La Escuela Moderna de Francesc Ferrer i Guardia y su repercusión internacional

Francesc Ferrer y Guàrdia nació el 14 de Enero de 1859 en Alella (Maresme). Su familia eran campesinos acomodados, propietarios del Mas Boter. Su familia además era católica y monárquica. A Ferrer i Guàrdia lo hicieron estudiar en el colegio municipal de Alella y, más tarde en Teiá. Como consecuencia de la influencia clerical dentro de la familia , Ferrer i Guárdia y su hermano Josep, se sublevaron.

La Escuela Moderna de Francesc Ferrer i Guardia y su repercusión internacional

ferrer16

A los 14 años se traslada a Sant Martí de Provençals, cerca de Barcelona. En Sant Martí, se puso a trabajar en la tienda de un negociante de harina.
Más tarde, un republicano importante lo hizo entrar en la Companyia Ferroviària, donde trabajó como revisor.
Es en estos momentos empieza a contactar con republicanos exiliados, provocando así que Ferrer y Guàrdia se comprometiera políticamente en conspiraciones y llamado al orden i represaliado por la Companyia Ferroviaria.
Después del fracaso del general Villacampa, la represión contra los adeptos del republicano Ruiz Zorrilla tocó de lleno a Ferrer y Guàrdia, quien emprendió el camino hacia el exilio, donde concretamente le llevó hacia París.
En París, las cosas no le fueron nada fáciles. Trabajó en una empresa de de importación de vinos y fue gerente de un restaurante en el Barrio Latino. Además su militancia política lo condujo a ser secretario de Ruiz Zorrilla.
En 1890 el padre de Ferrer y Guàrdia muere y para ir a su entierro, Ferrer tiene que cruzar la frontera clandestinamente.
A su vuelta a París se afilió al Gran Oriente de Francia (grupo relacionado con la masonería), además empezó a dar clases de español.
Hacia 1893 se separa de su mujer, la cual, en desacuerdo por el hecho de que Francesc custodiaba sus dos hijas mayores, lo intentó asesinar el 12 de Junio de 1894. Ferrer y Guàrdia no puso denuncia y, por primera vez se convierte en un hombre polémico.
De 1895 hasta 1898 continuó con su trabajo de docente en el Liceo Condorcet y en la Asociación Filotécnica de París.
Hacia 1894, conoce a Ernestina Maunié, la cual muere en 1901 (poco después de la muerte de la madre de Francesc Ferrer y Guárdia). Ernestina le deja sus bienes , para que Ferrer y Guàrdia lo invierta en la creación de nuevas escuelas.
Durante estos últimos años en Francia, Ferrer y Guàrdia se relaciona con Malato, los belgas Verharen, Maeterlinck y Rosny el Grande, con el inglés William Heaford, el profesor de mecánica física de la Sorbona, Paul Painlevé, Laisant, Descaves, también con los periodistas como Naquet y Charles Albert, también con personas vinculadas al movimiento libertario como Jean Grave o políticos como Jean Jaurès.
En muchas ocasiones los enemigos de Ferrer y Guàrdia lo intentaron implicar en diferentes acciones terroristas, empezando por la del italiano Angiolillo contra Cánovas; aún así no parece que el campo de acción del fundador de la Escuela Moderna fuese nunca la nombrada “acción individual”.
A principios de siglo, Barcelona es una ciudad en plena expansión industrial, con un movimiento obrero que se está organizando dificultosamente.
Ferrer y Guàrdia vuelve con la idea de crear escuelas “racionales y científicas”. Durante el Agosto de 1901 se inaugura en la calle Bailén la primera Escuela Moderna. Al mismo tiempo, Ferrer y Guàrdia publica el “Boletín de la Escuela Moderna”.Boletín-de-Escuela-Moderna
Su hija Sol definía la educación que dispensaba en estos términos:
“la educación de la Escuela Moderna no será una fe, sino una confianza en el porvenir fundada en sólidos conocimientos”.
Ferrer y Guàrdia implanta la coeducación de sexos y la “coeducación de clases”. Además patrocina y dirige “La Huelga General”, un diario anarquista.
Muchos masones fueron patrocinadores del proyecto de la Escuela Moderna. Uno de los más importantes fue Anselmo Lorenzo, tipógrafo de profesión, el cual se encargó de la edición del “Bulletí” de la Escuela Moderna y del periódico “La Huelga General”.
La crisis política y social que hace años se va desarrollando en el Estado Español de la época de la Restauración, encuentra su más alta expresión en los sucesos de la “Setmana Tràgica” de Barcelona. Los hechos empiezan el 26 de Julio de 1909 como una huelga general organizada para protestar contra el envío de obreros en edad militar hacia Marruecos para combatir.
En 24 horas la huelga se convierte en una virulenta revuelta anticlerical, donde se quemaron iglesias, conventos y donde se mataron algunos capellanes.
A menor escala, los sucesos se fueron repitiendo en toda la provincia de Barcelona y en diferentes lugares de las provincias de Girona y Tarragona.
El nombre de Francesc Ferrer y Guàrdia está ligado en este suceso popular y en su represión.
Ferrer y Guàrdia fue una de las víctimas más significativas; aún así Ferrer y Guàrdia no tuvo una participación muy destacada ni dirigente en esta insurrección.
Ni la Cataluña ni la España conservadoras quisieron tolerar ni perdonar esta revuelta popular. La represión fue muy dura e incluso indiscriminada debido a que hubo encarcelamientos, deportaciones, condenas fuertes y algunas ejecuciones ejemplares y simbólicas.
Por lo que hace el caso de Ferrer y Guàrdia (uno de los encarcelados y ejecutados) los sucesos se precipitan. En Cataluña hay una auténtica cacería de todo lo que es revolucionario.
La manca de pruebas sobre el papel efectivo de Ferrer y Guàrdia en los sucesos de la Setmana Tràgica, explica el tono irado del alegato de su defensor, el capitán d’Enginyers, Frances Galzeran Ferrer.
El 13 de Octubre de 1909 Francesc Ferrer y Guàrdia es ejecutado en Montjuic.

