Período Shōwa

El Emperador Taishō falleció el 25 de diciembre de 1926 después de un breve reinado y a partir de esta fecha el príncipe regente Hirohito fue investido como el nuevo emperador de Japón, comenzando así la era Shōwa. En 1922, con el Tratado Naval de Washington, el número de navíos de la Armada Imperial Japonesa se vio limitado por debajo de las flotas norteamericana y británica, lo que aumentó la molestia ya existente en Japón por haber tenido que abandonar las regiones obtenidas en China durante la guerra Ruso-Japonesa. Japón además se sintió ofendido principalmente por el hecho de que potencias extranjeras ocuparan lo que consideraban su esfera de influencia. La única zona extensa de donde podían obtener la materia prima necesaria para el desarrollo de su economía sin depender de las importaciones era China y en 1931 decidió invadir y ocupar Manchuria, para luego invadir China en 1937. La invasión a China desató lo que se conoce como Segunda Guerra Sino-Japonesa, un conflicto de ocho años de duración. Tropas japonesas custodiaban las vías del ferrocarril de Manchuria, pues a través de éstas diversos recursos eran transportados hasta puertos en Corea, desde donde finalmente eran enviados a Japón. En septiembre de 1931 estallaron explosivos en dichas vías, en lo que se conoce como «Incidente de Mukden». El gobierno japonés decidió entonces enviar tropas a ocupar toda Manchuria, formando además un gobierno títere llamado Manchukuo bajo el mando nominal del emperador Pu-Yi

 Período Shōwa

En los años siguientes tuvieron lugar pequeños enfrentamientos, pero en 1937, después del «Incidente del Puente de Marco Polo» donde tropas japonesas fueron atacadas a las afueras de Pekín, comenzó abiertamente la guerra con China. Rápidamente Japón atacó las principales ciudades costeras, y para diciembre de ese mismo año ya se encontraban a las afueras de la capital nacionalista, Nankín. Cuando la ciudad se rindió frente a los invasores, el Ejército Imperial llevó a cabo actos de suma crueldad contra la población civil, acontecimientos conocidos como la «masacre de Nankín», donde cerca de 300.000 soldados y civiles chinos fueron asesinados. Las victorias iniciales japonesas fueron seguidas por un periodo de estancamiento y para 1938 la guerra se encontraba en un punto muerto, situación que continuó hasta 1941, cuando los japoneses entraron en el escenario de la Segunda Guerra Mundial. Esta guerra finalizó en 1945, cuando Japón anunció su rendición incondicional frente a los aliados.

File:Iwane Matsui rides into Nanjing.jpg

El general Iwane Matsui entrando en Nankín

Las relaciones con Occidente se deterioraron durante finales de la década de 1930, y para 1940 fue nombrado Primer Ministro el príncipe Konoye, quien formó un gabinete nacionalista y partidario de la expansión en la zona por la fuerza. Ese mismo año, el 27 de septiembre, el Ministro de relaciones exteriores, Yōsuke Matsuoka, firmó el Pacto Tripartito junto con Alemania e Italia, lo que alineaba a Japón con las potencias del Eje. Con el objeto de formar la llamada «Gran Esfera de Coprosperidad de Asia Oriental», Japón invadió el norte de la Indochina Francesa, y para julio de 1941 introdujo tropas en el sur de Indochina, lo que condujo a países como Estados Unidos, Inglaterra y los Países Bajos a tomar represalias. Estados Unidos estableció un embargo comercial con el que Japón se vio privado del 90% de su suministro petrolero, y en total el comercio exterior nipón se vio reducido en un 75%. En el gabinete japonés se debatieron las acciones a seguir, figurando principalmente Hideki Tōjō, el ministro de defensa, quien era un fuerte partidario de la guerra. Para entonces Japón contaba con la mayor fuerza del Pacífico: tenía aproximadamente el doble de navíos que Estados Unidos en el Pacífico, su ejército contaba con 1.800.000 soldados, y su fuerza era una de las más profesionales del mundo. Su fuerza aérea constaba de 2.000 aviones. El 5 de noviembre el Emperador Shōwa y su gabinete decidieron entrar en la guerra si para finales de ese mismo mes Estados Unidos no levantaba el embargo económico, pero la respuesta del gobierno estadounidense llegó el 26 de noviembre cuando, a través de su Secretario de Estado, se ratificó la demanda norteamericana de que las tropas niponas se retiraran de Manchuria, China e Indochina, además de la renuncia de Japón al Pacto Tripartito.

