Atentado de la maratón de Boston

El lunes, 15 de abril 2013, el maratón de Boston se inició sin ningún indicio de un ataque inminente. Los funcionarios recorrieron la zona en busca de posibles artefactos explosivos, antes de que éstos explotaran. Una de las inspecciones se produjo una hora antes de que las bombas detonaran. La gente podía entrar y salir libremente y llevar objetos dentro y fuera de la zona. A las 2:49 pm, dos bombas detonaron en Boylston Street, cerca de Copley Square, a unos 180 metros de distancia, justo antes de la línea de la meta. El primer explosivo detonó frente a Marathon Sports, en 671-673 Boylston Street, a las 02:49:43 pm; el segundo, a una cuadra hacia el oeste, en 755 Boylston Street, a las 02:49:57 pm. Fueron descritas como bombas de olla a presión, unos artefactos explosivos improvisados construidos con ollas a presión, explosivos, pedazos de metal y bolas de rodamientos, colocados en bolsas de lona de nylon de color negro. En el momento de la primera explosión, el reloj de la carrera en la meta mostró 04:09:43. Las bombas detonaron dos horas después de que el ganador cruzara la línea de meta; los más de 5700 corredores aún no habían acabado…

Atentado de la maratón de Boston

Algunos corredores continuaban cruzando la línea hasta las 14:57, ocho minutos después de las explosiones. Las explosiones hicieron estallar las ventanas en los edificios adyacentes, pero no hicieron ningún otro daño estructural. No se encontraron más bombas, aunque varias bolsas y paquetes que se encontraban en la calle fueron inicialmente tratados como bombas potenciales. Los funcionarios del Departamento de Policía de Boston informaron que murieron tres personas, entre ellas un niño de ocho años de edad, y 183 resultaron heridas, catorce de las cuales sufrieron la amputación de algún miembro. Los hospitales locales informaron de un mayor número de heridos: según el Boston Globe, más de 100 fueron atendidos en diferentes instalaciones. 

Personas heridas por las bombas

Enlace directo: Atentados del 11-S

Las tres víctimas mortales fueron: Martin Richard, un niño de ocho años de edad, de Dorchester, cuya madre, Denise Richard, sufrió heridas, al igual que su hija pequeña, de seis años de edad. Krystle M. Campbell, de 29 años de edad, gerente de un restaurante de Medford y Lü Lingzi una joven de 23 años de edad de origen chino (Shenyang), estudiante de la Universidad de Boston. Según los primeros informes, numerosos paquetes sospechosos o bolsas fueron descubiertos. A pesar de ello, el gobernador deMassachusetts, Deval Patrick, dijo que no había más explosivos además de los dos que detonaron. La Policía de Boston realizó una explosión controlada en la cuadra, en el número 600 de la Boylston Street. De acuerdo con el FBI, las bombas son de fabricación casera al ser montadas en ollas a presión. Los medios informaron que dos bombas explotaron dentro de un margen de «12 a 20 segundos», en el que asesinaron a dos personas y lesionaron a 23, encontrándose la segunda a unos 90 metros de la primera. Grabaciones de la zona del final de la competición muestran un período de 20 segundos entre las dos explosiones. 

Servicios de emergencia después de las explosiones

Enlace directo: El 11 de marzo del 2004, masacre en Madrid

El reloj de meta indicaba 04:09:43 cuando estalló el primer artefacto. Los ganadores habían cruzado la línea del fin de la carrera dos horas antes y en el momento de las explosiones seguían llegando otros participantes. Ventanas de los comercios adyacentes fueron destruidos. El recuento final de heridos es de 46 (sin contar los dos fallecidos). Posteriormente, un incendio ocurrido a las 15:00 h ET en el interior de la sala de máquinas de la Biblioteca y Museo Presidencial de John F. Kennedy se relacionó con las explosiones del maratón. Investigaciones posteriores determinaron que se trató de un incidente no relacionado con el atentado. Edward Davis, comisionado de la policía de Boston, declaró que la relación del incendio en la biblioteca JFK con las explosiones de la maratón «podría ser prematura» y «pueden no estar vinculados directamente». Responsables de la biblioteca confirmaron la extinción del fuego a los pocos minutos de declararse, sin que produjera ningún herido. La Oficina Federal de Investigaciones dirigió la investigación junto con la Agencia de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivosy el Centro Nacional Antiterrorista, el tratamiento de los atentados fue catalogado como un ataque terrorista y se nombraron dos sospechosos por el atentado. Funcionarios del gobierno de los Estados Unidos declararon que no había informes de inteligencia que indicaban que tal atentado se llevaría a cabo.

