George MacDonald

George MacDonald nació un 10 de diciembre del 1824 en una casa de la calle Bogie, en la actualidad calle Duke, en el centro de Huntly, pero a los dos años se trasladó con su familia a una casa algo apartada, en la ribera del río, llamada The Farm, en la cual pasaría su infancia. MacDonald creció en su iglesia congregacional, en una atmósfera calvinista, pero nunca se sintió cómodo con algunos aspectos de tal doctrina. De hecho, una leyenda cuenta que cuando se le explicó por primera vez la doctrina de la predestinación, se echó a llorar (aunque aseguró que él fue uno de los elegidos). Algunas novelas que escribió más tarde, como Robert Falconer y Lilith, muestran una aversión a la idea de que el amor electivo de Dios se limita a unos y es negado a otros. Estudió en la Universidad de Aberdeen, y luegó se fue a Londres a estudiar en el Highbury College del ministerio congregacional. En 1850 fue investido pastor de la la Iglesia Congregacional de la Trinidad de Arundel, pero sus sermones, que predicaban sobre el amor universal de Dios y la posibilidad de que nadie pudiera, en última instancia, dejar de unirse con Dios, no fueron bien recibidos, por lo que se le redujo su sueldo a la mitad…

George MacDonald

Posteriormente, ejerció el oficio ministerial en Manchester, pero lo dejó por razones de salud. Tras una corta estancia en Argel se instaló en Londres y enseñó durante algún tiempo en la Universidad de Londres. MacDonald también fue editor por un tiempo de Good Words for the Young, y dio conferencias en los Estados Unidos durante entre 1872 y 1873. Sus obras literarias más conocidas son Phantastes (Fantastes), The princess and The Goblin, At the Back of the North Wind, y Lilith, todas novelas fantásticas, y cuentos de hadas como The Light Princess (La princesa ligera), The Golden Key, y The Lost Princess. “Escribo, no para niños,” señaló en una oportunidad, “sino para los que son como niños, así tengan cinco, cincuenta y setenta y cinco años.

George MacDonald

MacDonald también publicó algunos volúmenes de sus sermones como pastor. Fue uno de los mentores de Lewis Carroll, seudónimo del reverendo Charles Lutwidge Dodgson; fue por consejo de MacDonald, y la entusiasta recepción que tuvo Alicia en el País de las Maravillas entre los hijos de MacDonald, lo que convenció a Carroll a publicar Alicia. Carroll, uno de los más reputados fotógrafos victorianos, también realizó retratos de varios de los hijos de MacDonald. MacDonald estaba familiarizado con la mayoría de las figuras literarias de la época; un álbum fotográfico lo muestra con Alfred Tennyson, Charles Dickens, Wilkie Collins, Anthony Trollope,John Ruskin, George Henry Lewes, y William Makepeace Thackeray. En los Estados Unidos mantuvo amistad con Henry Wadsworth Longfellow y Walt Whitman. En 1900 se mudó a St George’s Wood, Haslemere, a una casa diseñada por su hijo Robert Falconer MacDonald y construida por su hijo mayor, Greville MacDonald. Murió el 18 de septiembre de 1905 en Ashtead (Surrey). Fue cremado, y sus restos descansan en Bordighera. El uso de la fantasía en las obras de MacDonald como un médium literario para explorar la condición humana influenció enormemente a una generación de autores como C. S. Lewis que lo destacó como un personaje en su obra El gran divorcio, J. R. R. Tolkien, y Madeleine L’Engle. Las novelas no fantásticas de MacDonald, como Alec Forbes, también fueron influyentes; estuvieron entre las primeras novelas realistas de Escocia, y, como tal, MacDonald ha sido reconocido por ser uno de los fundadores de la “escuela kailyard” de la escritura escocesa. Su hijo Greville se convirtió en un destacado médico que también escribió varios cuentos infantiles. Greville se aseguró de que varias ediciones nuevas de las obras de su padre fueran publicadas.

Los hijos de George MacDonald

Otro hijo suyo, Ronald MacDonald, también fue novelista. El hijo de Ronald, Philip MacDonald, nieto de George, fue un conocido guionista de Hollywood[1]

La Factoria Historica


[1] La historia familiar de George MacDonald hay que remontarla al clan de los MacDonald, una de las tribus escocesas más importantes de la Edad Media y Moderna. El clan MacDonald fue aniquilado por el clan Campbell en Glencoe en febrero de 1692, pero algunos integrantes pudieron escapar con vida. Entre ellos estaba uno llamado Ronald, que tuvo un nieto que participó como gaitero en la batalla de Culloden, donde fueron derrotados los escoceses por los ingleses. En la altura de la batalla de Culloden, el gaiteiro tuvo un hijo y con él se fue a vivir, en situación de miseria, a la villa de Huntly, en oeste de Escocia. El gaitero fue el bisabuelo de George MacDonald. Su abuelo, Charles Edward MacDonald fue un emprendedor: montó una blanqueadora de hilo y luego se dedicó a los servicios bancarios. Tuvo diez hijos, de los que el segundo, George, el padre del escritor, se hizo cargo de una pequeña explotación agraria. Era una familia de grandes convicciones religiosas, seguidores de dos distintas iglesias locales. George MacDonald padre se casó dos veces, y en los dos casos con hijas de reverendos de la Iglesia Libre de Escocia: de la primera, Helen MacKay, que fallecería de tuberculosis, nacerían seis hijos (entre ellos George); de la segunda, tres hijas.

Un comentario en “George MacDonald

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s