File:Matsuoka visits Hitler.jpg

Yōsuke Matsuoka durante una visita a Adolf Hitler en 1941

El mismo 26 de noviembre la Flota Combinada japonesa partió de las islas Kuriles con destino a Pearl Harbor, con la finalidad de destruir a la flota estadounidense del Pacífico. Se realizó el primer ataque con más de 180 aviones el 7 de diciembre a las 7:55 horas, consiguiendo hundir seis acorazados, tres cruceros y otros cuatro navíos, además de destruir 188 aviones en tierra. El ataque además dejó un saldo de 2.403 muertos. A las 8:45 horas tuvo lugar un último ataque que finalizó a las 10:00, pero para este asalto las defensas ya estaban mejor preparadas, por lo que Nagumo canceló un tercer ataque que estaba programado. Al día siguiente, el presidente norteamericano Franklin Delano Roosevelt se dirigió al Congreso solicitando que se le declarara la guerra a Japón, en uno de los discursos más célebres de la historia. Al día siguiente del ataque a Pearl Harbor las fuerzas japonesas comenzaron una campaña tipo Blitzkrieg por el Pacífico: Malasia, Hong Kong, Filipinas, la Isla Wake, Birmania y Tailandia fueron atacadas casi simultáneamente con la finalidad de tomar los sitios estratégicos aliados. El 16 de diciembre lograron tomar además las Indias Orientales Holandesas, lo que le proporcionó a Japón una fuente importante de recursos. Durante la primera mitad del año las fuerzas del Imperio del Japón resultaron victoriosas en casi todos los frentes: el 7 de febrero su flota resultó victoriosa frente a los aliados en la Batalla del Mar de Java, y para el día 15 del mismo mes fuerzas aliadas entregaron Singapur. Además, Filipinas, Malasia y la mayor parte de Nueva Guinea fueron derrotadas. El segundo semestre del año representó un punto de inflexión en la guerra: Fuerzas estadounidenses desalojaron a los japoneses de Guadalcanal, además de hacerse con la victoria en la importante Batalla de Midway, donde los japoneses perdieron la mitad de su flota de portaaviones y alrededor de 150 aviones.

File:Princeton burning.jpg

El USS Bunker Hill fue atacado por 2 aviones kamikazes en menos de 30 segundos de diferencia el 11 de mayo de 1945

Durante 1944 los esfuerzos japoneses se limitaron a tratar de mantener el anillo defensivo, pero se vieron obligados a retroceder en Nueva Guinea y las Islas Salomón, además de sufrir importantes derrotas en las Islas Gilbert, aunque mantenían su avance en Birmania y la frontera india. Durante este año además sufrieron importantes derrotas navales, como la Batalla del Mar de Bismarck del 2 al 5 de marzo, y la Batalla del Mar de Bering, del 26 de marzo. Para 1944 la situación se volvió insostenible para Japón, pues su flota fue prácticamente destruida durante la Batalla del Mar de Filipinas y tropas norteamericanas desembarcaron en las Islas Marshall, las Islas Gilbert y Filipinas. Desde campos de aviación en Filipinas comenzó el bombardeo de Japón. El 18 de julio el general Tōjō dimitió junto con todo su gabinete. Para finales de octubre de este año los japoneses perdieron otra importante batalla marítima, la Batalla del Golfo de Leyte, escenario durante el cual aparecieron por primera vez los grupos suicidas conocidos generalmente con el nombre de kamikazes. Desde 1942 diferentes voces se levantaron dentro del ejército japonés con el afán de implementar tácticas suicidas en la guerra y tratar de revertir nuevamente el signo de la guerra. Unidades especiales suicidas finalmente se implementaron en tierra, como en el caso de la «carga Banzai», y en el mar, como las lanchas Shin’yō. Finalmente, a mediados de 1944, el Primer Ministro Hideki Tōjō dio instrucciones para que los Cuerpos de Ataque Aéreo organizaran una unidad especial, lo que dio nacimiento a la Shinpū tokubetsu kōgeki tai,  mejor conocidos en occidente como kamikazes. La primera misión oficial exitosa de la unidad especial se llevó a cabo el día 25 de octubre y los ataques de este tipo se prolongaron hasta el fin de la Segunda Guerra Mundial. Para febrero de 1945 Alemania ya se enfrentaba a una derrota segura, y durante la Conferencia de Yalta en el que Stalin se comprometió a declararle también la guerra a Japón en los dos meses siguientes de la derrota definitiva de las fuerzas germanas. Después de 72 días de intenso bombardeo sobre la isla, el 19 de febrero comenzó la invasión de Iwo Jima por parte de tropas norteamericanas. Después de cuatro días cayó el Monte Suribachi, momento que quedó plasmado en la famosa fotografía de Joe Rosenthal. Durante esta batalla Estados Unidos perdió 6.821 efectivos, mientras que en el bando japonés se estima que cerca de 22.000 soldados perdieron la vida. Otro cruento frente de batalla tuvo lugar en Okinawa: la invasión comenzó el 1 de abril con la «Operación Iceberg». Entre tanto, el 5 de abril el Primer Ministro Koiso Kuniaki dimitió de su cargo mientras la guerra se aproximaba a las islas principales de Japón. Durante dicha invasión fallecieron más de 12.000 norteamericanos, mientras que en el bando japonés se estiman 110.000 bajas. Estados Unidos perdió además 36 barcos, y 368 resultaron dañados; la mayoría por ataques kamikazes. Okinawa cayó finalmente el 21 de junio, brindando a los aliados una importante base de operaciones. Durante la Conferencia de Potsdam, Winston Churchil y Roosevelt acordaron el empleo de la bomba atómica, y se emitió una declaración pidiendo la rendición incondicional de Japón, que fue rechazada dos días más tarde por el gobierno japonés. Después de la autorización de Harry Truman, los bombardeos atómicos se efectuaron el 6 y el 9 de agosto de 1945, después de seis meses de intenso bombardeo de otras 67 ciudades. El arma nuclear Little Boy fue lanzada sobre Hiroshima el lunes 6 de agosto de 1945, seguida por la detonación de la bomba Fat Man el jueves 9 de agosto sobre Nagasaki.

