Jimmy Hoffa

James Riddle “Jimmy” Hoffa que nació un 14 de febrero de 1913 y declarado legalmente muerto el 30 de julio de 1982, fue un sindicalista estadounidense. James Hoffa empezó a trabajar en 1929, poco antes de la Gran Depresión de ese año, como cargador de camiones, a partir de allí se opuso a abusos de diversos patrones de dicho negocio, primero a nivel local. Así en 1931, a los 18 años de edad, empiezan sus actividades como líder sindical, logrando en 1933 una regulación legal a favor del gremio de camioneros de Estados Unidos, primero en los estados del Medio Oeste y desde 1940 a nivel nacional, convirtiéndose un líder sindical muy influyente, gracias a su carisma personal y su táctica de enfrentar a pequeños empresarios contra grandes negocios a efectos de debilitar la influencia del sector patronal y así lograr mayores beneficios para sus agremiados.No obstante, desde 1950 Hoffa fue acusado de utilizar a miembros de la Mafia como “auxiliares” para intimidar a pequeños empresarios reacios a negociar con su gremio, a cambio de apoyar a la Mafia en “limpiar” sus ingresos ilegales usando la vasta red de servicios prestados por el sindicato a sus trabajadores afiliados, quienes pagaban cuotas variables para mantener su afiliación…

Jimmy Hoffa

Esta práctica resultó muy exitosa y luego fue empleada para presionar a empresarios más poderosos, quienes alegaban haber aceptado negociaciones favorables a los Teamsters debido a la alianza entre Hoffa y la Mafia; esto resultaba viable en tanto el sector de empresas de transporte en Estados Unidos no estaba cubierto por grandes empresas a nivel nacional, de modo que el único ente con verdadera representación “nacional” dentro de dicha actividad era el propio sindicato. Hoffa tuvo una considerable influencia como presidente de la Hermandad Internacional de Camioneros desde 1957, cuando su predecesor, Dave Beck, fue encarcelado por sobornar a un jurado, hasta 1964, cuando el propio Hoffa fue encarcelado también por sobornar a un jurado. Gran parte del poder del sindicado de camioneros tenía base en el hecho de que las regulaciones alcanzadas con los empresarios tenían valor a nivel nacional para todas las empresas de una misma rama de producción, de hecho uno de los objetivos de Hoffa era que el sindicato de camioneros pudiera extender su modelo a trabajadores de ferrocarriles y de aerolíneas, manteniendo a Hoffa como líder “en la sombra” de tales sindicatos paralelos. Condenado por sobornar a un jurado que investigaba sus vínculos con jefes de la Mafia, Hoffa pasó siete años en prisión, hasta el 10 de septiembre de 1971, en que el presidente Richard Nixon conmutó su sentencia con la condición de que no participara en actividades gremiales durante al menos diez años.

Jimmy Hoffa

Hoffa planeaba apelar esa decisión, para recuperar el poder del sindicato, pero desapareció a las 14:45; del 30 de julio de 1975 en el estacionamiento del restaurante Machus Red Fox en Bloomfield Township, un suburbio de Detroit de Míchigan. Había sido citado a encontrarse con dos líderes de la mafia, Anthony “Tony Jack” Giacalone, de Detroit, y Anthony “Tony Pro” Provenzano, de Nueva York. Es reconocido en la cultura popular debido a las misteriosas circunstancias que rodearon su desaparición y presumible muerte, destacando el hecho que desde 1975 no ha vuelto a ser localizado viviendo en ninguna parte, y que en caso de haber fallecido su cadáver nunca haya sido encontrado. Su hijo James P. Hoffa es el actual líder de la Hermandad Internacional de Camioneros…[1]

La Factoria Historica


[1] Un camionero, también llamado troquero ó trailero en las comunidades hispanas de Estados Unidos, es una persona que se dedica profesionalmente a conducir camiones para transportar cargas desde un punto a otro. Los camioneros proveen un servicio esencial a las sociedades industrializadas transportando bienes o materiales crudas en estado sólido o líquido por tierra, típicamente a destinos tales como oficinas, almacenes, residencias, instalaciones productivas, centros de ventas por mayor y de la distribución. Los camioneros también tienen la responsabilidad de inspeccionar sus vehículos por condiciones mecánicas o asuntos relacionados con su operación segura. Entre sus funciones se encuentran la comprobación del estado de la carga y su ajuste a las medidas o pesos indicados en el albarán. Asegura la estabilidad de la carga mediante cuerdas y vela por su seguridad a lo largo del recorrido. En el punto de destino puede cobrar el importe del porte y en cualquier caso, entrega el albarán y lo hace firmar por el receptor. En ocasiones, participa en las labores de carga de la mercancía en el punto de origen y descarga en el de destino. El camionero puede tener que hacer reparaciones de urgencia durante el transporte tales como el cambio de una rueda pinchada, sustitución de bombillas o fusibles u otras acciones. Se comunica vía radio con otros camioneros o con su central para recibir instrucciones sobre nuevos portes o destinos, solicitar información sobre el estado de la carretera o pedir ayuda. El camionero se encarga también del mantenimiento básico del vehículo comprobando los niveles de agua, aceite y combustible y reponiéndolos cuando es necesario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s