Raíces

Raíces es una novela escrita por el escritor estadounidense Alex Haley, publicada en 1976, que cuenta la historia familiar de Haley a lo largo de siete generaciones, desde el momento en que sus antepasados, musulmanes de la etnia mandinga, fueron capturados en África y llevados como esclavos a Estados Unidos, pasando por las experiencias de sus abuelos en momentos clave de la historia estadounidense como la independencia, la Guerra de Secesión y las revueltas negras. Haley, el mismo autor de la Autobiografía de Malcolm X, tardó 12 años en escribir el libro. Consultó archivos en busca de documentos políticos y sociales de la época, se reunió con expertos que le ayudaron a sistematizar su trabajo, e incluso fue necesario que visitara la costa de Gambia, en África Occidental, para impregnarse de los escenarios en donde se desarrolla buena parte de la obra, experiencia relatada en el texto…

Raíces

El éxito del libro fue tal que en un solo día se llegaron a vender 67.000 ejemplares. En 1977 recibió una mención especial de los Premios Pulitzer. Pocos libros han calado tan profundamente en el sentimiento colectivo, porque más allá de sus peripecias, existe en éste un alegato vivo y sangrante contra el irracional fenómeno del racismo. La historia fue adaptada para la televisión: el éxito de esta miniserie, Raíces, (1977), de doce horas, fue arrollador. Llegó a tener más de 130 millones de espectadores. Tuvo una secuela de 14 horas, Raíces: las siguientes generaciones, en 1979, y una película Roots: The Gift para tv en 1988. En Annápolis (Maryland) se construyó un monumento al personaje protagonista de la novela: Kunta Kinte (1750-1810 aprox.). Es uno de los pocos monumentos del mundo que llevan el nombre de un esclavo africano verdadero. Otros ejemplos de estatuas de esclavos son las de Zumbi (del Quilombo de Palmares, en Brasil), quien fue el líder de las rebeliones de esclavos negros;la de Bussa, en Barbados; y la del esclavo Yanga (Veracruz, México, quien encabezó una revuelta de esclavos contra los españoles y los obligó a tolerar la existencia de su comunidad de negros cimarrones, cuyos descendientes aún viven en esa localidad llamada también Yanga). En un conjunto de cuatro estatuas de bronce en tamaño natural, el monumento a Kunta Kinte muestra a Alex Haley con un libro en el regazo, contando la historia de su familia a niños de tres etnias diferentes. Acompañan decoraciones de granito y placas de bronce.

kunta

Ráíces

En un notorio incidente, una placa de bronce del monumento original fue robada antes de las 48 h de su inauguración en 1981. En el lugar había una nota que decía: «Has sido patrocinado [o tratado con condescendencia] por el Ku Klux Klan». El bronce nunca se recuperó. Fue reemplazado dos meses después con fondos de los residentes de Annapolis. Esta segunda placa también fue robada…[1]

La Factoria Historica


[1] El racismo se entiende como la defensa del sentido racial de un grupo étnico, especialmente cuando convive con otro u otros, así como designa la doctrina antropológica o la ideología política basada en este sentimiento.  No obstante, en el discurso político contemporáneo y en los medios de comunicación de masas este término adquiere un significado distinto cuando es empleado como etiqueta de corrección política para atacar cualquier postura en contra de los intereses de una minoría étnica. Existen autores que proponen distinguir entre el racismo en sentido amplio del racismo en sentido restringido. En el primer caso se trataría de una actitud etnocéntrica o “sociocéntrica” “que separa el grupo propio del ajeno, y que considera que ambos están constituidos por esencias hereditarias e inmutables que hacen de los otros, de los ajenos, seres inadmisibles y amenazadores”. Esta concepción de los demás conduciría a su segregación, discriminación, expulsión o exterminio y podría apoyarse en ideas científicas, religiosas o en meras leyendas o sentimientos tradicionales. En cambio el racismo en sentido restringido sería “una doctrina científica que afirma la determinación biológica hereditaria de las capacidades intelectuales y morales del individuo, y la división de los grupos humanos en razas, diferenciadas por caracteres físicos asociados a los intelectuales y morales, hereditarios e inmutables. Afirma también la superioridad intelectual y moral de unas razas sobre otras, superioridad que se mantiene con la pureza racial y se arruina con el mestizaje. Este tipo de racismo, cuyo modelo es el nazi, conduce a defender el derecho natural de las razas superiores a imponerse sobre las inferiores”. Otorgar o retener derechos o privilegios basándose en la raza o rehusar asociarse con personas por su raza se conoce como discriminación racial. Las actitudes, valores y sistemas racistas establecen, abierta o veladamente, un orden jerárquico entre los grupos étnicos o raciales, utilizado para justificar los privilegios o ventajas de las que goza el grupo dominante. Para combatir el racismo, la Organización de Naciones Unidas adoptó en 1965 la Convención internacional sobre la eliminación de todas las formas de discriminación racial y estableció el día 21 de marzo como Día Internacional de la Eliminación de la Discriminación Racial.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s