Traducción del libro American Doll Quilts: 3ª parte

Confort Acolchado (1861 – 1865):

La Guerra Civil, fue probablemente la peor guerra de la historia de la nación americana, causando ciertamente muchas más muertes que cualquier otra, y, el dolor infligido quedó patente en los edredones que salieron de ella. La década de los 60 del siglo XIX, fueron tiempos de prueba para América, y, los muchos roles que las mujeres tuvieron que desempeñar fueron reflejados en sus edredones. Los fabricantes de edredones fueron muy prolíficos ya que había una gran necesidad de edredones. Desafortunadamente la mayoría de los esfuerzos de las mujeres se ha perdido para la historia. No muchos de sus edredones han sobrevivido, y, podemos asumir que muchos fueron descartados tras un uso prolongado o enterrados junto a los hombres que murieron.

2a086147d1e62d1b70ab8eaba9911c34

Incluso antes de que la guerra empezara, ya en la década de los años 30 del siglo XIX, muchas mujeres utilizaron sus voces y sus edredones en apoyo al movimiento abolicionista. Las ferias anti-esclavistas, muy parecidas a los bazares de artesanía de hoy en día, llevaban a éstas mujeres a la acción y hacían uso  de sus habilidades con la aguja a través de miles de edredones hechos y vendidos para la causa.

loc

Las mujeres no tenían el voto pero utilizaban sus edredones para hacer estamentos políticos sobre las cuestiones que más les preocupaban, frecuentemente inscribiendo parches con opiniones o sentimientos escritos. Un diseño de edredón en particular, el Underground Rialroad, reflejan los puntos de vista que las mujeres tenían acerca de la esclavitud, y, aún hoy en día, éste diseño sobrevive como un testimonio de la valentía de muchos durante ésta época turbulenta.

dbq7img12aLG.gif
Ejemplo de edredón a favor de la abolición de la esclavitud.
dbq7img12bLG
Detalle del edredón anterior.

Se han escrito muchas historias acerca del Underground Railroad y los edredones que se dicen, fueron utilizados para ayudar a los esclavos a escaparse en su camino hacia la libertad en el norte.

La Underground Railroad, no era realmente un ferrocarril, sino una organización formada por negros libres y blancos que simpatizaban con la idea de ayudar a loas esclavos que estaban intentando huir. Los pisos francos eran aquellos que supuestamente exhibían, mostraban un edredón Log Cabin con un cuadrado negro en el centro, y, cuando éstos edredones estaban colgados en una ventana o en el tendedero, los esclavos podían estar seguros de tener un escondite durante su viaje.

Ciertamente los edredones transmitían información de cuándo irse y qué caminos seguir. Se dice que el verdadero patrón del Underground Railroad, con sus cuadrados con contrastes claros y oscuros, se colocaba en una posición ascendente señalando direcciones concretas o puntos concretos por dónde escapar.

 Los historiadores no se ponen de acuerdo en si los códigos de señales que involucraban edredones son verídicos o son simplemente ficción.

Por ejemplo, el diseño de los edredones Log Cabin no se popularizaron  hasta bastante después de finalizar la guerra civil,y, probablemente se originaron como un tributo a la memoria del presidente Lincoln y al hogar en el que pasó su adolescencia. A parte, en los recuerdos e historias que las familias fueron transmitiéndose oralmente, no parece que haya muchas evidencias de que éstos edredones jugaran dicho papel. Aún así, el secretismo y las señales tuvieron que formar parte de ésta aventura y las misiones probablemente no hubieran tenido éxito sin ellas.

 Sin embargo, la cuestión de si los edredones escondían señales secretas es fascinante, por eso he incluido en el libro un diseño del Underground Railroad. En cualquier caso, tanto si los mensajes escondidos son un hecho o son ficción, se erigen como un maravilloso tributo al importante papel que muchas mujeres y sus edredones jugaron en una etapa tan importante para la historia americana.

quilt 3
Diseño Underground Railorad. 

Cuando se empezaron a disparar los primeros tiros en la guerra y miles de hombres se alistaron para unirse a la batalla, las mujeres se quedaron en casa para asumir la carga de sacar adelante las granjas   y los negocios.

Pronto se vieron obligadas a hacer cualquier cosa para ayudar.

Las Soldiers’Aid Societies, proporcionaban comida, ropa y cama para las tropas, instando a las mujeres a coser para los soldados. Se estima que unos 100.000 edredones de los más de 200.000 que se hicieron para los militares, se distribuyeron a través de la Sanitary Commission, precursora de la America Red Cross, para las camas de los soldados y hospitales.Soldiers Aid societies.jpg

Los edredones también se hacían para ser sorteados y así poder recaudar fondos para la guerra. Muchos de los edredones donados eran ejemplos  exquisitos de costura fina y recaudaron una gran  de dinero. Otros  fueron hechos a partir de deshechos y tejidos de forma urgente ya que se necesitaban desesperadamente. La pérdida de los seres queridos era expresada en los colores de los edredones hechos durante éste período – oscuros, tonos sombríos mezclados con grises y negros.

a1385f901c81a1473227488ea0a57e11

La Guerra Civil es un período dónde los tonos marrones, llamados marrones alocados, era predominante. Los colores brillantes, cómo los rojos turquesa, cheddars, púrpuras, y, rosas, eran mezclados con colores más oscuros, llamados telas de luto y luego se añadían los cuadros, rallas, o estampados para producir edredones con un aspecto distintivo.

58186d4bc302732978f0bf522038b7dd.jpg

Debido a que la mayoría  de tintes utilizados eran fugaces (es decir, propensos a cambiar con el tiempo), los que una vez fueron colores brillantes, se fueron destiñendo pasando a ser un marrón grisáceo. El azul índigo fue también una elección común, probablemente porque era un color que no desteñía.

La fabricación de edredones después de la guerra civil surgió de la necesidad en una nación devastada que luchaba contra una economía drenada. Las telas eran muy escasas y muy caras – la mayor parte se habían enviado para dar respaldo en la guerra. Los edredones hechos de recortes alcanzaron una nueva meta en popularidad debido a unos tiempos económicos muy duros. Tristemente, solamente han sobrevivido unos pocos edredones de éste período.

Los que se salvaron cuentan sus historias a través de sus colores únicos y sus diseños. Podemos haber olvidado los nombres de las costureras, pero la historia no nos permitirá olvidar el importante y significativo rol que jugaron las mujeres y sus edredones en la guerra civil.

La Factoria Historica

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s