Manifestación-en-Bruselas

Obra :

Francesc Ferrer y Guàrdia fue uno de los pioneros de la nombrada Escuela Moderna. Ferrer y Guàrdia fue uno de los principales teóricos y, mas adelante, uno de los primeros en poner en práctica este modelo de escuela.
La Escuela Moderna que proponía Ferrer y Guàrdia era muy diferente a los colegios que había por aquella época, la mayoría de los cuales estaban controladas por la Iglesia.
Los anarquistas, en esos momentos, le daban muchísima importancia a la educación.
Estos anarquistas formaron el Comité pro-educación anarquista que proponía toda una serie de principios:
Una educación respetuosa con el criterio de libertad.
Se tenía que suprimir la disciplina.
Creían que la educación tenía que ser verdaderamente integral, racional, mixto y libertario.

Por educación integral el Comité entendía el desenvolvimiento harmónico de todo individuo, un conjunto completo, conexo, sintético y progresivo en todo orden de conocimientos intelectuales, físicos, manuales y profesionales.
La Educación racional está fundada en la razón y en los principios de la ciencia actual; en el desenvolvimiento de la dignidad e independencia personales y no en el de la piedad y la obediencia; en la abolición de la ficción divina, causa eterna y absoluta de la servitud.
La Educación mixta se basa en la coeducación, es decir, la educación de niños y niñas juntos.
Y, por último, educación libertaria porque el objetivo final de la educación es formar hombres libres que respeten y quieran la libertad de los demás.