Recordando a las víctimas

Enlace directo: Atentados en julio de 2005 en Londres

Enlace directo: Atentados de Noruega de 2011

El representante Peter King, miembro del Comité de Inteligencia de la Cámara, dijo: “He mantenido dos reuniones secretas la semana pasada sobre los niveles de amenaza actual en los Estados Unidos, y no había ninguna evidencia de esto en absoluto”. Aunque en un principio no se trataron a los posibles responsables como sospechosos, varias personas que se encontraban cerca del lugar de la explosión y sus alrededores fueron detenidos e interrogados acerca de los atentados, entre ellos un hombre saudí que la policía detuvo cuando se alejaba de la explosión. La policía registró su casa en un suburbio de Boston, pero la CNN informó más tarde que no tenía conexión con el ataque. El ciudadano saudí negó cualquier relación y participación en los atentados cuando fue interrogado. Al menos uno de los dispositivos, hechos de una olla a presión, se llenó de fragmentos de metal, clavos, y rodamientos de bolas para infligir el máximo daño a las víctimas; éste se habría colocado en una mochila. Se encontró además la tapa de una olla a presión en una azotea. Los investigadores encontraron restos de una placa de circuito electrónico, posiblemente utilizado como un temporizador de la bomba. Mike McCaul, presidente del Comité de Seguridad Nacional de la Cámara, dijo que “la pólvora muy probablemente fue utilizado en los dispositivos”[1]

La Factoria Historica


[1] Tras difundir las imágenes de dos sospechosos, los mismos fueron identificados como Tamerlán Tsarnáev y Dzhojar Tsarnáev, hermanos de una familia de origen chechenoresidentes ambos en Estados Unidos desde 2003, a donde habían llegado desde su anterior residencia en Daguestán (Rusia). Dzhojar Tsarnáev, nacido en Kazajstán el 22 de julio de1993 (19 años) consiguió la nacionalidad estadounidense el 11 de septiembre de 2012. Por su parte Tamerlán Tsarnáev nació en el sur de Rusia en 1987 (26 años), estando casado con una mujer estadounidense, producto de cuya unión tenía una hija de tres años. Ambos fueron identificados después de robar en un establecimiento el 19 de abril, durante el que asesinaron de un disparo al agente de seguridad Sean Collier delMassachusetts Institute of Technology de Cambridge al tiempo que otro agente de seguridad resultaba herido. En la persecución por carretera atacaron a los policías con armas de fuego, lanzándoles asimismo un artefacto explosivo. Tamerlán Tsarnáev falleció durante el enfrentamiento con la policía que intentaba detenerle, pero su hermano, Dzhojar Tsarnáev, consiguió huir. El sospechoso fue localizado por la policía en Watertown. Finalmente, tras una aparatosa operación policial, Dzhojar Tsarnáev se entregó el20 de abril, cinco días después de los hechos. Debido a las heridas experimentadas por el sospechoso durante la persecución, fue trasladado al Beth Israel Deaconess Medical Center de Boston. El equipo encargado de interrogar al sospechoso incluyó miembros del FBI, la CIA, y el Departamento de Defensa estadounidense. Luego de una serie de investigaciones por parte de las autoridades de Watertown, se informó de que los dos hermanos poseían exactamente seis bombas de fabricación artesanal (aparte de las que se habían colocado en el lugar de los hechos), varias armas de fuego y un fusil. Los dos hermanos se enfrentaron a las autoridades, uno de ellos incluso lanzó una bomba, lo que ocasionó una gran explosión. En resumen, tres bombas explotaron, dos no fueron utilizadas y otra más se encontraba empotrada en un coche, según la versión de las autoridades locales. Las investigaciones también determinaron que los explosivos contenían pólvora, metralla y clavos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s