Thriller

El anterior álbum de Michael Jackson llamado Off the Wall del año 1979 recibió críticas generalmente favorables. También fue un éxito comercial, con ventas finales de más de 20 millones de copias en todo el mundo. Los años que transcurrieron entre Off the Wall y Thriller fueron un período de cambio para el cantante, un momento en el que aumentó su independencia. Durante ese período el cantante era profundamente infeliz. Jackson explicó: «Incluso en casa, me siento solo. Me siento en mi habitación y algunas veces me pongo a llorar. Es tan difícil hacer amigos […] a veces me paseo por el barrio en la noche, con la esperanza de encontrar a alguien con quien hablar. Pero siempre termino volviendo a casa.» Cuando Jackson cumplió 21 años en agosto de 1979, despidió a Joseph como su mánager y lo reemplazó por John Branca. Jackson confesó a Branca que quería ser «la estrella más grande en el mundo del espectáculo» y también «el más rico». El cantante estaba molesto por la baja percepción de Off the Wall, declarando, «Es totalmente injusto que no haya ganado el Grammy y que nunca vaya a poder obtenerlo». También se sentía infravalorado por la industria de la música ya que en 1980, cuando Jackson pidió al publicista de la revista Rolling Stone si estarían interesados en hacer un reportaje sobre él, el publicista se negó, a lo que Jackson respondió: «Me han dicho una y otra vez que la gente negra en la portada de las revistas no vende copias […] Solo hay que esperar. Algún día, las revistas van a venir a mí para pedirme una entrevista. Tal vez les daré una. Y tal vez no lo haré.» …

 Thriller

Jackson se reunió con el productor de Off the Wall Quincy Jones para grabar su sexto álbum de estudio. Ambos trabajaron juntos en alrededor de 30 canciones, nueve de las cuales fueron incluidas en la configuración final del álbum. Thriller fue grabado entre abril y noviembre de 1982, con un presupuesto de 750.000 dólares. Varios miembros de la banda Toto también participaron en la grabación del álbum y la producción. Jackson escribió cuatro canciones para el disco: «Wanna Be Startin’ Somethin’», «The Girl Is Mine» con Paul McCartney, «Beat It» y «Billie Jean». A diferencia de muchos artistas, Jackson no escribió estas canciones en papel. En cambio, las recitaba en una grabadora de sonido; cuando fue momento de grabarlas pudo cantarlas de memoria.

Michael Jakson

La relación entre Jackson y Jones se volvió tensa durante la grabación del álbum. Jackson pasó mucho de su tiempo ensayando los pasos de baile de manera independiente. Cuando se completaron las nueve canciones del álbum, tanto Jones y Jackson estaban inconformes con el resultado y volvieron a mezclar cada canción, llevándose una semana en cada una. Jones creía que «Billie Jean» no era lo suficientemente buena como para ser incluida en el álbum, pero Jackson no estuvo de acuerdo y la mantuvo. Jones le dijo que sería poco probable que Thriller fuera un éxito en ventas, como lo fue Off the Wall, porque el mercado estaba debilitado. En respuesta, Jackson amenazó con cancelar el lanzamiento del álbum. Jackson se inspiró para crear un álbum donde «cada canción era un asesinato», y desarrolló Thriller bajo ese concepto.

Thriller fue el momento cumbre de Michael Jackson como artista

En la reedición de 2001 del álbum, Jones y el compositor Rod Temperton hablaron detalladamente sobre la grabación del álbum. Jones habló sobre «Billie Jean» y porque era tan personal para Jackson, que luchaba por mantenerse a salvo de muchos fans obsesionados. Jones quería que la larga introducción que había en la canción se acortara, sin embargo, Jackson insistió en que permaneciera, porque esto hacía que le dieran ganas de bailar. El declive de la música disco hizo necesario moverse en otra dirección musical. Jones y Jackson estaban decididos a hacer una canción de rock que fuera llamativa para todos los gustos musicales y pasaron semanas para poder encontrar un guitarrista adecuado para la canción «Beat It», una canción escrita por Jackson. Posteriormente encontraron a Eddie Van Halen de la banda de rock Van Halen.

Michael Jackson en uno de los momentos del videoclip

Cuando Rod Temperton escribió la canción «Thriller», quería originalmente llamarla «Starlight» o «Midnight Man», pero finalmente se dejo «Thriller», porque consideraban que el nombre tenía un gran potencial comercial. Siempre qusieron encontrar una persona que fuera ideal para recitar las letras finales de la canción; Jones invitó al actor Vincent Price, que era un conocido de su esposa, quien completó su parte en sólo dos tomas. Temperton escribió la parte final de la canción en un taxi cuando se dirigía hacia el estudio de grabación. Jones y Temperton dijeron que algunas grabaciones se quedaron fuera de la edición final porque no tenían el «nerviosismo» de las pistas del otro álbum…[1]

La Factoria Historica

________________

[1] Blender describió a Jackson como el «eminente ícono del pop a finales del siglo XX», mientras que The New York Times, expuso la opinión de que era un «fenómeno musical», y que «en el mundo de la música pop, no hay nadie igual a Michael Jackson.» Jackson cambió la forma en que funcionaba la industria: tanto como personalidad artística, y como institución financiera, haciéndola más rentable. Su abogado John Branca observó que Jackson logró la más alta tasa de regalías en la industria de la música: recibiendo aproximadamente 2 dólares por cada álbum vendido. Como resultado de ello, Jackson obtuvo un récord de beneficios en las ventas de discos compactos, y de la venta de copias del documental The Making of Michael Jackson’s Thriller, producido por John Landis. Financiado por MTV, la película vendió más de 350,000 copias en sus primeros meses. En un mercado impulsado por sencillos, Thriller planteó la importancia que podría tener un álbum, y sus múltiples éxitos cambiaron la forma de percibir cuantos sencillos exitosos podrían extraerse de un mismo álbum. La época vio la llegada de novedades como el muñeco de Michael Jackson, que apareció en las tiendas en mayo de 1984 en un precio de 12 dólares. Thriller mantiene una posición importante en la cultura norteamericana; el biógrafo J. Randy Taraborrelli, explica, En cierto momento, «Thriller dejó de venderse como un elemento de ocio —como una revista, un juguete o entradas para una película de éxito— y empezó a venderse como un elemento básico del hogar.» Al mismo tiempo que se publicó el álbum, un comunicado de prensa de Gil Friesen, el entonces presidente de A&M Records, dijo que, «Toda la industria obtiene un beneficio de este éxito.» La revista Time especuló que «el éxito de Thriller le dio a los negocios [musicales] uno de sus mejores años desde los embriagadores días de 1978, cuando había un estimado de ingresos totales de 4,1 mil millones de dólares.» Time resumió el impacto de Thriller como una «recuperación de confianza» para una industria que se encontraba en «las ruinas del punk y los elegantes sintetizadores pop». La publicación describió a la influencia de Jackson de ese momento como« Una estrella de discos, radio y videos de rock. Un hombre que rescató al negocio de la música. Un compositor que pone el ritmo de una década. Un bailarín con los pies más elegantes en la calle. Un cantante que atraviesa todas las fronteras del gusto y del estilo.»

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s