File:Atomic cloud over Nagasaki from B-29.jpg

Nube de hongo fotografiada desde uno de los B-29 que acompañaron al Enola Gay

Hasta la fecha estos bombardeos constituyen los únicos ataques nucleares de la historia. Se estima que hacia finales de 1945, las bombas habían matado a 140.000 personas en Hiroshima y 80.000 en Nagasaki, aunque sólo la mitad había fallecido los días de los bombardeos. En ambas ciudades, la gran mayoría de las muertes fueron de civiles. El 8 de agosto la Unión Soviética declaró la guerra a Japón y comenzó una rápida campaña en Manchuria, donde cerca de 80.000 soldados japoneses perdieron la vida. El 15 de agosto el Emperador Shōwa rompió el silencio imperial y emitió por radio la rendición incondicional de Japón ante los aliados, siendo la primera vez que la inmensa mayoría de los japoneses pudieron oír la voz del emperador, y pidió a su pueblo que no ofrecieran resistencia y a sus tropas que entregaran las armas. Dos días después, el 17, el príncipe Higashikuni fue nombrado Primer Ministro con la intención de supervisar la rendición del país, que se hizo oficial el 2 de septiembre a bordo del USS Missouri, dando término a la Guerra del Pacífico y la Segunda Guerra Mundial. Se estima que en total Japón perdió cerca de 1.506.000 soldados y alrededor de 900.000 civiles, principalmente en el último año, a causa de los bombardeos incendiarios y atómicos. El general Douglas MacArthur fue nombrado comandante supremo, por lo que fue el encargado de supervisar la ocupación de Japón, que duró hasta 1952. Durante los dos primeros años se llevó a cabo un proceso de democratización y desmilitarización: se abolió el ejército y la armada, se destruyeron municiones y armas, y se transformaron fábricas de armamento para usos civiles. El sintoísmo estatal fue eliminado y se buscaron reformas políticas, económicas y sociales. Durante este periodo más de 5.000 soldados y oficiales japoneses fueron juzgados por crímenes de guerra, de los cuales 900 fueron ejecutados. De estos inculpados, veintiocho fueron encarcelados en la prisión de Sugamo, y posteriormente fueron llamados a comparecer frente al Tribunal Penal Militar Internacional para el Lejano Oriente con base en Tokio, integrado por jueces de los Estados Unidos, la Unión Soviética, Gran Bretaña, Francia, Países Bajos, China, Australia, Canadá, Nueva Zelanda, India y Filipinas. Dichos juicios duraron dos años: de mayo de 1946 a noviembre de 1948. De los 28 acusados sólo 25 fueron inculpados, debido a la muerte natural de dos de ellos como Yosuke Matsuoka y el Almirante Osami Nagano, y a que Okawa Shumei sufrió un colapso nervioso y ya no fue procesado. Siete fueron condenados a muerte, entre ellos Hideki Tōjō, y 16 a prisión perpetua. Shigenori Tōgō fue condenado a veinte años y Mamoru Shigemitsu a siete. MacArthur presionó al gobierno para que se modificara la antigua Constitución Meiji de 1889, ya que ni el Primer Ministro Kijūrō Shidehara ni su gabinete querían ser los que dieran el primer paso en de reemplazar la antigua constitución por un documento más liberal. A pesar de que la recomendación inicial de MacArthur consistía en un sistema parlamentario de una sola cámara, ante la insistencia de los políticos japoneses el documento se redactó para contemplar un sistema de dos cámaras, ambas electas democráticamente. La nueva constitución, que técnicamente resultó una enmienda a la antigua más que una abrogación, se promulgó el 3 de noviembre de 1946, y entró en vigor el 3 de mayo de 1947. Dentro de sus características destacan tres puntos: el rol simbólico del emperador, la prominencia de los derechos civiles y los derechos humanos, y la renuncia a la guerra.

