Silvio Berlusconi

Silvio Berlusconi que nació en Mián el 29 de septiembre del 1936 es originario de una familia de clase media milanesa, fue el primer hijo de los fallecidos Luigi Berlusconi Lutesta y Rosa Bossi, siendo sus hermanos menores Paolo Berlusconi y Maria Antonietta Francesca Berlusconi. Después de completar su educación secundaria en un colegio salesiano, estudió Derecho en la Universidad de Milán y se graduó cum laude con una tesis sobre los aspectos jurídicos de la publicidad en 1961. Por ser el primogénito en su familia, Berlusconi no estuvo obligado a prestar el servicio militar en el ejército italiano, el cual era obligatorio entonces. En 1965 se casó con Carla Elvira Dall’Oglio, con quien tuvo dos hijos: Marina Elvira, más conocida como Marina, y Pier Silvio. De su primera mujer se divorció en 1985, y en 1990 entabló una relación con la actriz Veronica Lario, con quien tuvo tres hijos: Barbara, Eleonora y Luigi. Se casó en 1990 con Lario, siendo en ese momento un conocido empresario y su boda, un notable acontecimiento social. A finales de abril de 2009, Veronica Lario emprendió los trámites de divorcio después de que la pareja hubiera protagonizado algunas sonoras disputas, prensa mediante, durante el último año….

Silvio Berlusconi

En diciembre de 2012 en un programa televisivo habló de Francesca Pascale, su siguiente pareja mucho más joven que él, con la que en marzo de 2014 comenzaron a circular rumores de casamiento. En marzo de 1981 se encuentra una lista con los integrantes de la irregular logia masónica Propaganda Due donde aparece su nombre. En 1974 fundó el canal de televisión local Telemilano y cuatro años después Canale 5, esta vez de ámbito nacional. Fue el primero en desarrollar una red de canales televisivos de carácter nacional y puso fin al monopolio de la televisión pública italiana y consiguió superarla en audiencia con una parrilla centrada en concursos y programas de distracción. En la temporada 1983-1984 adquirió Italia 1 y Rete 4 lo que dio vida al duopólio televisivo Rai-Fininvest, autorizado por una ley de 1990.

Silvio Berlusconi

En 1985 fundó La Cinq, la primera cadena privada gratuita de Francia, que quebró por falta de audiencia, y adquirió acciones de los canales franceses Chain y Cinema 5. En 2002, el grupo Mediaset compró Telecinco por 276 millones de euros. Posee la mayor empresa italiana de publicidad y compró la productora Endemol, que vende formatos de programas que luego se adaptan a cada país. Durante su gobierno cambió la ley que lo obligaba a dar las frecuencias de su canal Rete 4 al nuevo canal Europa 7. Su imperio se extiende también al terreno de la prensa escrita. En 1976 compró participaciones de”Il Giornale”. Al final de su carrera como empresario mediático, en 1990, obtuvo la presidencia del grupo Mondadori, editor del periódico “La Repubblica” y de los semanarios “L’Espresso”, “Epoca”, y “Panorama” en aquel momento. Más tarde, adquirió la cadena de tiendas de vídeo Blockbuster, portales de acceso a Internet y una participación en Olivetti. Así, el grupo Mondadori controla actualmente un tercio del sector editorial en Italia. Para aunar los varios sectores de la comunicación que poseía (televisión, prensa, edición, internet, publicidad), creó el conglomerado Fininvest, que ahora se llama Mediaset. Según la revista Forbes, en 2011 es la persona más adinerada de Italia, con una fortuna de 7.8 mil millones de dólares. Tras una inicial vinculación al Partido Socialista de Bettini Craxi, el desarrollo del proceso de “Tangentopoli” o “Manos Limpias” por el que se comenzó a combatir la corrupción institucional generalizada en Italia, construyó el movimiento Forza Italia con el que obtuvo el poder en las elecciones de 1994 en coalición con otros partidos, perdiéndolo en 1995 por el abandono de la coalición por parte de la Lega Nord de Umberto Bossi. Ha sido acusado en repetidas ocasiones de conexiones con la Mafia, y algunos de sus colaboradores más cercanos, como Cesare Previti, han sido condenados en firme por corrupción de la Justicia.

