Charlie Hebdo

En 1960, Georges Bernier, alias professeur Choron, y François Cavanna lanzaron una revista mensual que se llamaba Hara-Kiri, «journal bête et méchant». Choron era el director de la publicación. Cavanna, redactor jefe, reunió progresivamente un equipo que constituido por Topor, Fred,Reiser, Wolinski, Gébé, y Cabu. Prohibida su publicación desde 1961, reapareció para ser prohibida de nuevo en 1966. Reapareció de nuevo seis meses más tarde. Cuando reapareció, algunos colaboradores como Gébé, Cabu, Topor y Fred no retornaron a la publicación. Pero se añadieron al grupo otros como Delfeil de Ton, Fournier y Willem. En 1969, el equipo, dirigido por Cavanna, decidió hacer una publicación semanal, continuando con la mensual. Volvieron a colaborar en ella Gébé y Cabu. En febrero de 1969, se lanzó Hara-kiri-hebdo, que se le nombrará más tarde L’hebdo Hara-kiri en mayo de 1969…

Charlie Hebdo

El 1 de noviembre de 1970, murieron 146 personas en una discoteca del sureste de Francia, y menos de diez días después, falleció el ex Jefe de Estado Charles de Gaulle, en su residencia de Colombey-les-Deux-Églises. El 16 de noviembre, la portada del semanario, sobria y sin dibujos, hacía referencia oblicua e irónica a estos dos acontecimientos nacionales: «Baile trágico en Colombey – un muerto». La publicación de L’hebdo Hara-kirifue prohibida por el ministro del Interior, Raymond Marcellin. Ignorando la prohibición, el equipo decidió que la revista debía seguir publicándose por lo que se cambió el título a Charlie Hebdo (hebdomadaire, en francés, significa semanal o semanario). Este nuevo apelativo venía de la publicación mensual Charlie Mensuel, que Georges Bernier y Delfeil de Ton habían lanzado en 1969.

Revista de humor o insulto

Charlie debía su nombre a Peanuts: Delfeil de Ton fue el redactor jefe durante un año de Charlie Mensuel y allí publicaba, introduciéndola en Francia, la tira de Charles M. Schulz. Charlie era la versión francesa de un mensual italiano Linus (del nombre de un personaje de Peanuts), que publicaba series americanas clásicas y cómics contemporáneos. Es en referencia a Charlie Brown, héroe de Peanuts, que la publicación mensual francesa, «llena de humor y de cómic» fue nombrada Charlie. La mayoría de series anglosajonas eran traducidas por Cavanna a partir de las traducciones italianas de Linus. En las elecciones presidenciales de 1974 Charlie Hebdo llamó a la abstención. Charlie Hebdo seguiría publicándose con este título y no volverá a tomar ninguna de las apelaciones iniciales Hara-kiri hebdo o l’hebdo Hara-kiri. El director de la publicación era Georges Bernier y el redactor jefe era Cavanna. En los años recientes todo el equipo se ocupó de la redacción y Cavanna fue nombrado «Ángel de la guardia». En diciembre de 1981, la publicación fue suspendida debido a la falta de lectores fieles. No tenía subvenciones de publicidad y el número de abonados era muy reducido. Antes de desaparecer, lanzaron una broma: el diario Charlie Matin que se publicó sólo tres días seguidos. El nuevo nacimiento de Charlie Hebdo vino dado por la dimisión de Philippe Val y Cabu de La Grosse Bertha después de ciertas diferencias con el director de la publicaciónJean-Cyrille Godefroy y su deseo de tener su propio semanario. A lo largo de una comida-reunión, en la búsqueda de un título, Wolinski lanzó «y por qué no Charlie Hebdo, el título está libre!» La proposición fue inmediatamente aceptada. Philippe Val, Gébé, Cabu y Renaud reunieron el dinero para financiar el primer número. Se creó una sociedad accionista. Ellos se quedaron con aproximadamente el 80 % lo que los convertía prácticamente en propietarios de la publicación y aseguraba su independencia.

Los atentados han servido para abrir el debate de los límites de la libertad de expresión

