Elizabeth Taylor

Elizabeth Rosemond Taylor que nació en Hampstead, Londres el 27 de febrero de 1932, también conocida como Liz Taylor, fue una actriz británica-estadounidense de cine, teatro y televisión. Desarrolló en Estados Unidos una carrera artística que se extendió por más de 60 años, en la que adquirió popularidad principalmente como actriz en películas de Hollywood. Su primer papel en el cine fue en There’s One Born Every Minute en 1942, para los estudios Universal Pictures, junto a Hugh Herbert. Sin embargo, su período de mayor popularidad ocurriría a mediados de los años 1940, con largometrajes juveniles como National Velvet, de 1944. Desde la década de 1950, sus roles en cine fueron cada vez más importantes y fue reconocida por sus condiciones actorales para el drama, consagrándose con películas como Father of the Bride en 1950, A Place in the Sun en 1951, Giant en el 1956, Cat on a Hot Tin Roof en 1958, Suddenly, Last Summer en 1959 y BUtterfield 8 em el año 1960, por las cuales recibió una gran cantidad de premios y distinciones. Fue dirigida por prestigiosos directores como Vicente Minelli o Richard Brooks, y actuó junto a actores como Spencer Tracy, Montgomery Clift, James Dean, Rock Hudson o Paul Newman

 Elizabeth Taylor

Su papel como Cleopatra en la película homónima de 1963 fue muy elogiado, al igual que su colaboración con Mike Nichols en Who’s Afraid of Virginia Woolf? en 1966, dirigida por Mike Nichols. En 1981, debutó en Broadway con The Little Foxes, por la cual recibió críticas favorables. A mediados de la década de 1980, se convirtió en activista a favor de causas humanitarias, especialmente la lucha contra el sida. El resto de su carrera estuvo ligado principalmente al medio televisivo, participando en telenovelas como General Hospital y All My Children, y en comedias como The Nanny. Su retiro de las pantallas se produjo en 2001 con la película para televisión These Old Broads. Entre sus múltiples premios ganó tres Premios Óscar, uno de ellos honorífico, cinco Globos de Oro, tres premios BAFTA británicos y el David de Donatello. Gracias a una condecoración de la reina Isabel II del Reino Unido, el de Dama Comandante del Imperio Británico, DBE, recibía el tratamiento de Dame, equivalente del masculino Sir. En su madurez reconocida por su espectacular y deslumbrante belleza, con ojos de un raro color violeta, desde la década de 1950 se erigió como uno de los mitos del Séptimo Arte.

Elizabeth Taylor

Fue también sumamente popular por su tormentosa vida privada y su pasión por las joyas. En 1999 el American Film Institute la nombró como la séptima mejor estrella femenina de los primeros cien años del cine norteamericano…[1]

La Factoria Historica


[1] La Excelentísima Orden del Imperio Británico es una Orden de Caballería británica, instituida el 4 de junio de 1917 por el rey Jorge V. La pertenencia a la orden es otorgada por el rey de Inglaterra a todos aquellos que hacen algo significativo en nombre del Reino Unido. Caballero de la Gran Cruz o Dama de la Gran Cruz (GBE) (Knight Grand Cross or Dame Grand Cross). Caballero Comendador o Dama Comendadora (KBE or DBE) (Knight Commander or Dame Commander). Comendador (CBE) (Commander). Oficial (OBE) (Officer). Miembro (MBE) (Member). Todas las Damas (excepto Grand Cross) lucen la insignia prendida de un lazo sobre el hombro izquierdo. La Orden está limitada a 100 Caballeros o Damas de la Gran Cruz, 845 Caballeros Comendadores y 8.960 Comendadores. No hay límites para las otras clases, pero sólo se pueden nombrar 858 Oficiales y 1.464 Miembros por año. Los nombramientos se realizan por recomendación de los gobiernos del Reino Unido y de algunos reinos de la Commonwealth. Por convención las jueces de la Corte Suprema de Inglaterra y Gales son automáticamente Damas Comendadoras. Los jueces son Caballeros Bachelor. El monarca británico es el Soberano de la Orden y es quien nombra a los otros miembros de la misma. El siguiente miembro en importancia es el Gran maestre, actualmente el Duque de Edimburgo. Además, la Orden tiene 6 oficiales: el Prelado de la Orden (el obispo de Londres, como uno de los obispos superiores de la Iglesia Anglicana), el Deán (el Deán de la Catedral de San Pablo de Londres), el King of Arms, el Registrador, el Secretario y el Ujier del Sello Rojo. Entre 1957 y 1974 se decidió que las órdenes otorgadas por valentía lucirían dos hojas de roble plateadas sobre los galones, pero se abandonó al instaurarse la Queen’s Gallantry Medal. En ciertas ocasiones, el Soberano designa un Collar Day, durante el cual, los miembros pueden lucir el collar de la Orden sobre el uniforme o el vestido de ceremonia. Los collares son devueltos al Soberano después de la muerte del receptor, si bien el resto de las insignias se pueden conservar. La capilla de la Orden está situada desde 1960 en la cripta de la Catedral de San Pablo, aunque los servicios se realizan en la nave principal. Los dos primeros rangos implican entrar en la Caballería y utilizan los prefijos Sir/Dame. Además, los miembros Gran Cruz pueden recibir un escudo heráldico. Si lo tienen, pueden añadir al suyo el anillo (un círculo con el lema) y el collar. Los Caballeros Comendadores y los Comendadores pueden usar el anillo en su escudo, pero no el collar. La insignia cuelga del collar o del anillo. Se pueden crear caballeros honorarios en caso de no ser ciudadanos británicos. En tal caso, pueden usar el post-nominal correspondiente, pero no el prefijo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s