En esta época, también, existe una creciente importancia hacia la pedagogía activa basada en criterios razonables y científicos.
Se piensa que la escuela tiene que ser higiénica, donde se tenga en cuenta antes que nada la salud física del infante. Tiene que ser una escuela situada en un entorno sano. También el infante se tiene que sentir participante y no un sujeto pasivo.
Francesc Ferrer y Guàrdia participó de este entusiasmo y de estas ilusiones respeto de las virtualidades de una nueva pedagogía.
Respeto a la extensión cultural, Ferrer y Guàrdia contó con la ayuda o, mejor dicho con colaboradores como por ejemplo A.Martínez Vargas y profesores universitarios e intelectuales de relevancia internacional. Los debates dominicales, que sobre todo eran científicos, servían para divulgar la Escuela Moderna y tuvieron mucho renombre.
Los libros editados por la Escuela Moderna obtienen en algunos obedecían en algunos casos a un plano de conjunto más o menos orgánico; este es el caso de los libros de Ciencias Naturales de Odón de Buen o los que tenían que constituir la Enciclopedia Popular Superior . Esta enciclopedia fue interrumpida por la muerte del editor y la confiscación de la empresa.
La Escuela Moderna publicó muchos tipos de libros, es decir que publicaron desde libros escolares, a libros pensados para los núcleos obreros “concientes”.
Por otro lado, Ferrer y Guàrdia publicó obras de Fabián Palasi, Engerrand, A. Lorenzo, etc. También Joan Montseny publicó el popular Sembrando Flores.
El encarcelamiento de Ferrer y Guàrdia en 1906 (por el intento de regicidio por parte de Mateo Morral, el cual quisieron implicar a Ferrer y Guàrdia) y la clausura de la Escuela Moderna suscitaron un movimiento de solidaridad. Durante estos tiempos, sociedades obreras, republicanas, y paotrnazgos laicos habían hecho suyos el ideario y los textos de la Escuela Moderna.
Ferrer y Guàrdia fue incriminado en el atentado contra el rey. Esto provocó que la Escuela qur había en la calle Bailén se clausurar; aún así, la editorial de la Escuela Moderna continuó hacia delante.
Después de un año de encarcelamiento en Madrid, Ferrer y Guàrdia fue declarado inocente debido a la falta de pruebas.
En los medios obreros libertarios, la obra de Ferrer y Guàrdia provocó una división de opiniones.
En el País Valenciano, por ejemplo, Samuel Torner siguió los pasos de Ferrer y Guàrdia, además también en el País Valenciano, a partir de la primera década de siglo, el número de escuelas dichas racionalistas se vio ampliada.
Como se ha dicho anteriormente, Ferrer y Guàrdia fue uno de los pioneros de las ideas de la Escuela Moderna en la Península y la Escuela Moderna de Ferrer conserva un papel como punto de referencia para la pedagogía de nuestros días.
La tentación de autoritarismo es presente en las escuelas de nuestros días, normalmente desconectadas de la vida y de las preocupaciones populares. En este sentido, la Escuela Moderna nos ayuda a repensar y rehacer lo que puede ser una pedagogía al servicio de la comunidad, siguiendo la línea crítica de Ferrer y Guàrdia.
Ferrer y Guàrdia y la tradición obrerista de carácter lacio sirven de modelo a una corriente de escuela popular vigente en los medios sindicalistas y anarquistas catalanes y españoles entre 1909 y 1939. Almenos hubo cinco modelos diferentes de escuelas que reciben la influencia del modelo de Ferrer y Guàrdia:

– Las escuelas de los sindicatos.
– Las escuelas de un patronazgo popular de carácter laico.
– Las escuelas de los ateneos.
– Las escuelas de la red pública.
– Las escuelas de las colectividades campesinas durante la Guerra Civil.

escuela_moderna_alumnos

Después de la guerra, la sombra de Ferrer y Guàrdia continua presente. Los historiadores y pedagogos del régimen franquista dedicaron páginas para malmeter la memoria de Francesc Ferrer y Guàrdia.
Hoy en día la obra de Ferrer y Guàrdia nos puede inspirar en la acción pedagógica. Veamos algunos temas:

– La lucha para una sociedad más justa.
– La defensa en todo el mundo de los derechos humanos.
– Guerra al prejuicio racista
– Aplicación en el campo de la libertad individual.
– Hacer frente al autoritarismo en todos los ámbitos y en particular en la escuela.
– El impulso de unas relaciones internacionales basadas en la paz entre los pueblos.
– Una pedagogía al servicio de la comunidad.
– Una pedagogía al servicio de los jóvenes.

En definitiva, la obra de Ferrer y Guàrdia fue muy importante en su época; aún así, también podemos decir que hoy en día su obra continua siendo igual de significativa.

Repercusión internacional de Ferrer y Guàrdia:

