George Gamow

George Gamow hizo importantes contribuciones en una amplia variedad de campos, desde la radiactividad y la cosmogonía, hasta la astrofísica y la física nuclear. Fue uno de los principales exponentes de la teoría del Universo en expansión. Escribió muchos libros de divulgación científica, entre los que destacan “El nacimiento y la muerte del Sol” y “Uno, dos, tres… infinito“. Nació en Odesa, Rusia, el 4 de Marzo de 1904 y posteriormente se nacionalizó norteamericano. Se interesó por la astronomía en una etapa temprana de su vida, cuando recibió de su padre, profesor de secundaria, un telescopio el día de su decimotercer cumpleaños. En 1922 ingresó en la universidad Novorossysky y poco después en la de Leningrado, donde estudió óptica y cosmología. Trabajó en la Universidad de Gottingen y en el Instituto de Física Teórica en Copenhague, llamado por Niels Borg. Durante esta época, Gamow hizo su principal contribución a la ciencia: propuso una hipótesis en la que el núcleo atómico puede ser tratado como pequeñas gotas de fluido líquido, hipótesis que llevó posteriormente a las teorías de fusión y fisión nuclear. La fama llegó cuando, utilizando la teoría cuántica, explicó como una partícula alfa puede escapar de un núcleo atómico…

 George Gamow

Entre 1929 y 1930 realizó estudios sobre las reacciones termonucleares en el interior de las estrellas, bajo una fórmula que aun hoy se utiliza para estudios de reacciones termonucleares controladas. En 1931 tomó el puesto de maestro de Investigación de la Academia de Ciencias de Leningrado. En 1933 obtuvo permiso de la Unión Soviética para asistir a una conferencia en Bruselas, acompañado por su esposa como secretaria, en donde decidieron dejar definitivamente la Unión Soviética.

George Gamow

Después de un tiempo en Londres se trasladó a los Estados Unidos y comenzó a trabajar en la Universidad George Washington en 1934, donde estuvo hasta 1956, año en el cual pasó a la Universidad Boulder en Colorado. En esta institución trabajó hasta su muerte. Se involucró en el proyecto Manhatan, ayudando a desarrollar la bomba atómica. Estudió la evolución estelar utilizando el modelo de Bethe en donde se postula que el calor y la radiación se generan en el núcleo de las estrellas por reacciones termonucleares. En sus trabajos publicó que las estrellas se calientan más que enfriarse cuando su combustible se agota. Diseñó un modelo de la estructura interna de las gigantes rojas.

Gamow propuso un modelo de la explosión de un Ylem que explicaba la formación del helio en el universo

Otra de las mas grandes contribuciones de Gamow a la astronomía fue el apoyo a la teoría de Lemaître sobre el Big Bang. En 1948, junto con Ralph Alpher, publicó un artículo que se volvería famoso: “El origen de los elementos químicos“, donde se plasman los argumentos más importantes en favor de de la gran explosión: La expansión del Universo, distribución actual de los elementos químicos y la radiación cósmica de fondo que se se comprobó posteriormente. Mostró como el Helio pudo ser hecho a partir de núcleos de hidrógeno y neutrones durante el Big Bang. Predijo que el Universo debía estar ocupado por radiación de microondas como secuela de su origen…[1]

La Factoria Historica

________________

[1] El núcleo atómico es la parte central de un átomo, tiene carga positiva, y concentra más del 99,9% de la masa total del átomo. Está formado por protones y neutrones (denominados nucleones) que se mantienen unidos por medio de la interacción nuclear fuerte, la cual permite que el núcleo sea estable, a pesar de que los protones se repelen entre sí (como los polos iguales de dos imanes). La cantidad de protones en el núcleo (número atómico), determina el elemento químico al que pertenece. Los núcleos atómicos no necesariamente tienen el mismo número de neutrones, ya que átomos de un mismo elemento pueden tener masas diferentes, es decir son isótopos del elemento. La existencia del núcleo atómico fue deducida del experimento de Rutherford, donde se bombardeó una lámina fina de oro con partículas alfa, que son núcleos atómicos de helio emitidos por rocas radiactivas. La mayoría de esas partículas traspasaban la lámina, pero algunas rebotaban, lo cual demostró la existencia de un minúsculo núcleo atómico.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s