 23 de junio de 2016 se celebrará en el Reino Unido y en Gibraltar un referéndum sobre la permanencia del Reino Unido en la Unión Europea. La pertenencia británica a la Unión Europea ha sido un asunto controvertido desde que el país se integró en la Comunidad Económica Europea en 1973, con debates recurrentes sobre la salida del Reino Unido de la Unión Europea desde entonces. En 2015 el Parlamento británico aprobó la European Union Referendum Act 2015 que autoriza la celebración del referéndum. La ley de referéndum es fruto de uno de los objetivos de gobierno del Partido Conservador…

EL BREXIT

Este referéndum será la segunda ocasión que se celebre un referéndum de este tipo tras el referéndum sobre la permanencia del Reino Unido en la Comunidad Económica Europea que se celebró en 1975 y en el que el 67 % de los electores se mostró partidario de permanecer. El referéndum de 2016 se espera que tenga unos resultados más apretados y afectará igualmente al estatus de Gibraltar como territorio británico de ultramar perteneciente a la Unión Europea. Los partidarios de la salida de la Unión Europea, el denominado Brexit, aseguran que ser un Estado miembro mina la soberanía del parlamento, por lo que el Brexit permitiría un mayor control de la inmigración, una mejor posición británica para negociar acuerdos comerciales y una liberación de la regulación y burocracia comunitaria.

Una decisión que afectará el devenir de Europa

Aquellos que apuestan por seguir siendo miembros de la Unión Europea argumentan que cualquier pérdida de soberanía en un mundo con varios niveles de organización supranacional se ve compensada con los beneficios de pertenecer a la Unión Europea; alertan de los riesgos para la prosperidad económica británica de una hipotética salida; que se vería reducida la influencia internacional británica y aumentarían las barreras comerciales entre el Reino Unido y los estados de la Unión Europea…[1]

La Factoria Historica


[1] En 1975 se celebró un referéndum en el que el electorado decidió sobre la permanencia británica en la CEE. Todos los principales partidos políticos y la prensa apoyaron la continuidad en el mercado común. Sin embargo, hubo fracturas internas significativas entre los laboristas (en aquel momento el partido gobernante), puesto que sus militantes habían votado a favor de la salida en una conferencia de un día celebrada el 26 de abril de 1975. Puesto que el gobierno estaba dividido entre acérrimos proeuropeos y antieuropeos, Harold Wilson autorizó que sus ministros hicieran campaña pública en favor de cualquiera de las dos opciones. En total, siete de los treinta y dos miembros del gobierno se opusieron a la pertenencia a la CEE. El 5 de junio de 1975 los electores tuvieron que decidir si votaban sí o no a la pregunta: “¿Piensa que el Reino Unido debe permanecer en la Comunidad Europea (Mercado Común)?”. Todos los condados administrativos del Reino Unido registraron una mayoría de votos afirmativos, con la excepción de las islas Shetland y las islas Hébridas Exteriores. Como resultado, el Reino Unido permaneció en la CEE. El Partido Laborista, en la oposición, hizo campaña en las elecciones generales de 1983 con el objetivo de que el Reino Unido saliera de la CEE Comunidad Económica Europea. La propuesta no tuvo mayor calado por la aplastante victoria de Margaret Thatcher en las elecciones, que fue reelegida. A partir de ese momento, el Partido Laborista cambió su política hacia Europa. Como resultado del tratado de Maastricht, la EEC se convirtió en la Unión Europea. En 1994 se formó el Partido del Referéndum de la mano de James Goldsmith para concurrir a las elecciones generales de 1997 con el objetivo de celebrar un referéndum sobre la permanencia en la UE. Presentó candidatos en 547 circunscripciones en aquellas elecciones y consiguió 810 860 votos. No consiguió ningún escaño en el parlamento por la dispersión de su voto, perdiendo sus depósitos (aportados por Goldsmith) en 505 circunscripciones. A comienzos de la década de 1990 también se formó el Partido de la Independencia del Reino Unido (UKIP), un partido euroescéptico en contra de la participación de Inglaterra en la Unión Europea, antes las continuas dudas de la población sobre la conveniencia de que Inglaterra deba seguir participando en el bloque comercial, consiguió el tercer lugar en el Reino Unido en las elecciones europeas de 2004, el segundo en las de 2009 y el primero en las de 2014. Los comicios de 2014 fueron los primeros desde 1906 en los que el partido más votado no era el Partido Conservador ni el Partido Laborista. El debate lo volvió a retomar en 2013 el primer ministro David Cameron, al proponer un referéndum sobre el mantenimiento del Reino Unido en la Unión Europea, proyectado en 2014, pero marcado para 2017. A partir de la victoria en las elecciones generales de 2015 del Partido Conservador y por las presiones del nuevo partido UKIP, que tiene un importante respaldo de la población por la crisis económica y las presiones que genera el aumento de la llegada de más migrantes de Europa, el proyecto de buscar la salida de Inglaterra de la Unión Europea se consolidó, dado que era uno de los puntos clave de la campaña. Durante 2016 el primer ministro David Cameron, llevó a cabo una serie de negociaciones con la UE sobre concesiones que la UE podría ceder a Inglaterra, a cambio de un gobierno británico favorable a la UE, el llamado Brexit.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s