Las batallas aéreas a lo largo de la historia

Aunque el uso de la aviación, en la mayoría de los casos, siempre ha sido como unidad de apoyo para los enfrentamientos terrestres o navales, ha ido adquiriendo progresivamente una mayor importancia desde su implantación en la Primera Guerra Mundial, donde comenzó siendo utilizada como unidad de reconocimiento y de bombardeo a pequeña escala, altamente ineficaz ya que lanzaban bombas de mano. El uso de la aviación en la guerra pasó a ser crucial desde la Guerra Civil Española y especialmente durante la Segunda Guerra Mundial. El diseño de aviones se dirigió principalmente en dos sentidos: los bombarderos, capaces de lanzar cargas explosivas a blancos terrestres o a barcos; y los interceptores, que eran utilizados para derribar aviones enemigos o bien para escoltar a los bombarderos hasta su destino, los enfrentamientos entre aviones eran conocidos como “luchas de perros”. Entre las batallas aéreas más notables de este período cabe señalar la Batalla de Inglaterra y la Batalla de Midway

 Las batallas aéreas a lo largo de la historia

Otro importante avance en el mundo de la aviación llegó con el desarrollo del helicóptero, usado por primera vez de forma efectiva durante la Guerra de Vietnam. Actualmente el helicóptero sigue siendo ampliamente utilizado para transportar unidades terrestres a zonas de difícil acceso para un avión. A día de hoy, los enfrentamientos aéreos directos son bastante raros. Los interceptores más modernos están mucho más preparados y equipados para bombardear blancos terrestres con gran precisión, que para enfrentarse a otra aeronave en vuelo.

DOUGLAS SBD “Dauntless”

Enlace directo: Diferencias entre las batallas navales a lo largo de la historia

Enlace directo: Diferencias entre las batallas terrestres a lo largo de la historia

De hecho, para defenderse de los interceptores enemigos es más común utilizar baterías antiaéreas que flotas de aviones. A pesar de esto, la aviación es utilizada hoy día como herramienta principal y fundamental de apoyo para el ejército de tierra y la marina, como ha quedado patente en el indispensable uso de los helicópteros para transportar y apoyar a las tropas, en el uso de los bombarderos como primer ataque en muchos enfrentamientos y en el reemplazo de los barcos de guerra por portaaviones, que actúan como base aérea móvil y centro de operaciones…[1]

La Factoria Historica

________________

[1] Un helicóptero es una aeronave que es sustentada y propulsada por uno o más rotores horizontales, cada uno formado por dos o más palas. Los helicópteros están clasificados como aeronaves de alas giratorias para distinguirlos de las aeronaves de ala fija porque los helicópteros crean sustentación con las palas que rotan alrededor de un eje vertical. La palabra «helicóptero» deriva del término francés hélicoptère, acuñado por el pionero de la aviación Gustave Ponton d’Amécourt en 1863 a partir de las palabra griega ελικόπτερος, helix/helik- (hélice) y pteron (ala). La principal ventaja de los helicópteros viene dada por el rotor, que proporciona sustentación sin que la aeronave se esté desplazando, esto permite realizar despegues y aterrizajes verticales sin necesidad de pista. Por esta razón, los helicópteros se usan a menudo en zonas congestionadas o aisladas donde los aviones no pueden despegar o aterrizar. La sustentación del rotor también hace posible que el helicóptero pueda mantenerse volando en una zona de forma mucho más eficiente de la que podría otra aeronave VTOL (de despegue y aterrizaje verticales), y pudiendo realizar tareas que una aeronave de ala fija no podría. La idea del helicóptero es muy anterior a la del autogiro, inventado por el español Juan de la Cierva, aeronave con la que tiene sólo cierta similitud externa. Sin embargo, los primeros helicópteros pagaron patente y derechos de utilización del rotor articulado, original del ingeniero español. También se tomaron ideas del genio italiano Leonardo da Vinci, pero el inventor del primer helicóptero pilotado y motorizado fue el eslovaco Jan Bahyl. El primer aparato controlable totalmente en vuelo y producido en cadena fue fabricado por Igor Sikorsky en 1942. Comparado con otros tipos de aeronave como el avión, el helicóptero es mucho más complejo, tiene un mayor coste de fabricación, uso y mantenimiento, es relativamente lento, tiene menos autonomía de vuelo y menor capacidad de carga. No obstante, todas estas desventajas se ven compensadas por otras de sus características, como su gran maniobrabilidad y la capacidad de mantenerse estático en el aire, girar sobre sí mismo y despegar y aterrizar verticalmente. Si no se consideran aspectos tales como la posibilidad de repostaje o las limitaciones de carga y de altitud, un helicóptero puede viajar a cualquier lugar y aterrizar en cualquier sitio que tenga la suficiente superficie (dos veces la ocupada por el aparato).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s