De izq. a der.: Jacques Chirac, George W. Bush, Silvio Berlusconi y Tony Blair en la cumbre del G8 en Évian, Francia (2/06/2003)

Berlusconi volvió a ser Primer Ministro italiano, desde mayo del 2001 hasta el mes de mayo de 2006 con dos gobiernos seguidos. En 2006 ganó las elecciones la coalición de centro-izquierda. Tras una agria polémica post-electoral, el 2 de mayo del 2006 dimitió de su cargo y fue relevado por Romano Prodi Mientras gobernó, controlaba indirectamente los tres canales de la RAI, y directamente los tres canales de Mediaset, es decir, el 100% de la televisión terrestre y el 90% del total. Uno de sus primeros actos de gobierno fue despedir a periodistas y comediantes incómodos como Biagi, Santoro y Luttazi. Se suele criticar a los periodistas que, no sólo no se rebelaron contra ello, sino que parecieron dar su asentimiento al descabello. En efecto, no hay sino mirar los periódicos del día después del “Edicto de Sofia”. Por otro lado es un miedo si no justificable, sí comprensible, ya que se trataba de sus trabajadores, por cuanto una gran parte de la prensa escrita es también de su propiedad. En España controla indirectamente el 50,13% de Telecinco. El 18 de noviembre de 2007 anuncia la disolución de su histórico partido Forza  Italia y el nacimiento del “Popolo della Libertà” (unión de varios partidos) con el que, en coalición con la Lega Nord y el Movimiento por l’Autonomia, ganó nuevamente las elecciones, frente a Walter Veltroni, ex alcalde de Roma líder del Partido Democrático que estaba en coalición con la Italia de los Valores, llevando a la coalición a una clara victoria ya que obtiene mayoría relativa en el país y, por efecto de la ley electoral, absoluta en ambas cámaras. En la Cámara de los Diputados la coalición de Silvio Berlusconi obtuvo un 46,8% de los sufragios frente al 37,5% de la coalición de Veltroni y al 5,62% del UDC. Por su parte, en el Senado de la República  la diferencia fue igual de amplia: un 47,32% frente a un 38,01% de la coalición de centro izquierda y a un 5,70% del UDC, único partido no coaligado que obtuvo escaños.

Silvio y Merkel

Debido a las indicaciones de los partidos, el presidente Napolitano eligió a Berlusconi como Presidente del Consejo de Ministros de Italia, cargo que cubre por tercera vez. En sus primeras declaraciones, el presidente ha tendido la mano al partido de Veltroni y ha asegurado agotar los 5 años de legislatura gracias a la gran confianza que le han otorgado sus compatriotas italianos. Berlusconi a apoyado la guerra contra el terrorismo enviando tropas a la guerra de Afganistán a la guerra de Irak y enviando aviones de combate para derrocar y finalmente asesinar junto a la OTAN al ex líder libio Muamar al Gadafi en la intervención militar de Libia en 2011. El 24 de junio del 2013 fue condenado en primer grado a 7 años de prisión e inhabilitación perpetua para ejercer cargos públicos por constricción a la prostitución de menores y abuso de la autoridad en el Proceso Ruby. Pocas semanas después, el 1 de agosto del 2013, la Corte Suprema de Casación, corte de última instancia, lo condenó en forma definitiva a 4 años de prisión por fraude fiscal en el Proceso Mediaset. Tres de estos años están cancelados por un indulto del gobierno de Romano Prodi aprobado en Parlamento en el 2006, restando un solo año de pena. Por éste deberá asistir a un centro de cuidado de ancianos de la localidad de Cesare Boscone  una vez por semana durante cuatro horas durante un año. A pesar de no tener que cumplir arresto domiciliario, durante este tiempo Berlusconi tendrá limitaciones en su libertad ya que no podrá abandonar Lomabrdía  aunque podrá viajar a Roma de martes a jueves debiendo regresar a la residencia de Arcore  antes de las 23 horas del jueves. La polémica ha marcado notablemente sus gobiernos. El revuelo levantado por la ley Alfano es un notable ejemplo. Esta ley establece que los cuatro mayores dirigentes del Estado, el presidente de la República, el primer ministro y los presidentes de la Cámara de Diputados y el Senado, no pueden ser juzgados por ningún delito no relacionado con su cargo mientras permanezcan en el gobierno. Asimismo, ha sido acusado en varias ocasiones de mantener tratos con la mafia calabres en la región de Ndràngheta. Para el escritor Paul Ginsborg autor del libro Silvio Berlusconi; televisión, poder y patrimonio, la combinación de populismo antidemocrático y poder mediático de Berlusconi le convierte en una gran amenaza para la democracia. En el libro, que es una biografía que incluye sus primeras andanzas como empresario y playboy hasta la creación de su imperio empresarial Mediaset y el posterior ascenso a la presidencia del Consejo de Ministros de Italia, analiza las relaciones de carácter comercial, los intereses económicos y los procesos judiciales del presidente de Italia pero sin dejar de exponer la caracterización de la sociedad italiana que ha aupado y permitido el triunfo de una figura como la de Berlusconi. En la noche del 13 de diciembre de 2009, Silvio Berlusconi fue atacado por Massimo Tartaglia, un paciente psiquiátrico de 42 años, a la salida de un mitin político en Milán, y resultó herido en el rostro. El primer ministro italiano fue agredido en la calle al terminar un acto de la coalición gobernante Pueblo de la Libertad (Pdl), realizado en el marco de la campaña para las elecciones regionales de marzo. Cuando se detuvo a firmar autógrafos en la plaza de la Catedral de la ciudad, recibió el impacto de una estatuilla de plástico y yeso en miniatura de la catedral de Milán, que lo golpeó en la boca y en el rostro, y le provocó heridas sangrantes en nariz y boca. El ministro de defensa italiano, Ignazio La Russa, quien se encontraba junto al premier cuando fue atacado, declaró que el agresor “parecía tener algo en la mano” y que fue “detenido inmediatamente“.

