Díptico de Melun

La denominada obra Virgen de Melun o Virgen con el Niño y ángeles forma parte de un díptico elaborado por el pintor francés Jean Fouquet. Está realizado sobre lienzo, y fue pintado hacia 1450. Mide 91 cm de alto y 81 cm de ancho. Se exhibe actualmente en el Real Museo de Bellas Artes de Amberes (Bélgica). Fue encargada por Étienne Chevalier, caballero de la corte del rey Carlos VII de Francia. Fouquet acababa de regresar de un viaje a Italia en el que conoció la obra de Fra Angelico y Piero della Francesca. En esta misma época, el noble francés le encargó un “Libro de Horas“. El Díptico se dispuso en la capilla funeraria de Agnès Sorel en la catedral de Melun, con la intención de facilitar la entrada de la misma en el Reino Celestial. Durante la Revolución francesa, los dos paneles se separaron y se vendieron. Actualmente, la tabla izquierda se encuentra en la Gemäldegalerie de Berlín, mientras que la de la derecha se encuentra en el Museo de Bellas Artes de Amberes. Del díptico procede también un pequeño tondo con el autorretrato del artista, ahora en el Louvre

 Díptico de Melun

Aparece como una mujer muy hermosa y elegante, de piel blanca y perfecta, frente muy ancha y con corona de perlas y pedrería sujetando un velo transparente. Lleva una capa de armiño y un traje de seda gris, mostrando el pecho izquierdo perfectamente esférico, imagen que tiene que ver con el papel de María como nodriza de la humanidad. Sostiene al niño desnudo sobre su rodilla izquierda. El trono sobre el que se sienta está decorado con ágatas, perlas y piedras preciosas. Rodean el trono nueve ángeles, dispuestos de forma que cada rostro está en posición diferente, los azules son querubines y los rojos son serafines, según decían los Padres de la Iglesia; se considera que la elección de estos colores para los ángeles es influencia de Fra Angelico.

Tabla izquierda del díptico

Se supone que la Virgen de esta obra es Agnès Sorel, amante del noble comitente, así como del rey Carlos VII, y de la que Chevalier era el albacea testamentario. Se decía que era la mujer más hermosa de Francia. En la mitad izquierda está retratado Etienne Chevalier con su santo patrón, san Esteban. Esta otra tabla mide 93 x 85 centímetros. San Esteban aparece vestido de diácono. Sobre el libro, San Esteban lleva una piedra puntiaguda, símbolo de su martirio por lapidación. Para tratarse de un cuadro religioso, resulta marcadamente profano. La coloración es viva y la iluminación potente. La forma en que las figuras ubican en el espacio obedece a la influencia Italiana. El interés con que capta las telas, los mármoles, las perlas, las gemas y el oro, así como la piel de tinte marfileño es de influencia flamenca de Jan Van Eyck.

File:Jean Fouquet 005.jpg

Díptico de Melun

Es más realista la parte izquierda, en la que aparece el donante, que la derecha, en la que está la Virgen en una composición muy idealizada que parece irreal…[1]

La Factoria Historica


[1] Existen dos núcleos con los que se cimentó el Museo de Amberes. El primero se origina con la fundación de la Cofradía de San Lucas (Sint Lucasgilde) en 1382, en la que pintores y escultores eran mayoría. La ruina comercial de Brujas a fines del siglo XV, el otro gran centro artístico y cultural, convierte a Amberes en «La Florencia del Norte», el centro artístico más importante de los Países Bajos. En 1530 el salón de reuniones de la cofradía de San Lucas asume el nombre de Cámara de los Pintores (Schilderscamer), donde poco a poco fue conformándose la colección de obras de arte que más tarde daría base fundacional al Real museo de Amberes. Podemos citar obras de esta colección como el Autorretrato de Durero (donación del artista en 1520) o La Virgen del Papagayo de Rubens (donación del artista). En 1663, a instancias del artista flamenco David Teniers (1610-1690), se funda en el seno de la Cofradía de San Lucas la Academia de Bellas Artes, compartiendo las dos las instalaciones en el piso de la bolsa, las obras de arte pasaron a ser parte del patrimonio de la Academia. En 1773 la emperatriz Maria Theresa decreta el fin de la Cofradía de San Lucas, pero la Cámara de Pintores continuó como sala de reuniones y celebraciones. El otro núcleo de la colección nace como consecuencia de la ocupación francesa de 1794 a 1796. En 1794 el ejército republicano francés remitió a París 63 obras de arte (entre ellas 30 Rubens y 9 Van Dyck) confiscadas a conventos, iglesias y organismos estatales. En sus primeros años el museo que desde 1810 se alojaba en un monasterio abandonado de la orden de los frailes menores (franciscanos), contaba principalmente con obras de la segunda mitad del siglo XVI y del XVII. Durante el año 1815 y tras intensas gestiones diplomáticas fueron devueltas 40 de las 63 obras decomisadas por los franceses durante la ocupación de 1794; 26 de estos cuadros encontraron su lugar en el monasterio. Un incendio en 1873 puso en peligro al museo y convenció a las autoridades de la Academia y al municipio de la necesidad de mudar el museo a unas nuevas instalaciones. En agosto de 1890, tras 17 años de intensos trabajos en el distrito sur, se inauguran oficialmente las actuales instalaciones del nuevo museo. Para el año 1895 el museo ya no dependía de la Academia y en el año 1927 pasa al Estado. En 1992, tras la reforma del estado, el museo se integra como institución a la Comunidad Flamenca.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s