Toy Story

El film llamado Toy Story es una película de animación por ordenador dirigida por John Lasseter, estrenada en 1995 y producida por Walt Disney Pictures y Pixar. Fue el primer largometraje de Pixar, además de la primera cinta animada completamente con efectos digitales en la historia del cine. Joss Whedon, Andrew Stanton, Joel Cohen y Alec Sokolow redactaron el guion, y Randy Newman compuso la banda sonora. El reparto principal estuvo integrado por Tom Hanks y Tim Allen, quienes prestaron sus voces en inglés a los personajes de Woody y Buzz, respectivamente. Para el proceso de animación, colaboraron un total de 110 empleados de Pixar, a diferencia de los 800 que trabajaron en una de las últimas producciones de Disney en aquellos años, El rey león, estrenada en 1994…

Toy Story

La historia sigue las aventuras de un grupo de juguetes vivientes, específicamente del vaquero Woody y el guardián espacial Buzz Lightyear. Si bien al principio rivalizan entre sí, conforme transcurre la trama se van volviendo amigos. Tras su estreno, Toy Story se convirtió en la cinta más taquillera de Estados Unidos y Canadá en su primer fin de semana de exhibición. En total recaudó más de 191 millones dólares en esos países mencionados, y más de 361 millones adicionales a nivel internacional. De igual manera, se hizo acreedora a críticas positivas en su gran mayoría, en las que se elogió la innovación técnica de la animación y el guion. Disney y Pixar comenzaron una franquicia inspirada en los personajes y elementos de la película, que incluye juguetes y videojuegos, entre otros productos diversos. La trama de Toy Story fue continuada en el cine con Toy Story 2 en el año 1999 y Toy Story 3 en el 2010.

Toy Story

En noviembre de 2014, Disney anuncio la realización de Toy Story 4 bajo la dirección de John Lasseter, director de la primera entrega de la saga. Está previsto que se estrene el 16 de junio de 2017…[1]

La Factoria Historica


[1] Toy Story se completó con un presupuesto de 30 millones de dólares y utilizando un equipo conformado por 110 empleados, a diferencia de una de las últimas producciones de Disney en aquellos años, El rey león (1994), que requirió un presupuesto de 45 millones de dólares y un personal de 800 personas. El director habló sobre los desafíos que implicó la animación por ordenador en la película: «Tuvimos que hacer que todas las cosas lucieran más orgánicas. Cada hoja de césped tuvo que ser creada desde cero. Asimismo, nos dimos a la tarea de darle a ese universo un sentido de realismo. Por lo tanto, las puertas se hallan golpeadas y los pisos lucen desgastados». La película comenzó a partir de una serie de guiones gráficos animados, los cuales sirvieron de guía para los animadores que se dedicaban a desarrollar cada personaje. Respecto a cifras, un total de 27 animadores trabajaron en la producción de Toy Story, usando hasta 400 modelos computacionales con los que lograron animar a los personajes; cada uno de estos últimos primeramente fue modelado en arcilla, o en su defecto creado a partir de un diagrama computarizado, antes de que se concretara el diseño animado final. Una vez que los empleados tenían el modelo listo, la siguiente tarea consistió en codificar los controles de articulación y movimiento, que, en su conjunto, garantizaron el movimiento de cada personaje en una amplia variedad de formas, tales como hablar, caminar o saltar. De toda la galería de personajes, Woody resultó ser el más complejo, pues requirió hasta 723 controles de movimiento, incluyendo 212 para su rostro y 58 adicionales para su boca. Para sincronizar las voces de los actores con las bocas de los personajes, los animadores pasaron una semana concretando los detalles de las bocas y las expresiones de cada personaje. Tras esto, la siguiente etapa consistió en compilar todas las escenas y desarrollar un nuevo guion gráfico, esta vez incorporando a los personajes ya animados por ordenador. En este mismo proceso, se añadieron el sombreado, los juegos de luces y otros efectos visuales que se pueden observar en la película, para finalmente utilizar 300 procesadores computacionales con el objetivo de darle el diseño final a Toy Story. Durante la etapa de posproducción, se envió el metraje final a Skywalker Sound, donde se mezclaron los efectos de sonido con la banda sonora. Así, en total se dedicaron 800.000 horas máquina y 114.240 fotogramas animados, cada uno requiriendo de dos a quince horas en promedio para su culminación.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s