Historia de Libia

Las primeras menciones que aparecen de Libia en la historia, se refieren a los mercenarios libios contratados por el Antiguo Egipto, en el primer milenio a. C. El ejército cartaginés de Aníbal Barca también contará más tarde con estos mercenarios que constituirán el punto más fuerte de la infantería de su ejército en su famosa expedición a la península itálica a través de los Alpes. La franja costera del país fue visitada por griegos y fenicios, y dominada más tarde por el Imperio romano, el reino vándalo de Genserico, el Imperio bizantino, los árabes y el Imperio otomano. Los fenicios fueron los primeros en fundar establecimientos comerciales en Libia, cuando los mercaderes de Tiro, en el actual Líbano, desarrollaron relaciones comerciales con las tribus bereberes y firmaron tratados con ellos para asegurar su cooperación en la explotación de materias primas. Durante el siglo V a. C., la más grande de las colonias fenicias, Cartago, había extendido su hegemonía en la mayor parte del norte de África, donde existía una civilización, conocida como púnica. Los asentamientos púnicos en la costa de Libia incluían Oea, Trípoli más tarde, Libdah, más tarde Leptis Magna, y Sabratha. Estas tres ciudades se encontraban en un área que más tarde se llamaría Trípoli, o “Tres Ciudades”, de la que Trípoli, la capital de la Libia moderna llevaría su nombre…

Historia de Libia

En el 630 a. C., los antiguos griegos colonizaron el este de Libia y fundaron la ciudad de Cirene. Doscientos años más adelante, cuatro importantes ciudades griegas se establecieron en la zona conocida como Cirenaica: Barce o Barca, más adelante Marj; Euhesperides, más tarde Berenice y hoy en día Bengasi, Taucheira, más tarde Arsinoe, la actual Tocra; Balagrae, más tarde Bayda y Beda Littoria bajo la ocupación italiana, hoy en día Bayda, y Apolonia, más tarde Susa, el puerto de Cirene. Junto con Cirene, eran conocidas como la Pentápolis (“Cinco Ciudades”). Cirene se convirtió en uno de los grandes centros intelectuales y artísticos del mundo griego, y era famosa por su escuela de medicina, sus academias y su arquitectura. Los griegos de la Pentápolis resistieron las incursiones de los antiguos egipcios del Este, así como las de los cartagineses por el Occidente, hasta que en el 525 a. C. el ejército persa de Cambises II invadió la Cirenaica, que durante los próximos dos siglos permanecería bajo el dominio persa o egipcio. Alejandro Magno fue bien recibido por los griegos, cuando entró en la Cirenaica en el 331 a. C., volviendo a caer el este de Libia bajo el control de los griegos, esta vez como parte del Reino Ptolemaico. Más tarde, se formaría una federación de la Pentápolis que sería gobernada por un rey habitualmente perteneciente a la casa real ptolemaica.

File:Libya 5458 Leptis Magna Luca Galuzzi 2007.jpg

Arco triunfal romano en Leptis Magna. Libia, como todos los países mediterráneos, ha visto el paso de muchas culturas, entre ellas la romana.

Después de la caída de Cartago, los romanos no ocuparon inmediatamente Tripolitania, la región del entorno de Trípoli, sino que la dejaron bajo el control de los reyes de Numidia, hasta que las ciudades costeras pidieron y obtuvieron su protección. Ptolomeo Apión, el último gobernante griego, legó la Cirenaica a Roma, que anexionó formalmente la región en el 74 a. C. y la unió con Creta como una de las provincias senatoriales romanas. Durante las guerras civiles romanas, Tripolitania, todavía no anexionada formalmente, y Cirenaica apoyaron a Pompeyo y Marco Antonio contra, respectivamente, César y Octavio. Los romanos completaron la conquista de la región en tiempos de Augusto, ocupando el norte de Fezzan (“Fasania”) con Lucio Cornelio Balbo el Menor. Como parte de la Africa Nova la provincia de Tripolitania alcanzó gran prosperidad, y llegó a su edad de oro en los siglos II y III, cuando la ciudad de Leptis Magna, lugar de origen de la dinastía de los Severos, estaba en su mayor apogeo. Por otra parte, las primeras comunidades cristianas se establecieron en Cirenaica en la época del emperador Claudio, pero fue devastada en gran parte durante la Guerra de Kitos y, aunque sería repoblada por Trajano mediante colonias militares, a partir de entonces comenzaría su decadencia. A pesar de todo, durante más de 400 años, Tripolitania y Cirenaica fueron parte de un Estado cosmopolita cuyos ciudadanos compartían una lengua común, un sistema legal y una identidad romana. Las ruinas romanas como las de Leptis Magna y Sabratha, existentes en la actual Libia, dan testimonio de la antigua vitalidad de la región, cuando ciudades populosas e incluso pueblos más pequeños disfrutaron de las comodidades de la vida urbana en forma de foros, mercados, espectáculos públicos o baños, que se encuentran en todos los rincones del Imperio Romano. Comerciantes y artesanos de diversas partes del mundo romano se establecieron en el norte de África, pero el carácter de las ciudades de Tripolitania se mantuvo decididamente púnico y, en Cirenaica, el carácter griego. Tripolitania fue un gran exportador de aceite de oliva, así como un centro del comercio de marfil y animales salvajes llevado a la costa por los Garamantes, mientras que Cirenaica fue un centro importante de los vinos, drogas y caballos. El grueso de la población del campo consistía en agricultores bereberes, que en el oeste fueron completamente “romanizados” en la lengua y las costumbres. Hasta el siglo X la lengua romance de África se mantuvo en uso en algunas zonas de Tripolitania, principalmente cerca de la frontera con Túnez.

