Felipe de Borbón y Grecia

Nacido como hijo de Juan Carlos I, Felipe Juan Pablo Alfonso de Todos los Santos de Borbón y Grecia, Felipe de Borbón nació el 30 de enero de 1968, en la clínica de Nuestra Señora de Loreto, de Madrid. El 8 de febrero de 1968 fue bautizado en el Palacio de la Zarzuela por Monseñor Casimiro Morcillo, Arzobispo de Madrid recibiendo los nombres de Felipe Juan Pablo Alfonso de Todos los Santos de Borbón y Grecia; Felipe, por Felipe V, el primer Borbón que ocupó el trono de España; Juan, por su abuelo paterno, don Juan de Borbón, conde de Barcelona, Pablo por su abuelo materno, el rey Pablo de Grecia, Alfonso por su bisabuelo, el rey Alfonso XIII, en ese momento, el último rey que había reinado en España, y de Todos los Santos, por tradición de la Casa Real Española. Sus padrinos fueron el conde de Barcelona, Juan de Borbón, y la reina viuda de Alfonso XIII, Victoria Eugenia de España, que regresaba por primera vez a España desde su exilio el 14 de abril de 1931. Asistió también al bautizo el general Francisco Franco, en su papel de Jefe de Estado, así como otras personalidades públicas…

Felipe de Borbón y Grecia

El 30 de enero de 1986, a los 18 años, Felipe jura lealtad a la Constitución de 1978 y al Rey en el Congreso de los Diputados, aceptando su rol como sucesor al trono. En el acto, el ya príncipe Felipe llevaba puesto un traje de civil y no su uniforme de cadete de la Academia Militar, a diferencia de su padre que el 22 de noviembre de 1975 juró el cargo de monarca con su traje de Capitán General del Ejército. El príncipe tiene su residencia habitual con su esposa e hijas en el Pabellón del Príncipe, una casa-palacio inaugurada en 2002 dentro de los terrenos del Palacio de la Zarzuela. Cursó los estudios de Preescolar, Educación General Básica y Bachillerato Unificado Polivalente en el Colegio Santa María de los Rosales de Madrid, tratando en lo posible de ser educado de la misma manera que el resto de sus compañeros, sin recibir un trato especial por su cargo. Domina perfectamente el inglés y el francés desde los nueve años. El 5 de septiembre de 1984, tras finalizar sus estudios, se incorporó al Lakefield College School de Toronto, en Canadá, donde realizó el equivalente al Curso de Orientación Universitaria (COU). En Toronto, Felipe de Borbón obtuvo un premio especial por sus estudios. El 8 de junio de 1985 finalizó sus estudios y regresó a España. Recibió su instrucción militar sucesivamente en la Academia General Militar de Zaragoza, la Escuela Naval Militar de Marín y la Academia General del Aire de San Javier. En la actualidad ostenta los cargos de teniente coronel del Cuerpo General de las Armas del Ejército de Tierra de Infantería, capitán de fragata del Cuerpo General de la Armada y teniente coronel del Cuerpo General del Ejército del Aire. A los 18 años de edad, en 1987, realizó su instrucción como guardia marina en el buque escuela Juan Sebastián Elcano.

Felipe de Borbón y Grecia

Tras finalizar el período de formación militar, inició el período de formación civil: Derecho en la Universidad Autónoma de Madrid y un máster de dos años en Relaciones Internacionales en la Edmund Walsh School of Foreign Service de la Universidad de Georgetown, en Washington D. C. El príncipe practica deportes como el squash y el esquí. En lo que respecta al deporte de vela, en 1989 y 1990 su embarcación quedó primera en el campeonato de España en la clase Soling, ganando también la Copa España. En 1990 quedó quinto en el campeonato del mundo de vela. Sus clasificaciones en el Campeonato Mundial le permitieron ser seleccionado el 27 de enero de 1992 para participar en los Juegos Olímpicos. El 15 de marzo de 1992, su embarcación logró la victoria en la Copa de España de Vela de clases olímpicas, asegurando su clasificación para las olimpiadas. En los Juegos Olímpicos de Barcelona en 1992 fue el abanderado de la delegación olímpica española y participó en los mismos; finalizando en sexta posición en la clase soling de vela, por lo que recibió un diploma olímpico. El 1 de noviembre de 2003 anunció su compromiso matrimonial con la periodista asturiana Letizia Ortiz Rocasolano. La boda se celebró el 22 de mayo de 2004 en la Catedral de la Almudena de Madrid. Al enlace asistieron aristócratas y jefes de Estado de diversas partes del Mundo, así como personajes públicos de España y el extranjero. Entre los asistentes se puede nombrar al príncipe Carlos de Gales, la reina Noor de Jordania, la princesa Carolina de Mónaco, el cantante de ópera Plácido Domingo, el astronauta Pedro Duque o el premio nobel de literatura Mario Vargas Llosa. El 31 de octubre de 2005 a las 1:45 horas, la princesa Letizia dio a luz a una niña, la infanta Leonor, primogénita del heredero del Trono y segunda en la línea sucesoria de la Corona española. El 29 de abril de 2007 nació su segunda hija, la infanta Sofía, que se convirtió en la tercera en la línea sucesoria a la Corona. Felipe es padrino de: el príncipe Constantine Alexios de Grecia y Dinamarca; el príncipe Ernesto Augusto de Hannover; Felipe Gómez-Acebo y Ponte, el hijo de su primo Beltrán (a su vez hijo de la Infanta Pilar); Miguel Urdangarin y Borbón, hijo de su hermana la infanta Cristina; la princesa Ingrid Alexandra de Noruega; el príncipe Vicente de Dinamarca; Isabel de Orleans, hija del príncipe Carlos Felipe de Orleans y la princesa Sofía de Bulgaria, hija del príncipe Konstantin-Assen de Bulgaria. Konstantin-Assen, a su vez, es padrino de la infanta Sofía de Borbón, segunda hija de los Príncipes de Asturias.

