Giuseppe Garibaldi

Giuseppe Garibaldi fue un revolucionario nacionalista italiano que nació el 4 de julio de 1807 en Niza (Reino de Piamonte). Hijo de un pescador. Cuando tenía diecisiete años se trasladó a Roma junto a su padre y allí le surgió la idea de suprimir el poder temporal del Papa por cuanto impedía a la ciudad eterna unificar la península. Trabajó como marinero en barcos mercantes en la zona del Mediterráneo. En 1832 era capitán del barco Clorinda, que fue abordado por piratas turcos. Garibaldi fue herido en la mano pero consiguió escapar. En 1833 pasó a formar parte de la Joven Italia, movimiento organizado por el revolucionario Giuseppe Mazzini que pretendía la unificación del pueblo italiano dentro de una república autónoma. En 1834 fue condenado a muerte aunque escapó a Sudamérica donde pasó doce años. Tomó parte en la rebelión del estado de Río Grande do Sul contra Brasil y más tarde participó en la guerra civil de Uruguay…

 Giuseppe Garibaldi

En Montevideo dio clases de matemáticas y fue admitido en la Logia Masónica “Les Amis de la Patrie“. A su vuelta a Italia, se unió alRisorgimento, movimiento en favor de la liberación y unificación de Italia. Estuvo al mando de un regimiento de unos 3.000 voluntarios que luchó al servicio del gobernante piamontés Carlos Alberto, rey de Cerdeña, y fue derrotado por las tropas austriacas de Lombardía. En 1849 partió a Roma para apoyar a la República proclamada por Mazzini y otros revolucionarios. Defendió la ciudad de los franceses, aunque tuvo que negociar un acuerdo con éstos. Aceptaron que dejara Roma con sus 5.000 seguidores, pero la línea de retirada atravesaba el territorio controlado por los austriacos que asesinaron, capturaron o dispersaron la mayor parte de sus tropas; tuvo que huir de Italia ante el riesgo que corría su vida.

Resultado de imagen de garibaldi

Garibaldi, en una litografía popular en color

Se trasladó a Staten Island en Nueva York, y trabajó como fabricante de velas. Se nacionalizó estadounidense y en 1854 regresó y compró una modesta casa en la isla de Caprera, al noreste de Cerdeña. Consideró la necesidad de establecer una alianza con el gobernante liberal Víctor Manuel II, rey de Cerdeña, y su primer ministro, el conde Camillo Benso di Cavour para alcanzar la liberación y unificación de Italia. La gran influencia de su postura en miles de nacionalistas y revolucionarios italianos perjudicó la situación del monarca y tuvo grandes repercusiones para el país. Intervino en las luchas militares y políticas que se produjeron en los años siguientes. Estuvo a la cabeza de una victoriosa expedición contra las fuerzas austriacas de los Alpes en 1859 y dirigió desde Génova la ‘expedición de los mil’ o de los ‘Camisas rojas’, nombre por el que se conocía a sus hombres. Tomó Sicilia, donde estableció un gobierno provisional insular.

File:Giuseppe e Anita Garibaldi trovano rifugio a San Marino.JPG

Giuseppe y Anita Garibaldi refugiándose en San Marino

Se trasladó a la península italiana; tomó Nápoles tras derrotar a sus defensores en una batalla decisiva que tuvo lugar en la ribera del río Volturno el 26 de octubre de 1860, y capturó la fortaleza de Gaeta, que en febrero de 1861 cayó. El reino de Italia se fundó pocos meses después y Víctor Manuel fue proclamado rey. Volvió a formar un regimiento de voluntarios en 1866 para anexionar los Estados Pontificios al reino de Italia, a pesar de la oposición del gobierno. Después de alguna que otra victoria, fue derrotado por las fuerzas conjuntas del Papa y los franceses en la batalla de Mentana el 3 de noviembre de 1867 y se le retuvo como prisionero durante un tiempo. En 1870 marchó a Francia donde participó en la Comuna de París. Giuseppe Garibaldi falleció el 2 de junio de 1882 en Caprera…[1]