La rápida estabilización de Japón llevó a un relajamiento por parte de las fuerzas de ocupación en cuanto a la censura en los medios, así como en las medidas tomadas. Se permitió el comercio extranjero y se propició una rápida recuperación en la economía. Finalmente, en septiembre de 1951 se reunieron 51 naciones en San Francisco (California) con el objeto de alcanzar un acuerdo pacífico. En dicha reunión Japón anunció su renuncia a Corea, Taiwán, las Islas Pescadores, las Islas Kuriles, Karafuto, islas obtenidas mediante mandato de la Liga de Naciones, islas del sur del Mar de China, así como territorio antártico. Japón también se comprometió a resolver cualquier disputa pacíficamente y de acuerdo a los estatutos de la Carta de las Naciones Unidas. Además se hizo del conocimiento de los presentes la renuncia del país a la guerra. Representantes de China, India y la Unión Soviética estuvieron presentes, pero no firmaron el documento, el cual es conocido como Tratado de San Francisco o Tratado de la Paz. Éste entró en vigor al año siguiente, 1952, y con ello se dio fin a la ocupación. Japón se convirtió de nuevo en una nación independiente, aunque ese mismo año se firmó un Pacto de seguridad con los Estados Unidos, con lo que se establecieron bases norteamericanas en Okinawa, bajo control norteamericano hasta 1972, e Iwo Jima, bajo control norteamericano hasta 1968. El mismo tratado fue renegociado en 1960, y sigue vigente en la actualidad. Prácticamente en cuanto comenzó la ocupación de Japón comenzaron a resurgir diversos partidos políticos. El antiguo Rikken Seiyūkai así como el Rikken Minseitō resurgieron como el Nihon Jiyūtō y el Nihon Shinpotō respectivamente. Las primeras elecciones de la posguerra se realizaron en 1946 y se caracterizaron por ser la primera vez que se les otorgó a las mujeres el derecho al voto, además de que Yoshida Shigeru fue electo primer ministro. Para las elecciones del año siguiente, opositores de Yoshida dejaron el Jiyūtō y unieron fuerzas con el Shinpotō, dando nacimiento al Minshutō, lo que le dio fuerza al Nihon Shakai-tō o Partido Socialista, el cual formó un gabinete de corta duración hasta que su poder decayó nuevamente. Yoshida regresó como primer ministro en 1948, puesto que desempeñó hasta 1954. Continuas divisiones en los partidos políticos así como la sucesión de gobiernos por parte de minorías políticas llevaron a miembros conservadores a formar el Jiyū Minshutō o Partido Liberal Democrático en noviembre de 1955, el cual mantuvo el poder constantemente entre 1955 y 1993. Después de varias reorganizaciones en las fuerzas armadas, en el año de 1954 se formaron las Fuerzas de Autodefensa bajo una dirección civil. La situación mundial por la Guerra Fría así como la guerra cercana en Corea fomentó el desarrollo económico así como la supresión del socialismo bajo la influencia norteamericana.

File:Surrender of Japan - USS Missouri.jpg

Los representantes japoneses, Mamoru Shigemitsu y Yoshijiro Umezu, a bordo del USS Missouri antes de la firma del documento de rendición el 2 de septiembre de 1945. Detrás de ellos en fila, de izquierda a derecha, el General Yatsuji Nagai, Katsuo Okazaki, Almirante Tadatoshi Tomioka, Toshikazu Kase y el Teniente General Suichi Miyakazi

