Antonio González “Billy el Niño” Pacheco

Antonio González Pacheco que nació en la Aldea del Cano, Cáceres, un 10 de octubre de 1946, más conocido por su sobrenombre Billy el Niño, es un antiguo miembro de la Policía franquista e Inspector del Cuerpo Superior de Policía durante la Transición. Nació en el seno de una familia humilde en Aldea del Cano, un pueblo de Extremadura. Durante la dictadura franquista ingresó en el Cuerpo General de Policía, y llegó a ser número dos del Comisario Roberto Conesa en la Brigada Político-Social (BPS). Pronto se hizo conocido por las palizas y los malos tratos que infligía a los detenidos durante los interrogatorios en la sede de la Dirección General de Seguridad (DGS). Ya en 1974 un juzgado le condenó a una multa por las coacciones y malos tratos infligidos al periodista Francisco Lobatón...

Antonio González “Billy el Niño” Pacheco

El ex-diputado José Luiz Uriz le relacionó con la muerte del estudiante Enrique Ruano, ocurrida en 1969 en circunstancias no esclarecidas del todo. A partir de 1977, en pleno proceso de la Transición, pasó a ser inspector del Cuerpo Superior de Policía e integrado en la nueva Brigada Central de Información, tras la desaparición de la Brigada Político-Social. En esta época se destacó en la lucha antiterrorista contra el GRAPO, en especial por la liberación del Presidente del Consejo de Estado, Antonio María de Oriol, que había estado secuestrado por el GRAPO.  En julio de ese año el ministro de la gobernación Rodolfo Martín Villa le concedió la Medalla de plata al Mérito policial. En 1981 fue traslado a la Comisaría general de la Policía judicial, lo que se interpretó como una medida para «intentar mejorar la imagen de la Brigada Central de Información». 

Antonio González “Billy el Niño” Pacheco

Poco después, en 1982 abandonó la policía y desde entonces pasó a trabajar como jefe de seguridad para varias empresas privadas, como la Renault España. El 18 de septiembre de 2013 la jueza argentina María Servini dictó orden internacional de búsqueda y captura contra él y otros cuatro antiguos miembros de las Fuerzas de seguridad franquistas. La justicia argentina le reclama por un supuesto delito de torturas cometido contra trece personas entre 1971 y 1975, en base a una querella realizada por antiguos opositores a la Dictadura franquista. En vistas de una posible extradición, el 5 de diciembre la Audiencia Nacional le retiró el pasaporte y le ordenó presentarse cada semana en sede judicial. En abril de 2014 la Audiencia Nacional rechazó la extradición de González Pacheco, argumentando que dichos delitos de torturas se hayan “ampliamente prescritos“, en oposición al razonamiento jurídico de la magistrada María Servini…[1]

La Factoria Historica


[1] En 1939, tras finalizar la Guerra Civil Española con la victoria del bando franquista, los servicios de policía y orden público se hallaban principalmente bajo control de las Fuerzas Armadas. Esta situación se mantuvo durante los primeros meses de la posguerra. La “Ley de Reorganización de los Servicios de Policía” del 8 de marzo de 1941 reorganizó los servicios policiales, organización y funciones, y significó la desaparición del Cuerpo de Vigilancia e Investigación y del Cuerpo de Seguridad. Se creó una nueva estructuración de la policía, que pasó a comprender dos cuerpos: Cuerpo General de Policía (CGP); Cuerpo de Policía Armada y de Tráfico; La formación de los cuadros se hizo entre los antiguos miembros de la Guardia de Asalto y la policía de la época republicana que hubieran superado la depuración, y también entre excombatientes del bando sublevado durante la Guerra Civil. La “Ley para la Seguridad del Estado” impregnó a los nuevos cuerpos de un carácter represivo y también de la ideología fascista imperante en esa época. Así pues, los cuerpos policiales se convirtieron en uno de los brazos ejecutores de la política represiva durante el franquismo. La Policía armada, cuyos miembros fueron popularmente conocidos como grises por el color de su uniforme, fue la que quedó encargada de las funciones de orden público y actuaciones policiales, mientras que que el CGP se encargada de las funciones de investigación de los crímenes, homicidios y la represión política. También disponía de una sección que hacía las funciones de policía secreta, la Brigada Político-Social (BPS). En 1940, después de la visita a España del líder nazi Heinrich Himmler, este envió a un adjunto suyo, Paul Winzer, para que instruyera a la nueva policía secreta española. A su vez, la Dirección General de Seguridad (DGS) era el organismo superior del Ministerio de la Gobernación encargado de coordinar las acciones policiales y el Orden público. El primer director general fue José Finat y Escrivá de Romaní, “un representante de la derecha católica fascistizada que había ocupado previamente el cargo de delegado nacional del servicio de información e investigación de FET y de las JONS y muy próximo al ministro de la Gobernación, Ramón Serrano Súñer, cuñado del general Franco”. Dentro de la Dirección General de Seguridad, la cuarta sección llamada Antimarxismo, se encargó específicamente de la represión política. En su seno existía un departamento de Judaísmo y otro de Masonería, al frente de los cuales estaba el policía Eduardo Comín Colomer. Además se creó una Brigada Especial, a cuyo frente Finat nombró al furibundo antisemita Mauricio Carlavilla, una de cuyas misiones era controlar a los judíos residentes en España, atendiendo así la petición expresa de Heinrich Himmler, jefe de las SS y de los servicios de seguridad del Tercer Reich. Blas Pérez González, que fue ministro de Gobernación entre 1942 y 1957, se distinguió como un eficaz organizador de la policía política durante su época en el ministerio. Carlos Arias Navarro, que más tarde sería presidente del Gobierno, también destacó en esta labor en su época como director general de Seguridad. Tras la muerte de Franco y el comienzo de la Transición, en 1978 el Cuerpo General de Policía y la Policía Armada fueron sustituidos por el Cuerpo Superior de Policía y el Cuerpo de Policía Nacional, respectivamente. Este último no debe ser confundido con el actual Cuerpo Nacional de Policía (CNP), que fue creado en 1986 y en el que entonces quedaron integrados todos los cuerpos policiales.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s