Felipe con su madre, la reina Doña Sofia

A partir de octubre de 1995 realiza una gira por las diferentes Comunidades Autónomas de España para conocerlas a fondo. Desde enero de 1996 representa a España en las tomas de posesión de los presidentes de Iberoamérica. Felipe de Borbón realiza además multitud de viajes internacionales y participa en exposiciones realizadas por España en el extranjero, como Expohábitat, Expotecnia y Expoconsumo. Con ocasión de la declaración de 2001 de las Naciones Unidas como Año Internacional de los Voluntarios, la Secretaría General de la ONU, nombra a Felipe “Persona Eminente” por contribuir a enaltecer la importancia del trabajo de los voluntarios. Tras los atentados del 11 de marzo de 2004 en Madrid, el príncipe de Asturias, junto con sus hermanas, las infantas Elena y Cristina, se convirtieron en los primeros miembros de la Familia Real española en participar en una manifestación. Además de sus compromisos de Estado, el príncipe de Asturias desempeña también la presidencia de numerosas organizaciones de carácter benéfico, destacando las de las fundaciones que llevan el nombre de dos de sus títulos: Fundación Príncipe de Asturias y Fundación Príncipe de Gerona. El príncipe Felipe hace además entrega de los Premios Príncipe de Asturias, que se conceden anualmente a ocho categorías relacionadas con el progreso humano en diversos ámbitos en una ceremonia solemne en Oviedo, la capital del Principado del que es titular.

La Factoria Historica


[1] Los orígenes del Principado de Asturias se remontan a los primeros años del siglo XIV, cuando, en las llamadas Asturias de Oviedo, se constituyó el primer gran señorío nobiliario para don Rodrigo Álvarez, conde de Gijón y Noreña, que pasó a llamarse don Rodrigo Álvarez de las Asturias (utilizando en ocasiones el apellido «Álvarez-Nava», como equivalente al «Álvarez de las Asturias», por proceder don Rodrigo del solar de Nava, villa del Principado de Asturias). Al morir sin sucesión, legó su patrimonio a Enrique de Trastámara que, una vez rey, lo cedió a un hijo bastardo: Alonso Enríquez. Durante el reinado de Juan I, el conde de Noreña y Gijón protagonizó una serie de revueltas que decidieron al rey a confiscar el señorío e incorporarlo a la Corona. El 8 de julio de 1388, fue acordado el tratado de Bayona entre Juan de Gante y Juan I de Castilla, estableciendo la reconciliación dinástica tras el asesinato del rey Pedro I. Por este tratado, Juan de Gante y su esposa Constanza renunciaban a los derechos sucesorios castellanos en favor del matrimonio de su hija Catalina con el primogénito de Juan I de Castilla, el futuro Enrique III, a quien se le otorgó como heredero la condición de príncipe de Asturias, de modo similar que en Inglaterra el heredero del trono era titulado Príncipe de Gales y en Francia Delfín. E otrosí pusieron e ordenaron los dichos rey don Juan e duque de Alencastre en sus tratos que el dicho infante don Enrique oviese titulo de se llamar principe de Asturias e la dicha infanta doña Catalina, princesa. El título de príncipe de Asturias en adelante sería ostentado por el heredero de la Corona de Castilla y de España. Pero en los primeros tiempos de la institución, el título de príncipe de Asturias no fue solo un simple título de honor, pues el territorio asturiano les pertenecía como patrimonio. La persona a la que se le otorgaba este título podía nombrar jueces, alcaldes, etc., que gobernaban el Principado en representación de su Señor. Luis Suárez indica que entre 1388 y 1495, no todos los herederos pueden ser considerados como príncipes de Asturias, ya que para todos ellos no hubo un acto formal por el que se hacía la concesión del señorío jurisdiccional. En concreto indica que sólo fueron príncipes de Asturias, el príncipe Enrique entre 1388-1390, el príncipe Enrique entre 1444-1453, y la princesa Isabel entre 1468-1474. Esta situación cambió con los Reyes Católicos, que redujeron el título de Príncipe de Asturias a una condición honorífica, carácter que se mantuvo con los reyes de la Casa de Austria y con la dinastía de los Borbones.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s