La obra de Ferrer y Guàrdia fue y es muy importante para entender un nuevo modelo de educación y de escuela. Esta obra no solo arraigó con fuerza nacionalmente ya que internacionalmente tuvo mucha repercusión. Así pues en países de la América Latina o de América del Norte sacaron provecho de la obra de Francesc Ferrer y Guàrdia impulsando así la Escuela Moderna.
Explicaremos las experiencias de América Latina y América del Norte.
Empezando por América Latina, el sistema de educación racionalista propugnado por Ferrer y Guàrdia tuvo una amplia aceptación dentro de los medios sindicalistas más combativos de este continente
Aún así los sindicalistas no fueron los únicos que aceptaron este modelo de educación, ya que la pequeña burguesía liberal y anticlerical se miró con simpatía la escuela que propuso Ferrer y Guàrdia.
De Méjico hasta la Patagónia, pasando por el Brasil y Uruguay y sin olvidar la isla de Cuba, mostraron una gran conmoción provocada por el fusilamiento de Ferrer y Guàrdia.
Por otro lado, algunos de los sectores más combativos del magisterio de América Latina incorporaron aspectos del ideario de Ferrer y Guàrdia.
Se realizaron varios experimentos de Escuela Moderna en Latinoamérica, como por ejemplo la del profesor Mena en Méjico; la acción de las escuelas modernas brasileras (por ejemplo la de Sao Paulo) es una buena prueba.
Algún estado mejicano, durante la fase revolucionaria, llegó a erigir principios “racionalistas” en normas constitucionales.
En el caso de Brasil, la parte más conservadora combatió las escuelas racionalistas e incluso las prohibió ya que decían que eran escuelas antipatrióticas.
Posteriormente una línea significativa de la izquierda liberal centroamericana reclamó el pensamiento de Ferrer y Guàrdia.

Centrándonos ahora en el Norte de América, entre el 1910 y 1960 los anarquistas norteamericanos establecieron más de veinte escuelas donde los infantes pudieran estudiar en una atmósfera de libertad y auto confianza, en contraste con la formalidad y disciplina de las clases convencionales

ny0002
Entre los participantes de las experiencias norteamericanas de escuelas libertarias encontramos personas como Emma Goldman y Margaret Sanger, Will y Ariel Durant,  los Bellow,  Man Ray y Rockwell Kent.
La asociación de Escuelas Modernas de Norte América se disolvió en la década de los 50, aún así, es un fermento activo del movimiento educativo renovador en la década de los 60 animado por Paul Goo.
Los casos de América del Norte y de América Latina, sólo son unos ejemplos de la importancia que tuvo Ferrer y Guàrdia en todo el mundo ya que también en el continente europeo fue muy aceptado y un punto de referencia para muchas escuelas modernas de Europa y de todo el mundo en general…[1]

La Factoria Historica


[1] La pedagogía es la ciencia que tiene como objeto de estudio a la educación. Es una ciencia perteneciente al campo de las Ciencias Sociales y Humanas, y tiene como fundamento principal los estudios de Kant y Herbart. Usualmente se logra apreciar, en textos académicos y documentos universitarios oficiales, la presencia ya sea de Ciencias Sociales y Humanidades, como dos campos independientes o, como aquí se trata, de ambas en una misma categoría que no equivale a igualdad absoluta sino a lazos de comunicación y similitud etimológica. El objeto de estudio de la pedagogía es la educación, tomada ésta en el sentido general que le han atribuido diversas legislaciones internacionales, como lo referido en documentos de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación la Ciencia y la Cultura (UNESCO), la Organización de Estados Iberoamericanos para la Educación, la Ciencia y la Cultura (OEI) y los propios de cada país (como las leyes generales o nacionales sobre educación). También es posible encontrar la palabra formación como objeto de estudio de la Pedagogía, siendo educación y formación vocablos sinónimos en tal contexto (existe un debate que indica que son términos diferentes). La Pedagogía estudia a la educación como fenómeno complejo y multirreferencial, lo que indica que existen conocimientos provenientes de otras ciencias y disciplinas que le pueden ayudar a comprender lo que es la educación; ejemplos de ello son la historia, la sociología, la psicología y la política, entre otras. En este contexto, la educación tiene como propósito incorporar a los sujetos a una sociedad determinada que posee pautas culturales propias y características; es decir, la educación es una acción que lleva implícita la intencionalidad del mejoramiento social progresivo que permita que el ser humano desarrolle todas sus potencialidades. Para una mejor comprensión de la historia de la conformación de la Pedagogía y su relación con la educación Kant y Durkheim aportan elementos importantes. Kant propone la confección de una disciplina que sea científica, teórica y práctica que se base en principios y en la experimentación y que además reflexione sobre prácticas concretas. Durkheim al referirse a la educación expresa que es materia de la Pedagogía y es indispensable construir un saber por medio de la implementación de reglas metodológicas, postura positivista, que sea garante del carácter científico de dicho conocimiento.

 

Un comentario en “La Escuela Moderna de Francesc Ferrer i Guardia y su repercusión internacional

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s