Crisis migratoria en Europa

La crisis migratoria en Europa, también conocida como crisis migratoria en el Mediterráneo o crisis de refugiados en Europa, es la situación humanitaria crítica, que se agudizó en 2015, por el incremento del flujo descontrolado de refugiados, solicitantes de asilo, emigrantes económicos y otros migrantes en condición de vulnerabilidad, que en conjunto comparten las vías de desplazamiento irregular hacia países de la Unión Europea. Se trata de la mayor crisis migratoria y humanitaria en Europa, después de la Segunda Guerra Mundial

Crisis migratoria en Europa

Según el vicepresidente de la Comisión Europea, Frans Timmermans, es «una crisis mundial que necesita una respuesta europea». El Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados declaró que Europa está frente a una «de las mayores afluencias de refugiados en décadas» y enfatizó que se trata de «una crisis de refugiados, y no solo un fenómeno migratorio». La crisis surgió como consecuencia del creciente número de refugiados, solicitantes de asilo y migrantes económicos que llegan, o intentan llegar, a los Estados miembros de la Unión Europea, a través de peligrosas travesías en el mar Mediterráneo y el sudeste de Europa, procedentes de países de Oriente Medio, África, los Balcanes Occidentales y Asia del Sur.

Rescate de migrantes en el Mediterráneo, durante la Operación Tritón en junio de 2015

La mayoría de estos movimientos de población se caracterizan por una migración forzada de víctimas de conflictos armados, persecuciones, pobreza, cambio climático o violaciones masivas de los derechos humanos; y por la acción de redes delictivas transnacionales de tráfico ilícito de inmigrantes, que los expone al transporte en condiciones peligrosas o degradantes, y de trata de personas, con el propósito de explotación de los migrantes vulnerables, principalmente mujeres y niños. Hasta el 7 de septiembre de 2015, el número de refugiados y migrantes que han cruzado el Mediterráneo, según el ACNUR, es de 381 412 y de acuerdo a cifras de la OIM son 378 343 personas, en su mayoría provenientes de Siria, Afganistán, Eritrea, Nigeria, Albania, Pakistán, Somalia, Irak, Sudán, Gambia y Bangladés, que han ingresado por esta ruta marítima a la UE, principalmente a través de Grecia e Italia, para continuar su tránsito hacia Europa Central y Europa del Norte. Según la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), 2760 personas han fallecido trágicamente en naufragios en el mar Mediterráneo, durante los primeros ocho meses de 2015, lo que representa los 73 % de las muertes de migrantes en tránsito hacia su destino, ocurridas a nivel mundial.

Rescate de inmigrantes en Malta, en octubre de 2013

Por su parte, la oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) estima que han sido 2850 personas fallecidas y desaparecidas en aguas del Mediterráneo, durante este mismo período de 2015. Las proyecciones del ACNUR indican que la cantidad de refugiados y migrantes que realizan la travesía por el mar Mediterráneo hasta Europa llegaría a 400 000 a finales de 2015 y podría alcanzar los 450 000 o más en 2016, es decir, que en dos años al menos 850 000 personas cruzarán el Mediterráneo en busca de refugio en la UE…[1]

La Factoria Historica


[1] La crisis migratoria y humanitaria se agudizó por la tragedia que viven miles de migrantes que ponen sus vidas en peligro para cruzar el mar Mediterráneo a bordo de embarcaciones precarias ―conocidas como pateras― y barcos con limitadas condiciones técnicas o exceso de personas a bordo. En abril de 2015, cinco embarcaciones que transportaban casi 2000 migrantes a Europa, se hundieron en varios incidentes en el mar Mediterráneo, con una cifra de muertos estimada en más de 1200 personas, y el incidente con mayores víctimas fue el naufragio del 19 de abril en aguas del canal de Sicilia. Los naufragios tuvieron lugar en un contexto de conflictos en curso en varios países del norte de África y de Oriente Medio, así como la negativa de varios Gobiernos de laUnión Europea para financiar la Operación Mare Nostrum, un programa humanitario y de rescate organizado por el Gobierno italiano, que fue sustituido en noviembre de 2014 por la Operación Tritón de la Frontex (Agencia Europea de Fronteras). El 23 de abril de 2015, los Gobiernos de la Unión Europea acordaron triplicar los fondos para las operaciones de la patrulla fronteriza en el Mediterráneo, con la finalidad de igualar las capacidades previas de la Operación Mare Nostrum, pero Amnistía Internacional criticó inmediatamente la decisión de la Unión Europea por «no ampliar el área operativa de Tritón» a la zona previamente cubierta por Mare Nostrum. Algunas semanas más tarde, la Unión Europea decidió poner en marcha una nueva operación militar con sede en Roma, denominada EUNAVFOR MED, bajo el mando del almirante italiano Enrico Credendino

Un comentario en “Crisis migratoria en Europa

  1. Me gusta que toques este dramático episodio de los refugiados , es tan inhumano que no podemos mirar para otro lado pues eso ya lo hacen los políticos, gracias

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s