A lo largo de toda la posguerra la economía japonesa comenzó con un crecimiento más allá de cualquier expectativa, el llamado milagro japones. El país rápidamente se puso a la par con Occidente tanto en comercio exterior, producto nacional bruto, como en calidad de vida; logros que fueron remarcados por los Juegos Olímpicos de Tokio de 1964, los primeros Juegos Olímpicos en Asia  y para los cuales se inauguró la primera línea del tren bala shinkansen, y la Exposición Internacional de Osaka de 1970. A partir de la segunda mitad del siglo XX, Japón sería reconocido por su alta tecnología. Con el crecimiento económico se convirtió en la potencia más importante del mundo a nivel de exportaciones, con prevalencia en los campos de la electrónica, informática, robótica, industria automotriz y la banca, con lo que hubo grandes beneficios económicos. El crecimiento económico y la tranquilidad política de mediados de la década de 1960 se vieron interrumpidos por la súbita alza de precios en el petróleo decretada por la OPEP en 1973, lo que provocó la primera recesión en Japón desde la Segunda Guerra Mundial. El año de 1987 fue también uno importante en Japón ya que el precio de los inmuebles había estado creciendo constantemente, la inflación alcanzó su punto más alto desde 1975, el desempleo llegó hasta la cifra histórica del 3,2 por ciento, y existía un gran descontento hacia el gobierno de Yasuhiro Nakasone. Finalmente, aunque desde hacía algunos meses la economía parecía repuntar, el 20 de octubre de ese año la Bolsa de Valores de Tokio sufrió un crack bursátil. La mayor crisis política de la posguerra tuvo lugar en 1960, cuando se revisó el Pacto de Asistencia Mutua de Seguridad, ratificado con el nombre de «Tratado de Mutua Cooperación y Seguridad» y que causó manifestaciones masivas en las calles como símbolo de rechazo, y la renuncia del gabinete un mes después de que la Dieta aprobara el nuevo tratado. Después de varios años de manifestaciones, la opinión general de los ciudadanos japoneses respecto a los Estados Unidos mejoró en 1972 cuando Okinawa fue puesto bajo soberanía japonesa nuevamente. Japón restableció además relaciones con la República de China al finalizar la Segunda Guerra Mundial, pero debido al apoyo que brindaron al gobierno nacionalista exiliado en Taiwán, se generaron fricciones con el gobierno de la República Popular de China. La relación con este país se restableció nuevamente en 1972. La relación con la Unión Soviética ha sido problemática debido a que Japón reclama como suyas diversas islas ocupadas por dicho país durante los últimos días de la guerra: las islas en disputa son Etorofu y Kunashiri, Shikotan, y las islas Habomai…[1]

La Factoria Historica


[1] El nacionalismo es una ideología y movimiento sociopolítico que surgió junto con el concepto de nación propio de la Edad Contemporánea en las circunstancias históricas de la Era de las Revoluciones (Revolución industrial, Revolución burguesa, Revolución liberal) desde finales del siglo XVIII. También puede designar al sentimiento nacionalista y a la época del nacionalismo. Como ideología, el nacionalismo pone a una determinada nación como el único referente identitario, dentro de una comunidad política; y parte de dos principios básicos con respecto a la relación entre la nación y el Estado: El principio de la soberanía nacional: que mantendría que la nación es la única base legítima para el Estado. El principio de nacionalidad: que mantendría que cada nación debe formar su propio Estado, y que las fronteras del Estado deberían coincidir con las de la nación. El término nacionalismo se aplica tanto a las doctrinas políticas como a los movimientos nacionalistas: las acciones colectivas de movimientos sociales y políticos tendentes a lograr las reclamaciones nacionalistas. En ocasiones también se llama nacionalismo al sentimiento de pertenencia a la nación propia, algo en principio identificable con el patriotismo, pero distinto si va más allá del mero sentimiento e incorpora contenido doctrinal o acción política en un sentido concreto. La historiografía también usa el término nacionalismo para referirse la época del nacionalismo: el periodo histórico de formación de las naciones y el surgimiento de la ideología y movimientos nacionalistas, lo que ocurrió en torno al siglo XIX, coincidiendo con las revoluciones liberales o revoluciones burguesas. En el siglo XX se produce una renovación del nacionalismo, en el periodo de entreguerras vinculado al fascismo, y tras la Segunda Guerra Mundial vinculado al proceso de descolonización y al tercermundismo, cuando surgen numerosos grupos denominados Movimiento de Liberación Nacional. Se habla también del nacionalismo musical, expresión artística de la segunda mitad del siglo XIX que coincide con el nacionalismo político en la valoración de la etnicidad (folclore), y que deriva del anterior romanticismo, movimiento intelectual y artístico también muy vinculado con el nacionalismo romántico, aunque sea de más amplia extensión temporal y conceptual que éste.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s