Escuela de Amberes

La llamada Escuela de Amberes es una expresión para los artistas activos en Amberes, primero durante el siglo XVI cuando la ciudad era el centro económico de los Países Bajos, y luego durante el siglo XVII cuando se convirtió en la fortaleza artística del Barroco flamenco bajo Pedro Pablo Rubens. Amberes sustituyó a Brujas como principal centro comercial de los Países Bajos alrededor de 1500. Los pintores, artistas y artesanos se unieron a la Guilda de san Lucas, que formaba a los aprendices y garantizaban la calidad. La primera escuela de artistas que surgió en la ciudad fueron los manieristas de Amberes, un grupo de pintores anónimos góticos tardíos activos en la ciudad desde alrededor del año 1500 hasta 1520. Les siguieron los manieristas de tradición italiana que se desarrolló al final del Alto Renacimiento. Jan Mabuse fue el principal artista de la ciudad en esta época. Otros artistas, como Frans Floris, siguieron este estilo. Las revueltas iconoclásticas, Beeldenstorm en holandés, de 1566 que precedieron a la Guerra de los Ochenta Años dieron como resultado la destrucción de muchas obras de arte religioso, después de lo cual las iglesias y los monasterios tuvieron que volverse a amueblar y redecorar…

 Escuela de Amberes

Artistas como Otto van Veen y miembros de la familia Francken, trabajando en un estilo manierista tardío, proporcionaron nueva decoración religiosa. También marcó el principio del declive económico de la ciudad, cuando el río Escalda quedó bloqueado por la República Holandesa en 1585 y el comercio disminuyó. La ciudad experimentó un renacimiento artístico en el siglo XVII. Los grandes talleres de Pedro Pablo Rubens y Jacob Jordaens, y la influencia de Anton van Dyck, hicieron de Amberes el centro del Barroco flamenco. La ciudad era un centro de publicación internacionalmente significativo, y tenía una enorme producción de grabados de antiguos maestros e ilustraciones de libros. Los pintores especialistas en animales de Amberes, llamados animaliers, como Frans Snyders, Jan Fyt y Paul de Vos dominaron esta especialidad en Europa durante el menos la primera mitad del siglo. Muchos artistas se unieron a la guilda de romanistas, una sociedad para la que se exigía haber visitado Roma. Pero conforme la economía continuó declinando, y los gobernadores Habsburgo y la iglesia redujeron su mecenazgo, muchos artistas formados en Amberes se marcharon a los Países Bajos, Inglaterra, Francia y otros lugares, y para finales del siglo XVII Amberes ya no era un gran centro principal del arte.

File:Pieter Aertsen 006.jpg

Pieter Aertsen: Vendedora de hortalizas, 1567

El legado artístico de Amberes está representado en muchos museos, y las pinturas de la Escuela de Amberes logran altos precios en las subastas…[1]

La Factoria Historica


[1] La pintura barroca flamenca es la que se desarrolló entre aproximadamente el año 1585, cuando los Países Bajos Españoles sufrieron la secesión de las provincias septentrionales, hasta alrededor del año 1700, cuando acabó la autoridad de los Habsburgo españoles con la muerte Carlos II, pasando a depender el territorio por el Tratado de Utrecht de la rama austriaca. Flandes, entendido así en un sentido amplio, abarca todas las provincias meridionales de los los antiguos Países Bajos, grosso modo la actual Bélgica, que en aquella época, tras la escisión de las Provincias Unidas del Norte y el asedio de Amberes, permanecieron bajo el dominio de los Austrias españoles y conservaron la fe católica. Aunque muchos artistas huyeron de las guerras religiosas y se trasladaron desde los Países Bajos de los Habsburgo a las Provincias Unidas, la pintura barroca flamenca floreció, especialmente en la Escuela de Amberes durante el siglo XVII, hogar de destacados artistas como Pedro Pablo Rubens, que desarrolló una pintura aristocrática y religiosa, Anthony van Dyck y Jacob Jordaens. Otras ciudades destacadas fueron Bruselas y Gante. Rubens, en particular, tuvo una gran influencia sobre la cultura visual europea del siglo XVII. Sus innovaciones ayudaron a convertir a Amberes en uno de los principales centros artísticos de Europa, especialmente en lo que se refiere a fijación la imaginería triunfal de la Contrarreforma; con él, su discípulo Anton Van Dyck jugó un papel decisivo a la hora de establecer nuevas direcciones en la retratística inglesa. Otros desarrollos de la pintura barroca flamenca fueron parecidos a los que se pueden encontrar en la holandesa, con artistas especializados en áreas tales como la pintura de historia, el retrato, las escenas de género, los paisajes o los bodegones.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s