La Factoria Historica


[1] La Unificación de Italia fue el proceso histórico que a lo largo del siglo XIX llevó a la unión de los diversos estados en que estaba dividida la península Itálica, en su mayor parte vinculados a dinastías consideradas «no italianas» como los Habsburgo o los Borbones. Ha de entenderse en el contexto cultural del Romanticismo y la aplicación de la ideología nacionalista, que pretende la identificación de nación y estado, en este caso en un sentido centrípeto (irredentismo). También se le conoce como el Resurgimiento (Risorgimento en italiano), e incluso como la Reunificación italiana (considerando que existió una unidad anterior, la provincia de «Italia» creada por Augusto, en la antigua Roma). El proceso de unificación se puede resumir así: a comienzos del siglo XIX la península itálica estaba compuesta por varios estados (Lombardía, bajo el dominio austríaco; los Estados Pontificios; el reino de Piamonte; el reino de las Dos Sicilias, entre otros), lo que respondía más a una concepción feudal del territorio que a un proyecto de estado liberal burgués. Después de varios intentos de unificación entre 1830 y 1848, que fueron aplastados por el gobierno austríaco, la hábil política del Conde de Cavour, ministro del reino de Piamonte, logró interesar al emperador francés Napoleón III en la unificación territorial de la península, que consistía en expulsar a los austríacos del norte y crear una confederación italiana; a pesar de la derrota del imperio austríaco, el acuerdo no se cumplió por temor de Napoleón a la desaprobación de los católicos franceses. Aun así la Lombardía fue cedida por Napoleón al Piamonte. Además, durante la guerra se presentaron insurrecciones en los ducados del norte, los que luego fueron anexados al Piamonte, con lo cual se cumplió la primera fase de la unificación. En la segunda fase se logró la unión del sur cuando Garibaldi, inconforme con el tratado entre Cavour y Napoleón, se dirigió a Sicilia con las camisas rojas, conquistándola y negándose a entregarla a los piamonteses; desde allí ocupó Calabria y conquistó Nápoles. En 1860 las tropas piamontesas llegaron a la frontera napolitana. Garibaldi, que buscaba la unidad italiana, entregó los territorios conquistados a Víctor Manuel II. Mediante plebiscitos, Nápoles, Sicilia y los Estados Pontificios se anexaron al reino de Piamonte y al futuro rey de Italia, Víctor Manuel II. El proceso de la unificación no fue producto de la voluntad popular pese a los plebiscitos convocados por Cavour, por tanto la acción del Estado se centró en la construcción de una nacionalidad italiana. El papel conspirativo de la masonería o de los intereses de las distintas potencias europeas (concretamente el Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda, interesada en crear un fuerte antagonista a la enemiga Francia) también se han aducido como causa del «Risorgimento». El proceso es entendido, por algunos historiadores, también como la conquista de la aristocrática y rural Italia del sur (Nápoles, Sicilia) por parte de industrializada Italia del norte (valle del Po), influenciada por las potencias europeas como Francia y el Imperio de Austria (según ellos el proceso también puede interpretarse en el sentido de que el norte impidio el desarrollo del sur , propiciando la emigración y la perpetuación de su situación social). Historiadores como Benedetto Croce ven el proceso como el que completó el Renacimiento italiano, interrumpido por las invasiones francesas y españolas de la Italia del siglo XVI. Este renacimiento nacional alcanzó -desde Florencia- todas las regiones habitadas por gente italiana (inclusive Sicilia y luego Istria y Dalmacia -como Italia irredenta- en el siglo XX). En cualquier caso, el proceso fue encauzado finalmente por la casa de Saboya, reinante en el Piamonte (destacadamente por el primer ministro conde de Cavour), en perjuicio de otras intervenciones «republicanas» de personajes notables (Mazzini, Garibaldi) a lo largo de complicadas vicisitudes ligadas al equilibrio europeo (intervenciones de Francia y el Imperio de Austria), que culminaron con la incorporación del último reducto de los Estados Pontificios en 1870. El nuevo Reino de Italia continuó la reivindicación de territorios fronterizos, especialmente con el Imperio austrohúngaro (Trieste/Istria/Dalmacia y el Trentino), que se solventaron parcialmente en 1919 tras la Primera Guerra Mundial (Tratado de Saint-Germain-en-Laye y expedición de Gabriele D’Annunzio).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s