Fue así como Charlie Hebdo nació en julio de 1992. En su lanzamiento se beneficiaba del prestigio de Charlie Hebdo histórico, además, teniendo en cuenta que en la nueva etapa estaban las firmas de las estrellas de los años ’70: Cavanna, Delfeil de Ton, Siné, Gébé, Willem, Wolinski, Cabu. Por si esto no fuera poco, el maquetado era idéntico. Se presenta también a Charb, Oncle Bernard, Renaud, Luz y Tignous. Fue presentada y acogida no como un nuevo semanario sino como la continuación o la reaparición de la publicación. Se dice que se vendieron 100 000 números del primer ejemplar, un gran éxito. En la portada, la leyenda titulaba «URBA, Chômage, Hémophiles, Superphénix» y se veía en la parte de abajo a François Mitterrand que decía «Et Charlie Hebdo qui revient! (y Charlie Hebdo que vuelve)»El «professeur Choron», al que no le habían propuesto un puesto que el considerara aceptable, intentó por su parte de relanzar simultáneamente Hara-Kiri, donde trabajaban también Vuillemin, pero su aparición fue breve. Después lanzó La Mouise, vendido por los vagabundos que obtenían ciertos beneficios, iniciativa aclamada por Cavanna. En el nuevo Charlie Hebdo, Philippe Val, Gébé y Cabu retuvieron todas las responsabilidades. Philippe Val fue el director de redacción y, Gébé, el responsable artístico. Con Philippe Val, la publicación dirige algunos combates recordando la línea contestataria de la extrema derecha. Es aquí que se diferencia con el antiguo Charlie Hebdo sin una clara línea política, nada más que el talento individual reconocido de sus colaboradores, redactores y dibujantes -humor corrosivo, respuesta eficaz- y la estabilidad del equipo que reforzaba todavía más. El Charlie Hebdo actual no reivindica ni esta continuidad ni esta estabilidad. Varios colaboradores abandonaron la publicación. Los métodos del nuevo director de redacción del periódico fueron respondidos en el mismo seno de la redacción, dándose el caso de varias oposiciones por día o incluso dimisiones como las de Philippe Corcuff, Olivier Cyran y Lefred-Thouron, entre otros, además de despidos, por ejemplo el actual colaborador de Le Monde diplomatique, Mona Chollet, al final de los años ’90 y el sonado despido del veterano dibujante Siné en el verano de 2008. La revista se edita los miércoles y publica varios suplementos con una frecuencia variable. En la noche del 1 al 2 de noviembre de 2011, Charlie Hebdo fue atacado por presuntos islamistas radicales con un cóctel Molotov. Una semana más tarde, el periódico satírico publicó en portada una viñeta en la que un musulmán y un dibujante de Charlie Hebdo se besaban en la boca, con la leyenda «El amor es más fuerte que el odio». La publicación ha sido considerada de extrema izquierda francesa por la BBC.

“Yo soy Charlie”

En la mañana del 7 de enero de 2015 dos hombres encapuchados y vestidos de negro, portando fusiles automáticos Kalashnikov, irrumpieron en la sede de Charlie Hebdo en París (10 rue Nicolas Appert) y mataron a doce personas, dos de ellas policías, e hirieron de gravedad a otras cuatro. La organización terrorista Al-Qaeda en la Península Arábiga se adjudicó el ataque contra el semanario satírico francés Charlie Hebdo en París «como venganza por el honor» del profeta Mahoma, fundador del islam[1]

La Factoria Historica


[1] Hara-Kiri fue creada con la iniciativa de François Cavanna y del professeur Choron entre otros. Esta publicación satírica de tendencia cínica, a veces libertina, se benefició de un discreto apoyo televisivo por parte del director Jean-Christophe Averty (en la emisión de Les raisins verts) y conoció un éxito relativamente importante en Francia, con una historia rica en publicidad radiofónica provocadora («si no lo puede comprar, róbelo») y entrecortado con algunas prohibiciones. La revista al principio se vendió por la calle para posteriormente aterrizar en los kioscos al término de ese mismo año. Una carta furiosa llegó un día a los lectores, que dice esencialmente: «son tontos. Y no solo son tontos, sino también son malos». El subtítulo de la revista se adoptó inmediatamente: «Hara-Kiri, revista tonta y mala». En cada número, el professeur Choron (la sede esta en la calle Choron 4) propondrá el juego tonto y malo del mes. Fue prohibida dos veces, en 1961 y en 1966. En febrero de 1969, Hara-Kiri crea, sin suprimir la revista mensual, un semanal al que llama Hara-Kiri Hebdo. Cavanna indica en su editorial que el objetivo es tratar mejor la actualidad y que la publicación debería llamarse Vite fait, vite lu (hecha rápido, leída rápido) o Hara-Kiri vite fait (Hara-Kiri rápido hecha). La publicación se vende en los kioscos (y algunas veces por la calle, en el boulevard Saint Michel para vender los números prohibidos en kiosco bien en 1969 como en 1970) por un franco, precio modesto que contribuyó a su éxito. Este primer número prohibido muestra al ya famoso hombrecito Wolinski partirse de risa mientras cita diversos temas, entre los que se encuentra los «colgados de Bagdad». En mayo de 1969 la revista cambia de nombre para convertirse en L’hebdo Hara-Kiri.

Un comentario en “Charlie Hebdo

  1. Yo no soy Charlie porque aunque creo en la libertad de expresión también creo en el repeto a las crencias de cualquier confesión.gracias por la información sobre la revista

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s