Revolución estadounidense

La denominada Revolución estadounidense fue un conflicto entre las trece colonias británicas en América del Norte y su metrópoli, el Reino Unido. De este proceso surgiría una nueva nación, según lo establecía la Constitución de los Estados Unidos de América. En este período, las colonias se unieron contra el Imperio británico y entrando en el conflicto armado conocido como la Guerra de independencia de los Estados Unidos, o la “Guerra estadounidense de Independencia”, entre 1775 y 1783. Esto dio lugar a la Declaración de Independencia de los Estados Unidos de 1776, y la victoria en el campo de batalla de octubre de 1781. La época revolucionaria se inició en 1763, cuando la amenaza militar francesa sobre las colonias británicas de América del Norte llegó a su fin. Adoptando la política de que las colonias debían pagar una parte sustancial de los costes asociados con el mantenimiento del Imperio, Gran Bretaña impuso una serie de impuestos a la que sucedieron otras leyes que resultaron sumamente impopulares. Debido a que las colonias carecían de representación elegida en el Parlamento británico muchos colonos consideraban las leyes ilegítimas y una violación de sus derechos como ingleses. A partir de 1772, grupos patriotas comenzaron a crear comités de correspondencia que darían lugar a su propio Congreso Provincial en cada uno de la mayoría de las colonias. En el curso de dos años, los Congresos Provinciales o sus equivalentes sustituyeron eficazmente al aparato gobernante británico en las antiguas colonias, que culminó en 1774 con la unificación del Congreso Continental

 Revolución estadounidense

En respuesta a las protestas de los Patriotas en Boston sobre que los británicos intentaran afirmar su autoridad, los británicos enviaron tropas de combate. Consecuentemente, los estados movilizaron sus milicias y entraron en lucha en 1775. Aunque se estima que los Lealistas comprendían entre el 15 y el 20% de la población, desde el inicio hasta el fin de la guerra los Patriotas controlaron entre el 80 y el 90% del territorio; los británicos tan solo tuvieron unas pocas ciudades costeras durante un periodo de tiempo extenso. En 1776, los representantes de cada uno de los 13 estados independientes votaron unánimemente la Declaración de la Independencia, estableciendo los Estados Unidos, que originalmente fueron gobernados por una confederación formada por un gobierno representativo seleccionado por asambleas legislativas del estado. Los continentales se aliaron con Francia en 1778 lo cual igualó las fuerzas militares y navales.

File:Surrender of Lord Cornwallis.jpg

Capitulación de Cornwallis en Yorktown – John Trumbull (1820)

Las dos principales armadas británicas fueron capturadas por el Ejército Continental, en Saratoga en 1777 y en Yorktown en 1781, lo que equivalió a ganar la guerra a favor de los Estados Unidos. El Segundo Congreso Continental pasó a ser el Congreso de la Confederación con la ratificación de los Artículos de la Confederación. El Tratado de Versalles en 1783 fue ratificado por este nuevo gobierno nacional y supuso el fin de que los británicos reclamaran alguno de los trece estados. La Revolución estadounidense incluyó una serie de grandes cambios intelectuales y sociales ocurridos en la temprana sociedad estadounidense, tales como los nuevos ideales republicanos que fueron asimilados por la población estadounidense. En algunos estados, estallaron debates políticos sobre el papel de la democracia en el gobierno, con algunos de los Padres Fundadores más liberales temiendo a la oclocracia.

Resultado de imagen de John Trumbull's Declaración de Independencia, mostrando los cinco miembros del comité encargado de redactar la Declaración en 1777, presentando su trabajo en el Segundo Congreso Continental en Filadelfia

John Trumbull’s Declaración de Independencia, mostrando los cinco miembros del comité encargado de redactar la Declaración en 1777, presentando su trabajo en el Segundo Congreso Continental en Filadelfia

Muchas cuestiones del gobierno nacional no fueron resueltas hasta la Constitución de los Estados Unidos del 1787, incluyendo las primeras 10 enmiendas en la Carta de Derechos en el año 1789, que sustituyeron a los Artículos de la Confederación. La Constitución, en contraste, consagró los derechos naturales idealizados por los revolucionarios republicanos y los garantizó bajo un gobierno federado relativamente fuerte, al igual que el sufragio para realizar las elecciones nacionales. Con la democracia y el cambio al republicanismo se produjo una agitación de la jerarquía social tradicional y se creó una ética que conformó el corazón de los valores políticos estadounidense…[1]

La Factoria Historica

_____________

[1] Los Padres Fundadores de Los Estados Unidos (en inglés: Founding Fathers of the United States) fueron los líderes políticos que firmaron la Declaración de Independencia de los Estados Unidos, participaron en la Revolución estadounidense, o participaron en la redacción de la Constitución de los Estados Unidos unos años más tarde. De entre todos ellos destacan por su relevancia histórica: Benjamin Franklin, George Washington, John Adams, Thomas Jefferson, John Jay, James Madison, Thomas Paine y Alexander Hamilton.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s