Panthera leo

El fósil más antiguo conocido similar a un león proviene de Laetoli en Tanzania y podría tener una antigüedad de 3,5 millones de años; algunos científicos han identificado estos restos como pertenecientes a Panthera leo, pero no está confirmado y lo más que se puede decir es que pertenecen a un felino similar a Panthera. Los restos más antiguos confirmados de Panthera son de hace unos 1,5 millones de años. Los parientes más cercanos del león son las otras especies del género Panthera: el tigre, el jaguar y el leopardo. Estudios morfológicos y genéticos revelan que el tigre fue la primera especie en divergir del resto. Hace unos 1,9 millones de años, el jaguar se separó del grupo restante, que contenía a los antepasados de leopardos y leones. Posteriormente, el león y el leopardo se separaron hace entre 1,25 y 1 millones de años. Panthera leo evolucionó en África entre hace 1 millón y 800 000 años antes de dispersarse por la región holártica. Apareció por primera vez en Europa hace 700 000 años con la subespecie Panthera leo fossilis, encontrada en Isernia en Italia. Este león evolucionó al posterior león de las cavernas, Panthera leo spelaea, que apareció hace unos 300 000 años. Durante el Pleistoceno superior, el león se extendió por América, donde evolucionó como Panthera leo atrox, el león americano. Los leones se extinguieron del norte de Eurasia y América a finales de la última glaciación, hace unos 10 000 años; pudiendo haber sido víctimas de la extinción de la megafauna del Pleistoceno…

 Panthera leo

Tradicionalmente se reconocían doce subespecies modernas de león, de las que la más grande era el león del Atlas. Las diferencias principales entre estas especies son la distribución geográfica, la apariencia de la melena y el tamaño. Como estas características son poco consistentes y muy variables, la mayoría de estas formas son discutibles y probablemente no sean válidas; además, a menudo las distinciones se basaban en material de zoológicos de origen desconocido que podría haber tenido características morfológicas “sorprendentes, pero anormales“. Actualmente es habitual que solo se reconozcan ocho subespecies, pero una de ellas, el león del Cabo, antiguamente descrita como Panthera leo melanochaitus, es probablemente inválida.

Panthera leo

Enlace directo: Historia del pensamiento evolucionista

Incluso las siete subespecies restantes podrían ser demasiadas; la variación mitocondrial reciente entre los leones africanos es escasa, lo que sugiere que todos los leones subsaharianos podrían ser considerados una única subespecie, posiblemente dividida en dos clados principales: uno al oeste del Gran Valle del Rift y el otro al este. Los leones de Tsavo, al este de Kenia, están mucho más próximos genéticamente hablando a los leones de Transvaal en Sudáfrica, que a los de los montes Aberdare del este de Kenia. Las razas massaica, somaliensis y rosevelti se incluyen en nubica. La raza nominal leo del noroeste de África y la raza melanochaitus de la región de El Cabo se han extinguido. Así pues, se reconocen seis subespecies en la actualidad: Actuales como el P. l. azandica, conocido como león del Congo. Habita al noreste de la República Democrática del Congo. P. l. bleyenberghi, conocido como león de Katanga. Habita al sur de la República Democrática del Congo, Zambia y Angola. P. l. krugeri, conocido como león del Transvaal. Habita al noroeste, en el Kalahari, norte y sureste de Sudáfrica. P. l. nubica, conocido como león Massai. Habita al noreste y este de África. P. l. persica, conocido como león asiático o león surasiático, persa o indio. Habitaba desde Iraq hasta la India en el siglo XIX; en la actualidad solamente en el Bosque de Gir, India. El P. l. senegalensis, conocido como león de África occidental. Habita desde el África occidental hasta la República Centroafricana. Recientes como el P. l. leo, conocido como león del Atlas. Extinguido en estado salvaje a causa de la caza excesiva, aunque todavía podrían quedar ejemplares en cautividad. Fue la subespecie de león más grande, con una longitud de aproximadamente 3-3,3 m y un peso de más de 200 kg para los machos. Se extendía desde Marruecos hasta Egipto.

File:Tinga 2012 05 20 0953 (7407623520).jpg

Dos leones machos devorando una jirafa

Enlace directo: Historia evolutiva de la vida

El último ejemplar fue abatido en Marruecos en 1922. P. l. melanochaitus, conocido como león del Cabo, se extinguió en estado salvaje a mediados de 1860. Los resultados de investigaciones del ADN mitocondrial no avalan el estatus de este león como subespecie distinta. Parece probable que el león del Cabo sólo fuera la población más meridional del león sudafricano existente hoy en día…[1]

La Factoria Historica


[1] En África, los leones viven en herbazales de sabana con acacias dispersas que les proporcionan sombra; su hábitat en la India es una mezcla de bosque de sabana seco y bosque de matorral caducifolio muy seco. En tiempos relativamente recientes, el hábitat de los leones se extendía por partes meridionales de Eurasia, desde Grecia hasta la India y gran parte de África, exceptuando la zona central de jungla y el desierto del Sahara. Heródoto escribió que los leones eran comunes en Grecia hacia el 480 a. C.; que atacaron a los camellos de equipaje del rey persa Jerjes durante su marcha por el país. Aristóteles los consideraba raros hacia el 300 a. C. y en el 100 d. C. ya habían sido exterminados. Una población de leones asiáticos sobrevivió hasta el siglo X en el Cáucaso, su último bastión europeo. En la Edad Media, la especie ya había sido extinguida de Palestina y después de prácticamente el resto de Asia con la llegada de las armas de fuego, fáciles de conseguir en el siglo XVIII. Entre finales del siglo XIX y principios del siglo XX desapareció de África del Norte y de Oriente Próximo. A finales del siglo XX ya había desaparecido de Turquía y gran parte del norte de la India,  mientras que la última observación de un león asiático vivo en Irán se produjo en 1941 (entre Shiraz y Jahrom, Fars), aunque en 1944 se encontró el cadáver de una leona en la orilla del río Karún (Juzestán). Desde entonces no ha habido informes fiables sobre la situación del león asiático en Irán. Actualmente, la subespecie ya solo sobrevive en el Parque Nacional Bosque de Gir y sus alrededores, en el noroeste de la India. Aproximadamente unos 300 leones viven en un santuario de 1412 km² que cubre gran parte del bosque, en el estado de Gujarat. Las poblaciones están aumentando despacio. Hasta finales del Pleistoceno (hace unos 10 000 años), el león fue, de los grandes mamíferos terrestres, el que mayor área de distribución ocupaba, exceptuando los humanos. Los leones vivían en gran parte de África, la mayoría de Eurasia, desde el oeste de Europa hasta la India; en Beringia y en América, desde el río Yukón hasta el Perú. Partes de este ámbito de distribución estaban ocupadas por subespecies actualmente extinguidas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s