Coronación de Carlomagno

La obra llamada coronación de Carlomagno es una pintura del taller del artista italiano renacentista Rafael. Aunque se cree que Rafael hizo los dibujos para la composición, el fresco fue probablemente pintado por Gianfrancesco Penni o Giulio Romano. La pintura forma parte del encargo recibido por Rafael para decorar las habitaciones que hoy se conocen como Stanze di Raffaello, en el Palacio Apostólico en el Vaticano. Está ubicado en la habitación que recibió su nombre de El incendio del Borgo, la Stanza dell’incendio del Borgo. La pintura muestra cómo Carlomagno fue coronado Imperator Romanorum por el papa León III que fue pontífice de 795 a 816 en la basílica de San Pedro durante la Navidad del año 800….

Coronación de Carlomagno

Es bastante probable que el fresco se refiera al Concordato de Bolonia, acordado entre la Santa Sede y el reino de Francia el 2 de octubre de 1515, puesto que León III es de hecho un retrato de León X y Carlomagno un retrato de Francisco I. A través de ese tratado, Francisco I se comprometía a defender la Iglesia. El Papa regresó a Roma el 28 de febrero de 1516, por lo que el proyecto de la obra tuvo que ser posterior a esa fecha. La escena está compuesta en dos planos diferentes. El primer término está poblado de figuras que miran expectantes lo que ocurre en el segundo, que es la coronación. Al fondo, una pequeña ventana permite que penetre la luz en la estancia.

 

Coronación de Carlomagno

En la parte inferior, entre las dos puertas, se ha pintado una inscripción en la que se lee «CAROLVS MAGNUS RO. ECCLESIAE CLYPEVSQUE»[1]

La Factoria Historica


[1] Un fresco, palabra proveniente del italiano affresco es una pintura realizada sobre una superficie cubierta con dos capas de mortero de cal, la primera (arricio) de mayor espesor, con cal apagada, arena de río y agua, y la segunda (intonaco) más fina formada por polvo de mármol, cal apagada y agua, sobre la que se van aplicando los pigmentos, cuando todavía esta última capa está húmeda, y por jornadas (giornatas), de ahí su nombre. En este arte destaca las decoraciones de la capilla sixtina hechas por Michelangelo Buonarroti. El fresco se ejecuta en jornadas de trabajo de 8 horas, ya que la cal en un periodo de 24 horas comienza su proceso de secado y no admite más pigmentos. Por ello algunos acabados se realizaban en seco, con temple, es decir, aglutinados con cola. A esa técnica se la conoce como fresco seco.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s