Estrella de la muerte

La llamada Estrella de la muerte es una estación espacial ficticia dentro del universo de la película Star Wars. A lo largo de la saga la Estrella de la Muerte ha aparecido en tres ocasiones. Por vez primera en A New Hope, donde es destruida; la segunda en The Return of the Jedi, en una fase final de construcción, y por último en la precuela Revenge of the Sith. Existe el detalle de que vista desde ciertos ángulos, es muy parecida a Mimas, una de las lunas de Saturno, lo que es solamente una coincidencia, ya que la primera película fue realizada tres años antes de que se fotografiara a Mimas por primera ocasión. Según la trama de Star Wars, Darth Sidious o Palpatine vislumbró la idea de crear una estación espacial lo suficientemente poderosa como para destruir flotas espaciales y pequeños planetas o ciudades enteras. La Estrella de la Muerte era una esfera titánica de color grisáceo, que en su primera versión en Star Wars: Episode IV tenía un diámetro aproximado de 160 km, y su segunda versión en Star Wars: Episode VI poseía 900 km, aunque no llegó a ser finalizada. En su hemisferio superior tenía un cañón hiperláser de gran potencia…

 Estrella de la muerte

Esta estación fue diseñada por los ingenieros de la Confederación de Sistemas Independientes en Geonosis por órdenes del Conde Dooku. Después de la abrupta llegada de las fuerzas militares de la República Galáctica a Geonosis, el Archiduque Poggle el Menor le entregó los planos de esta estación espacial al Conde Dooku. Cuando el Imperio galáctico surgió sobre la caída república, Palpatine decidió poner en marcha los planes de la Estrella de la Muerte. En un principio los geonosianos serían los principales constructores de la primera Estrella de la muerte, pero finalmente los esclavos de guerra construirían esta base, la mayoría de ellos eran wookies supervivientes a la batalla de Kashyyyk y prisioneros de guerra. El interior de la Estrella de la muerte contaba con 284 niveles de operaciones, cada uno de los cuales tenía una superficie de 9.428 km². Cada nivel comprendía 3.057 zonas.

Estrella de la muerte

La primera estrella de la muerte fue una estación espacial con una tripulación de 825.984 stormtroopers, 87.001 oficiales imperiales, 368.685 auxiliares y más de 100.000 pilotos soldados y pasajeros civiles. Uno de los planetas destruidos por la estación fue Alderaan. Se empezó a construir durante el inicio del Imperio Galáctico, sin embargo tardó en construirse 20 años debido a problemas de suministros, disputas sindicales y problemas de diseño que posteriormente fueron corregidos. El terror a la estación espacial logró mantener controlados a los sistemas planetarios rebeldes al Imperio Galáctico. Pronto, varios planetas cayeron ante el poderío de la Estrella de la muerte: Alderaan fue uno de ellos. Frente a los ojos de la Princesa Leia Organa, el verde planeta fue desintegrado por un disparo de la estación espacial. Una operación casi improvisada por parte de la Alianza Rebelde logró poner fin a la Estrella de la muerte que orbitaba el planeta Yavin, con las sórdidas intenciones de desintegrarlo. Solamente 30 cazas (15 de ellos Y-Wing y 15 X-Wing) ejecutaron una peligrosa operación tratando de disparar por un conducto de la estación, único punto débil de la misma descubierto gracias a los planos de la estación que portaba el droide R2D2. Entre los pilotos del escuadrón Rebelde estaban: Biggs Darklighter, Jek Porkins, Wedge Antilles, Dutch Vander y Luke Skywalker. Pero de todos ellos sólo unos pocos sobrevivieron. Luke Skywalker logró con la ayuda de la fuerza dar un disparo certero y así provocar una reacción en cadena que acabó con Estrella de la Muerte. Según la línea de tiempo de la saga de Star Wars, esta primera Estrella de la Muerte es la misma que aparece en Episodio III, ya que los sucesos de esta película son previos a A New Hope.

Ataque a la Estrella de la muerte

Darth Sidious había previsto entre sus premoniciones que su Estrella sería destruida. En menos de cuatro años el Imperio Galáctico llegó a construir una segunda Estrella de la muerte capaz de disparar su cañón. La Alianza Rebelde, alerta de este suceso, de inmediato ensambló una flota para enfrentarse al imperio en Endor, el planeta que se había escogido para construir la segunda estación espacial. Aquí se hallaban Darth Vader y el Emperador en persona supervisando la construcción. Entre los dignatarios que acompañaban al emperador se encontraban: Sim Aloo, Kren Blista-Vinee, Janus Greejatus, Sate Pestage entre otros. Finalmente, el Halcón milenario tripulado por Lando Calrissian y Nien Numb acabaron con la Segunda Estrella de la muerte, mientras Han Solo y Leia Organa desactivaban un escudo protector que impedía el paso de Calrissian a la estación espacial…[1]

La Factoria Historica


[1] Una estación espacial es una construcción artificial diseñada para hacer actividades en el espacio exterior, con diversos fines. Se distingue de otra nave espacial tripulada por su carencia de un sistema de propulsión principal (en lugar de eso, otros vehículos son utilizados como transporte desde y hacia la estación), y de medios de aterrizaje. Por su diseño, las estaciones espaciales están destinadas a orbitar la Tierra, o el cuerpo celeste donde hayan sido puestas en órbita. Las estaciones espaciales son también usadas para estudiar los efectos a largo plazo del vuelo espacial sobre el cuerpo humano. Asimismo, sirven como plataforma para albergar laboratorios donde se realizan numerosos y prolongados estudios científicos sobre aspectos que pueden ser útiles en otros vehículos espaciales. Antiguas y actuales estaciones espaciales: Estaciones Saliut: Saliut 1, Saliut 2, Saliut 3, Saliut 4, Saliut 5, Saliut 6, Saliut 7, Skylab, MIR, Estación Espacial Internacional (ISS -sigla del nombre en inglés-). Tiangong 1. Además, Bigelow Aerospace desarrolla comercialmente módulos de hábitat inflables, con la intención de ser usados para la construcción de estaciones espaciales. Desde el vuelo de la misión Apolo-SL 2, todos los récords de permanencia en naves tripuladas han sido logrados a bordo de estaciones espaciales. El récord de duración, de 437,7 días, fue logrado a bordo de la Mir en 1994-1995 por Valery Polyakov. Se han propuesto algunos diseños de estación espacial que se pretende sean hábitadas a largo plazo espaciales para gran número de personas, en esencia “ciudades en el espacio” donde la gente tendría sus hogares. Hasta ahora esos diseños son solo hipotéticos, y nunca fueron seriamente considerados para emplearlos realmente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s