Joseph Alois Schumpeter

Joseph Alois Schumpeter nació en 1883 en Trest, Moravia, en la actualidad perteneciente a la República Checa, y estudió en la Universidad de Viena. Fue pupilo de Friedrich von Wieser. Enseñó Economía durante varios años en las universidades de Viena, Czernowitz, actual Chernovtsi, Ucrania, Graz y Bonn a partir de 1909. Fue profesor de la Universidad de Harvard desde 1932. Se destacó por sus investigaciones sobre el ciclo económico y por sus teorías sobre la importancia vital del empresario, subrayando su papel en la innovación que determinan el aumento y la disminución de la prosperidad. Popularizó el concepto de destrucción creativa como forma de describir el proceso de transformación que acompaña a las innovaciones. Predijo la desintegración sociopolítica del capitalismo, que, según él, se destruiría debido a su propio éxito. Sus principales obras son: Teoría del desarrollo económico del 1912, Los ciclos económicos en 1939, Capitalismo, socialismo y democracia del año 1942, y La historia del análisis económico como obra póstuma, en 1954. El principal aporte de Schumpeter es la concepción cíclica e irregular del crecimiento económico, desarrollada en 1911 en su Theory of Economic Development es decir ‘Teoría del crecimiento económico‘ mientras daba clases en Czernowitz, actual Chernivtsi, en Ucrania. En ella recoge su teoría del “espíritu emprendedor” (Unternehmergeist), derivada de los empresarios, que crean innovaciones técnicas y financieras en un medio competitivo en el que deben asumir continuos riesgos y beneficios que no siempre se mantienen. Todos estos elementos intervienen en el crecimiento económico irregular…

 Joseph Alois Schumpeter

Después de ser Ministro de Economía de Austria tras la Primera Guerra Mundial, cesado, y de dirigir el Banco Biederman, pasó a ocupar varias cátedras universitarias, entre las que está Harvard. En este último período de docencia completó tres libros más: Business Cycles (1939), Capitalism, Socialism and Democracy en 1942, donde predijo la caída del capitalismo en manos de los intelectuales, y su History of Economic Analysis del año 1954. En los dos primeros se centró en su teoría del “espíritu emprendedor”, desarrollándola en un ámbito más global e integrándola en una teoría cíclica de los negocios, y otra sobre la evolución socioeconómica. Así, afirma que en el sistema capitalista, el ordenamiento económico está establecido de la siguiente forma: Propiedad e iniciativa privada. Producción para el mercado y subdivisión del trabajo y el papel importante de la creación de créditos por parte de las entidades bancarias. Según estas tesis el sistema capitalista sería estable por sí mismo, perdurando indefinidamente, como una mentalidad determinada de la sociedad y de su modo de vida.

Retrato de Joseph Alois Schumpeter

Asimismo determinó que este proceso psicológico se vería alterado como consecuencia de la actitud moderna ante la vida familiar, herencias, impuestos,… Así, para Schumpeter el capitalismo es una “racionalización” de las mentes, a partir de la Edad Media y sus instituciones: la Iglesia, el castillo del señor feudal, la comunidad de la aldea y los procesos comunitarios de producción, que repetían las secuencias de producción año tras año. La sociedad vivía en un ambiente “estable” de producción, perteneciendo su trabajo a la Iglesia o al señor feudal. Todo lo lejos de la independencia y necesidad de competitividad que posteriormente se asentaron, a lo que se le unen los “booms” y depresiones. Éstos recuerdan el hecho del ciclo económico, que destruye todo estado de equilibrio que pudiera haber establecido por sí mismo. Este ciclo económico no podría ser achacado a medios exógenos, como períodos de hambruna, guerras,… pero que, por el contrario, son necesarios para la evolución del propio ciclo. Sin embargo, de la misma forma que cada “boom” destruye el equilibrio, cada depresión tiende a establecer uno nuevo. No obstante, para Schumpeter la estabilidad económica no implica ni las garantías del sistema político ni la estabilidad social, por lo que una situación económicamente estable puede darse en un marco políticamente inestable.

Joseph Alois Schumpeter, autor de “Historia del análisis económico”

Schumpeter atribuye el origen del capitalismo a una evolución gradual de la sociedad medieval, donde los excedentes productivos de las casi autosuficientes comunidades campesinas pertenecían a la iglesia y al señor feudal, hacia una concepción más racional del mundo circundante y de las instituciones políticas. Diferenció claramente entre progreso económico, estabilidad política y progreso social. Auguró la decadencia del capitalismo, por razones muy diferentes a las de Marx, víctima de su esclerosamiento interno y del creciente rechazo de los intelectuales, cuya influencia probablemente sobrestimó, y de la creciente injerencia del Estado en la planificación económica. No era partidario de la intervención estatal en los mercados, sino de la libre concurrencia. Consideraba al capitalismo el mejor sistema para el progreso económico, pero no encontró ni propuso la manera de evitar su colapso, inevitable en la opinión de Schumpeter. Recientemente, Robert Jessop, profesor de la Universidad de Lancaster Reino Unido, en su libro, “El futuro del Estado capitalista“, define a los futuros Estados como ‘Estados competitivos schumpeterianos’[1]

La Factoria Historica

________________

[1] Un economista es un profesional de las ciencias sociales experto en economía teórica o aplicada, que estudia y analiza tanto las causas como consecuencias de los fenómenos económicos que involucran costes y beneficios, a través del cual estructura, interpreta y elabora modelos y leyes. El alto estatus del economista frente a la sociedad es resultado de la cantidad de información que el profesional debe de manejar para estudiar, entender y modelar la sociedad con relación a esos fenómenos. Dentro del campo de las ciencias económicas hay muchos sub-campos, que van desde las teorías para el estudio de los mercados específicos, el análisis macroeconómico, análisis microeconómico, análisis de estados financieros, así como métodos de análisis y herramientas como la econometría, las estadísticas, los modelos de la economía computacional, la economía financiera, matemática financiera y la economía matemática. Los economistas estudian cómo la sociedad distribuye los recursos, estos son tierra, trabajo y capital, para producir bienes y servicios. Llevan a cabo la investigación, recogen y analizar datos, seguimiento de las tendencias económicas, y desarrollar las previsiones sobre una amplia variedad de cuestiones como costes de la energía, la inflación, las tasas de interés, tipos de cambio, los impuestos y los niveles de empleo, etc. Su capacidad de comprender flujos financieros, prever tendencias de mercados y administrar inversiones de manera precisa es una de sus cualidades que les permite trabajar también en cualquier área financiera.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s