Teodoro Metoquites

Teodoro Metoquites fue un hombre de estado bizantino, escritor, filósofo y mecenas de las artes y de las ciencias. De c. 1305 a 1328 fue logoteta (tesorero) general del emperador Andrónico II Paleólogo.  Metoquites nació en Constantinopla, hijo del archidiácono Jorge Metoquites, un ferviente partidario de la unión de las Iglesias Ortodoxa y Católica. Después del Segundo Concilio de Blanquerna, su padre fue condenado al exilio, y Teodoro parece que pasó su adolescencia en los ambientes monásticos de Bitinia en Asia Menor. Se dedicó al estudio de autores tanto seculares como religiosos. Cuando Andrónico II visitó Nicea en 1290 al 1291, Metoquites causó tal impresión en él que le llamó inmediatamente a la corte y le nombró logoteta general

 Teodoro Metoquites

Poco más tarde de un año, fue nombrado senador. Además de realizar sus deberes políticos, embajadas a Cilicia en 1295 y a Serbia en 1299, Metoquites continuó estudiando y escribiendo. En 1312 al 1313, empezó a aprender astronomía de la mano de Manuel Bryennios y más tarde él mismo se convirtiría en maestro de Nicéforo Grégoras. Se casó y tuvo cinco hijos y una hija, Irene, esposa de Juan Paleólogo, primo de Andrónico II.

File:Theodore Metochites in the Dedication Mosaic at Chora Church.jpg

Teodoro Metoquites

La carrera política de Teodoro culminó en 1321, cuando fue investido como Gran logoteta. Estaba entonces en la cumbre de su poder y fue también uno de los hombres más ricos de la época. Parte de su fortuna la destinó a la restauración y decoración de la iglesia del monasterio de San Salvador en Chora, en el noroeste de Constantinopla, donde el retrato del donante Metoquites todavía puede verse en un famoso mosaico del nártex, encima de la entrada de la nave. Agrandó la iglesia mediante un exonártex al oeste, un paraclesion al sur y un anexo al norte. Impuso en las pinturas y mosaicos una historia y una iconografía religiosa de gran éxito que tendría una similitud artística con Rávena.

El atributo pantocrátor («todopoderoso», del griego παντοκράτωρ, compuesto de παντός —en español: «todo»— y de un derivado de κρατός —en español: «fuerza, poder»—) se aplicó a Zeus en la mitología griega. En la cultura cristiana se utiliza para referirse al Dios Padre omnipotente o a Cristo. En concreto, en el arte bizantino y románico, con el término pantocrátor se designa la imagen con que se representa al Todopoderoso, Padre e Hijo, es decir, Creador y Redentor. La figura, siempre mayestática, muestra a una u otra persona divina en similar actitud: con la mano diestra levantada para impartir la bendición y teniendo en la izquierda los Evangelios o las Sagradas Escrituras.

La fortuna de Teodoro siempre estuvo ligada a su emperador. Después de unos años intermitentes de guerra civil, Andrónico II fue derrocado en 1328 por su propio nieto, Andrónico III Paleólogo. Metoquites cayó con él. Fue privado de sus posesiones y obligado a exiliarse a Didimóteicho, en Tracia. En 1330, se le permitió regresar a Constantinopla, siempre que se retirase a San Salvador en Chora, donde murió el 13 de marzo de 1332, después de adoptar el nombre monástico de Theoleptos. Fue enterrado en un arcosolio del paraclesion de la iglesia…[1]

La Factoria Historica

________________

[1] Andrónico II Paleólogo (25 de marzo de 1259 – 13 de febrero de 1332), emperador bizantino, fue el hijo mayor de Miguel VIII Paleólogo, a quien sucedió en 1282. Reinó hasta 1328. Durante su reinado, dejó que la flota, que su padre había organizado, entrase en decadencia, y de este modo al imperio le resultó más difícil oponerse a las demandas de tributo por parte de las potencias rivales de Venecia y Génova. En su época, los turcos otomanos bajo Osmán I conquistaron casi toda Bitinia, siendo derrotados los bizantinos en la batalla de Bafea (1302). Para luchar contra ellos, el emperador pidió ayuda a Roger de Flor, capitán de un regimiento de mercenarios aragoneses y catalanes llamados almogávares conocido como Gran Compañía Catalana. Los turcos fueron derrotados, pero Roger de Flor se convirtió en un enemigo importante para el poder imperial. Roger fue asesinado por el hijo de Andrónico y co-emperador (al que a menudo se conoce como Miguel IX, aunque nunca reinó en su propio nombre) en 1305 y los almogávares, para vengar su muerte, declararon la guerra a Andrónico y, tras devastar Tracia y Macedonia, conquistaron el Ducado de Atenas y Tebas. La venganza fue tan horrible que en historia se conoce como la «venganza catalana», y en Grecia existe un maldición: «¡Ojalá te alcance la venganza catalana!». A partir de 1320, el emperador estuvo en guerra con su nieto Andrónico. Abdicó en 1328 y murió en 1332.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s