Historia militar de Francia

La denominada historia militar de Francia abarca un inmenso panorama de conflictos y luchas desde hace más de 2000 años, a través de áreas que incluyen la actual Francia, gran parte de Europa y las posesiones francesas de ultramar. Debido a la gran duración de los conflictos en los que han estado involucrados, los franceses han estado a menudo a la vanguardia del desarrollo militar, por tanto los conflictos que han ocurrido en Francia han tenido un impacto decisivo en la historia de Europa y del Mundo. Según BBC History: “Ha habido 53 grandes guerras en Europa. Francia había sido un beligerante en 49 de ellos, Reino Unido 43. En las 185 batallas que Francia ha luchado en los últimos 800 años, sus ejércitos han ganado 132 veces, perdió 43 veces y elaborado sólo 10, dando a los militares franceses el mejor registro de cualquier país de Europa“…

 Historia militar de Francia

El conflicto galo-romano el cuál predominó desde el 400 a. C. hasta el 50 a. C.,con los romanos emergiendo victoriosos en la conquista de las Galias bajo el mando de Julio César. Luego del declive del Imperio romano, una tribu germánica conocida como los francos tomó el control de las Galias destruyendo a las tribus rivales. La «Tierra de Francia» de donde obtiene su nombre, obtuvo grandes expansiones territoriales bajo el mandato de los reyes Clodoveo y Carlomagno durante la Edad Media, luego, las rivalidades con Inglaterra y el Sacro Imperio Romano Germánico provocaron grandes conflictos como la Guerra de los Cien Años. Con una sorprendentemente centralizada monarquía y el primer ejército profesional desde los tiempos de los romanos, Francia se volvió la nación más poderosa de la Edad Media, solamente perdió su estatus cuando España logró derrotarla en las guerras italianas, las guerras de religión habían logrado mermar el poder francés a finales del siglo XVI, pero una victoria sobre España con la ayuda de Suecia en la Guerra de los Treinta Años, elevó a Francia nuevamente a convertirse en la nación más poderosa del continente.

Guerra de los Cien Años

Las guerras de Luis XIV en los siglos XVII y XVIII llevaron a Francia a expandir sus fronteras, pero esto la llevó a la bancarrota. La carrera con Gran Bretaña en convertirse en la potencia mundial la llevó a su derrota en la Guerra de los Siete Años, las cuales le costó sus colonias en América; pero su consolidación fue durante la Guerra Revolucionaria de las colonias inglesas en Norteamérica, donde el extensivo apoyo de Francia ayudó a la independencia de las colonias. Las crisis políticas llevaron al país a 23 años de Guerras Revolucionarias y sucesivamente las Guerras Napoleónicas. En este período, Francia logró su mayor era de gloria, pero en el año de 1815 el declive del imperio napoleónico llevó al país a establecer sus fronteras pre-revolucionarias. El siglo XIX sería también testigo del gran imperio colonial francés y las guerras contra Rusia, México (en América), Austria y Prusia las cuales cesaron con la derrota en la Guerra Franco-Prusiana, la enemistad franco-germana volvería a encenderse durante la Primera Guerra Mundial, con la ayuda de los británicos y una cada vez menor ayuda estadounidense, logró su victoria en el Tratado de Versalles, el cuál desencadenaría la Segunda Guerra Mundial, donde fue humillada en la Batalla de Francia.

Batalla de Waterloo

Los aliados emergerían victoriosos contra la Alemania Nazi, sin embargo, a Francia se le concedió una de las zonas de ocupación aliada en Alemania. Las dos guerras mundiales destruirían la antigua enemistad franco-germana, la cuál construiría el camino a la integración europea, tanto políticamente, como económicamente y militarmente. Hoy en día la intervención militar francesa se concentra en sus antiguas colonias y en las operaciones militares de la OTAN en los diferentes sitios de conflicto alrededor del mundo…[1]

La Factoria Historica


[1] La Historia Militar es una disciplina de las humanidades enfocada al registro de los conflictos armados de la historia de la humanidad y su impacto en las sociedades, sus culturas, economías y cambios en las relaciones internacionales. No se limita al estudio de batallas y guerras, sino que se interesa también por la evolución de los materiales, del armamento, la táctica y la estrategia. Se compone de todos aquellos eventos de la historia humana que pueden ser considerados como pertenecientes a la categoría de conflictos sociales generalizados. Esto puede ir desde las peleas entre dos tribus, hasta guerras entre dos fuerzas armadas organizadas, incluyendo en su máxima escala las guerras mundiales que afectan a la mayoría de la población humana. Los historiadores profesionales normalmente se concentran en los hechos militares que han tenido un mayor impacto en las sociedades que se han visto envueltas en ellas, mientras que los historiadores aficionados prestan más atención a detalles de las batallas, equipamiento o uniforme. Los historiadores se encargan de narrar estos acontecimientos, mediante escritos o de otras formas. La actividad militar ha sido un proceso constante durante miles de años, y las tácticas, estrategias y metas de las operaciones militares se han mantenido inmutables en lo básico a lo largo de los milenios. Por ejemplo, una notable maniobra militar aún estudiada hoy día es la doble pinza envolvente, usada por Aníbal Barca en la Batalla de Cannas el año 216 a. C. – hace por tanto unos 2.200 años. Esa misma maniobra ya fue descrita por el teórico militar chino Sun Tzu, que escribió aproximadamente al mismo tiempo que la fundación de Roma, aproximadamente hace 2.750 años, y 500 años antes de la batalla de Cannas. Mediante el estudio de la historia relacionada con su profesión, los militares pretenden no repetir los mismos errores del pasado, y así mejorar su actuación al insuflar en sus comandantes la capacidad de percibir paralelismos históricos durante una batalla, y así poder maximizar las lecciones aprendidas de la misma. Las principales áreas de la historia militar incluyen la historia de las guerras, batallas y combates, la historia del arte militar y la historia de cada servicio militar específico. Hay varias formas de categorizar la guerra. Una de ellas es la distinción entre guerra convencional y no convencional, donde convencional se refiere a fuerzas armadas bien identificadas luchando entre sí de forma relativamente abierta y directa, sin armas de destrucción masiva. La guerra no convencional se refiere a otros tipos de guerra, que incluyen las incursiones, la guerra de guerrillas, la insurgencia, y el terrorismo. Alternativamente puede incluir la guerra nuclear, la guerra química o la guerra biológica. Todas estas categorías usualmente se integran dentro de otras dos de mayor orden: guerra de alta o baja intensidad. Se llama guerra de alta intensidad a aquella entre dos superpotencias o grandes naciones luchando por intereses políticos y/o económicos. La guerra de baja intensidad se refiere a la insurgencia respecto a un ejército dominante, la guerra de guerrillas, y tipos especiales de tropas que luchan contra una revolución.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s