Incursiones piratas

En el año 1521 se registró la primera gran acción pirata, cuando a la altura de las islas Azores, Jean Florin, capturó el tesoro que había enviado Hernán Cortés desde México, el tesoro del tlatoani azteca Moctezuma II.

  Incursiones piratas

A lo largo de todo el siglo XIV las guerras de España contra Francia y luego contra Inglaterra, acabaron siendo reflejadas también en los mares americanos, con la presencia constante de corsarios. De hecho, la piratería y el corsarismo de esta época fueron para los ingleses y franceses una vía de ennoblecimiento, como la conquista lo había sido para los españoles.
Las principales poblaciones del Caribe, que eran además los puertos desde dónde salían las flotas cargadas de plata, fueron víctimas de ataques y asaltos constantes lo que llevó de manera forzosa a la corona española a fortificar sus posesiones. Ademñas de obligarla a regular el transporte de los metales preciosos por medio de la creación del sistema de galeones y flotas, en el año 1561. Durante éstos años encontramos los primeros nombres de aquellos que aterrorizaron la zona, nombres como François le Clerc (el primer Pata de Palo), Jacques Sore, Martín Cote, John Hawkins, Francis Drake, Thomas Cavendish o el conde de Cumberland.

Piratas saqueo
Si bien los corsarios holandeses incursionaban en América desde fines del siglo XVI, su época de oro fue entre 1621 (fin de la Tregua de los Doce Años) y 1648 (Paz de Westfalia). Los holandeses pudieron realizar y desarrollar sus acciones gracias al apoyo de la casa real de Orange, quien atorgó varias patentes de corso, así como al de la Compañía de las Indias Occidentales, que entregó apoyo económico y logístico.
Entre 1622 y 1636, los holandeses capturaron 547 embarcaciones enemigas. Esta enorme empresa se llevó a cabo con 800 barcos de guerra y 67 mil marinos y soldados. El sueño de todo pirata -capturar la flota de la plata- lo consiguió Piet Heyn en el año 1628. Los beneficios obtenidos de esta proeza sirvieron para organizar la gigantesca armada de 61 buques y 7 mil 300 hombres con la que los holandeses se apoderaron de Pernambuco en 1630, creando la colonia de Nueva Holanda.

Capture-of-Blackbeard
Desde la segunda mitad del siglo XVII, corsarios y filibusteros, especialmente ingleses, ocuparon algunas islas del mar Caribe y España tuvo que lamentar las primeras pérdidas territoriales. Probablemente una de las acciones más importantes de ésta época y que tuvo una fuerte repercusión, fue la toma y posterior destrucción de Panamá en el año 1671. Por otra parte, islas cómo Jamaica, Haití, la famosa Isla de la Tortuga, se convirtieron en bases de apoyo para futuros ataques así como zonas dónde empezó a florecer el contrabando.
En esta fase la colaboración de filibusteros como Henry Morgan, Edward Mansvelt, François Granmont o Lorencillo resultó fundamental para los propósitos coloniales de los principales estados europeos.
El ocaso de la pirateria empezó en 1713, con el Tratado de Utrecht, en el cual se permitió a Inglaterra la participación directa en el comercio con ultramar y sentó las bases de la ulterior hegemonía británica. Inglaterra se transformó en enemiga de la piratería, al haber conseguido unas colonias prósperas en América, y lanzó contra ella a su flota, secundada por Francia y España. Los piratas fueron cazados en el mar uno a uno, al no poder contar con bases de aprovisionamiento, desapareciendo de los mares americanos durante la segunda década del siglo XVIII.

La Factoria Historica

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s