Felix Baumgartner

Felix Baumgartner nació el 20 de abril de 1969 en Salzburgo, Austria. Un joven Félix realizó su primer salto a los 16 años y mejoró sus habilidades con paracaídas como miembro del equipo de fuerzas especiales del ejército austríaco. En 1999 obtuvo el récord por el salto más alto desde un edificio cuando saltó desde las Torres Petronas en Kuala Lumpur, en Malasia. El 31 de julio del 2003 Baumgartner se convirtió en la primera persona en cruzar el Canal de la Mancha en caída libre usando una ala de fibra hecha por diseño. Baumgartner estableció el récord mundial por el salto BASE más bajo en toda la historia desde la mano del Cristo Redentor en Río de Janeiro. Fue la primera persona en realizar un salto BASE desde el Viaducto de Millau en Francia el 27 de junio de 2004 y la primera persona que hizo paracaidismo en él y también saltó el edificio Turning Torso en Malmö, Suecia. El 12 de diciembre del 2007 se convirtió en la primera persona en saltar desde la plataforma de observación del piso 91, el récord estaba en el piso 90, aproximadamente 390 m, unos 1280 pies, del edificio construido más alto del mundo en esa fecha; el Taipéi 101 en Taipéi, Taiwán. En enero del 2010, se informó de que Félix Baumgartner estaba trabajando con un equipo de científicos y con la marca Red Bull para lograr el salto más alto jamás realizado en la que Baumgartner iba a realizar un salto de 120 000 pies, unos 36 600 m, desde una cápsula suspendida de un globo estratosférico inflado con helio y de paredes de apenas 0,02 mm de espesor, intentando convertirse en el primer paracaidista en romper la barrera del sonido…

 Felix Baumgartner

La hazaña estaba programada para llevarse a cabo en 2011. Joseph Kittinger, quien posee el récord de mayor tiempo de caída libre, récord que Baumgartner quiso batir, pero no lo consiguió, asesoró a Baumgartner durante la misión Stratos.  Con esta misión se esperaba obtener mejores datos científicos para la próxima generación de trajes de presión. De cualquier modo, el 12 de octubre de 2010, Red Bull anunció que pondría en pausa el proyecto después de que Daniel Hogan presentase una demanda en la Corte Superior de California, en Los Ángeles, durante el mes de abril del mismo año, reclamando ser el creador de la idea del salto en el borde del espacio en 2004, y que Red Bull habría robado su idea. La demanda se resolvió fuera de la corte en junio de 2011 y el 5 de febrero de 2012, The Daily Telegraph informó que el proyecto había sido reanudado.

Instantes iniciales del salto

Enlace directo: Historia evolutiva de la vida

El 15 de marzo de 2012 se completó el primero de dos saltos de prueba de 71 581 pies, unos 21.817,8888 m. Durante el salto Felix estuvo aproximadamente 3:43 minutos en caída libre, alcanzando velocidades de más de 360 millas por hora, unos 579,36384 km/h, antes de abrir el paracaídas. En total, el saltó duró aproximadamente ocho minutos y ocho segundos, y Baumgartner, se convirtió en la tercera persona en saltar desde un paracaídas desde 13,5 millas, unos 21,726144 km, sin daño alguno. El 25 de julio de 2012, Baumgartner completó el segundo de los dos saltos de prueba previstos, a 29 460 m de altura. La cápsula, elevada por un globo de helio, demoró 90 minutos para llegar a la altitud prevista y su caída libre se calcula que duró 3:48 minutos, antes de que sus paracaídas se desplegaran, la velocidad alcanzada fue de 1.342,8 km/h. El día 14 de octubre de 2012 Félix Baumgartner despegó desde Roswell en Nuevo México, para ascender hasta los 39.068 metros, altura desde la cual efectuó una caída libre.

El momento del salto de Felix Baumgartner

Enlace directo : El viaje a la Luna. La prehistoria del hombre moderno

Ver también: La carrera hacia la Luna

Este hecho le atribuyó tres récords históricos como fue ser el primer ser humano en romper la barrera del sonido sin apoyo mecánico y en caída libre. Los cálculos concluyeron que el paracaídista austriaco rompió la barrera del sonido durante los 40 primeros segundos de caída al llegar a unos 1.342,8 km/h. También el récord de la caída libre desde el punto más alto, unos 39.045 metros, cuando el récord anterior, establecido hacía 52 años, era de 31.333 metros y el récord del vuelo tripulado en globo al punto más alejado de La Tierra a 39.068 metros de altura, siendo el anterior récord de 34.668 metros en el que el globo, impulsado por helio, tenía paredes de apenas 0,02 mm de espesor…[1]

La Factoria Historica


[1] El salto BASE es una modalidad del paracaidismo, consistente en saltar desde un objeto fijo y no desde una aeronave en vuelo (como tradicionalmente se hace). El término BASE en inglés es un juego de palabras entre base (pronunciado /béis/) y el acrónimo B.A.S.E., el cual hace alusión a las cuatro categorías de objetos fijos desde donde se puede saltar mediante esta práctica deportiva extrema. Building – Edificio. Antenna – Antena (chimeneas o torres de tendido eléctrico también entran en esta categoría). Span – Puente (literalmente: vano o arco de puente) también puede ser un pilar de un puente colgante. Earth – Tierra (precipicio o formación natural). La sigla “B.A.S.E.” fue acuñada por el cineasta Carl Boenish, quien en 1978 filmó los primeros saltos de El Capitán (Parque Nacional de Yosemite, California), hechos usando paracaídas rectangulares y la técnica de tracking o deriva en caída libre y que definieron de hecho el salto B.A.S.E. moderno. El salto B.A.S.E. es considerado por muchos como el más extremo entre los deportes extremos. El riesgo es considerable, sin embargo muy calculado y controlado. Los participantes de este deporte estudian cada salto antes de realizarlo y solo si las condiciones son las adecuadas para realizar el salto, se realiza. El salto BASE ya ha sido aceptado como un deporte aéreo en España y hay varias escuelas donde aprender esta modalidad. La Academia de salto BASE es un sitio donde se puede aprender el salto BASE en España. Habitualmente se utiliza un solo paracaídas especial. El uso de otro paracaídas de reserva, como se hace en los saltos desde una aeronave, no tiene mucho sentido y es opcional, ya que habitualmente se salta de cabeza desde muy poca altura, comparado con un salto de avión. Se trata pues de saltos muy breves, en los que no habría tiempo de activar un paracaídas de reserva, en caso de que el paracaídas principal fallara. Es por ello que los paracaídas usados se asemejan más al paracaídas de reserva, que al principal de los usados en salto de avión. Un salto B.A.S.E. ha de hacerse con el equipamiento específico para salto B.A.S.E., ya que las necesidades, tiempos de apertura y fuerzas que actúan en la apertura del paracaídas son muy diferentes. Antes de iniciarse en el salto B.A.S.E. se necesita dominar suficientemente la caída libre, lo que se puede conseguir habiendo realizado antes de 200 a 250 saltos en caida libre. Existen muchos sitios alrededor del mundo donde praticarlo. Kjerag, en Noruega, es uno de los sitios más altos desde donde se puede saltar, con una altura de unos 600 metros.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s