Firma de Silvio Berlusconi

La Russa explicó que la policía arrestó en seguida al agresor y lo sustrajo de un seguro linchamiento: “Si no hubiera estado la policía, del agresor sólo habría quedado pedacitos”. Berlusconi fue llevado al hospital San Raffaele donde permaneció internado en observación durante 24 horas. “Se veía al presidente conmocionado pero reaccionó con su temperamento habitual“, declaró el director de comunicación del centro asistencial quien señaló que Berlusconi había sufrido “contusiones importantes en el rostro, con heridas interna y externa en el labio superior y dos dientes fracturados“; la radiografía de Il Cavaliere también mostró una pequeña fractura en la nariz. Tartaglia, el agresor, fue inculpado de “provocar lesiones con el agravante de premeditación” por haber atacado al premier con una réplica en miniatura del Duomo di Milán, un souvenir con zócalo de metal que los turistas suelen comprar. El día 12 de Noviembre del 2011, Silvio Berlusconi presenta su dimisión al ser aprobada la Ley de Presupuestos de 2012 que incluía las reformas económicas exigidas por la Unión Europea. El primer ministro ya había adelantado que renunciaría tras ser aprobado este texto. Mientras tanto, asume provisionalmente la jefatura de Gobierno el senador vitalicio Mario Monti, quien fue nombrado de improviso por Giorgio Napolitano para institucionalizar su figura, blindarla y proyectarla hacia la jefatura del Gobierno…[1]

La Factoria Historica


[1] Accionista es aquella persona natural o jurídica que es propietaria de acciones de los distintos tipos de sociedades anónimas o comanditarias que pueden existir en el marco jurídico de cada país. El accionista es un socio capitalista que participa de la gestión de la sociedad en la misma medida en que aporta capital a la misma. Por lo tanto, dentro de la sociedad tiene más votos quien más acciones posee. Tratándose de una sociedad anónima, puede existir un gran número de accionistas que no participan necesariamente en la gestión de la empresa, y cuyo interés es únicamente recibir una retribución en dividendo a cambio de su inversión. Sin embargo, dichos accionistas sí están interesados en conocer su desarrollo. En este caso es la información contable la que les permite lograr dichos propósitos. El accionista, por otro lado, es también un inversor, dado que aporta un capital con vistas a obtener un dividendo. Su inversión se dice que es en renta variable, dado que no existe un contrato mediante el cual el accionista vaya a percibir unas cuotas fijas en contraprestación a su inversión. Su retribución es a través de dos vías: Dividiendo y el aumento del precio de la sociedad. Esto se produce por la buena marcha de la misma y su capacidad de generar beneficios futuros, así como por el incremento de los activos a través de beneficios pasados..

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s