File:Flag of Libya.svg

Bandera

Desde el siglo octavo los árabes ocuparon Tripolitania y Cirenaica. La religión musulmana sustituyó la cristiana desde entonces, aunque quedaron algunos pequeños enclaves en las áreas bérberas de Libia hasta el año mil. En 1510, Fernando el Católico tomó Trípoli; Carlos V cedió la ciudad en 1528 a los Caballeros de San Juan, la Orden de Malta, que habían sido expulsados de Rodas por los turcos. Los cristianos fueron expulsados en 1553 por corsarios turcos de Argelia, actuando en nombre del Imperio otomano. Estambul mantendría una soberanía sobre la zona que se hizo casi nominal cuando en 1711 Ahmed Karamanli se hizo con el poder fundando la dinastía Karamanli, que se mantuvo hasta los años 1830, en que el Imperio otomano tomó directamente el control sobre lo que se denominó el bajalato de Trípoli. En 1912, Libia fue invadida por Italia. Hasta ese momento, debido a su escaso valor económico y estratégico, el territorio, a la sazón controlado por jefes beduinos, se había librado de la voracidad de las potencias imperialistas europeas. Pero los italianos, que deseaban crear un imperio colonial, no tenían mejores tierras que invadir, a lo que se unió la cercanía geográfica del territorio con su propia península. Luego de una sangrienta guerra de “pacificación” que duró unos diez años, los italianos empezaron a colonizar con éxito el territorio, especialmente en la costa donde el gobernador Italo Balbo, que uniendo en 1934 Tripolitania y Cirenaica creó la “Libia” actual, fundó varias pequeñas ciudades agrícolas. La economía de Libia experimentó un enorme desarrollo, desde la viabilidad con puertos y aeropuertos nuevos hasta la creación de un “Grand Prix” automovilístico de fama internacional en Tripoli. También los árabes locales se asociaron al desarrollo de la Libia italiana, hasta el punto de que en 1940 había dos divisiones de soldados libios en el ejército colonial italiano. El dominio italiano sobre Libia duró hasta el final de la Segunda Guerra Mundial, conflagración en la que el territorio fue escenario de la lucha entre el Afrika Korps de Rommel, por parte del Eje, y las tropas de Montgomery, por parte de Gran Bretaña las fuerzas aliadas.

El rey Idris I proclamó la independencia el 24 de diciembre de 1951, convirtiéndose en rey de Libia hasta 1969, cuando fue derrocado por un golpe de estado.

Al final de la guerra los aliados no logran ponerse de acuerdo sobre el futuro de la antigua colonia italiana. En ese momento era un territorio más de cinco veces mayor que la propia Italia. Sin embargo, la población no sobrepasaba el millón de habitantes, por lo que representaba un destino apropiado para el remanente de población de Italia que empezó a buscar lugares a los cuales emigrar después de la guerra. Los recelos entre occidente y la Unión Soviética hacen que finalmente la ONU decida dar la independencia al país dejándolo en manos del rey Idris. De esta forma Libia se convierte en la primera colonia africana en lograr su independencia, Egipto había conseguido la independencia anteriormente, pero desde el punto de vista legal era un protectorado británico, con un monarca que ya reinaba antes de la independencia, a diferencia de Libia. Más adelante las potencias europeas lamentarían este hecho, pues contribuyó a desencadenar las diferentes luchas por la independencia africana. Además perdieron para sí la última oportunidad de construir un estado de estilo europeo en el litoral sur del Mediterráneo.

Muamar el Gadafi

El coronel Muamar el Gadafi tomó el poder en 1969 a través de un golpe de Estado e implantó un régimen de gobierno socialista, considerado por algunos como autoritario, conocido como Yamahiriya («Estado de las masas») que pretende ser un sistema de Gobierno directo donde el pueblo ejerce el poder mediante la participación directa y protagónica en las tomas de decisiones (poder popular). Defensor del panarabismo y del islam, Gadafi patrocinó, supuestamente, acciones terroristas contra países occidentales y principalmente contra objetivos estadounidenses. Por estos hechos Ronald Reagan ordenó el bombardeo de las dos principales ciudades libias, Trípoli y Bengasi, en 1986. En estas acciones murieron varios civiles, incluyendo una hija adoptiva de Gadafi, Jana. Desde 1978 y hasta 1987, existieron conflictos entre Libia y Chad, por la participación libia en la guerra civil de Chad. Las fuerzas libias apoyaron a una facción, aportaron tropas y pertrechos en la zona fronteriza y en un momento dado lograron avanzar hasta la capital. Finalmente los chadianos consiguieron que los libios se retiraran de su territorio, en la llamada “Guerra de los Toyota“. Al final de los años 1980 dos aviones fueron hechos estallar en atentados terroristas, uno en el Reino Unido y otro en África. Los Estados Unidos, el Reino Unido y Francia acusaron a Libia de dichas acciones y emprendieron una serie de sanciones que llevaron al aislamiento del país. En 2003 el gobierno libio reconoció la responsabilidad de ciudadanos libios en estos atentados y llegó a acuerdos por los que se comprometía a indemnizar a los familiares de las víctimas de los dos aviones. Como consecuencia, se han levantado las sanciones que existían sobre el país. Por otra parte, la Unión Africana se formó oficialmente en marzo de 2001, durante una ceremonia llevada a cabo en la ciudad libia de Sirte. Este período de tiempo termina el 20 de octubre de 2011 con la muerte de Gadafi tras siete meses de guerra…[1]

La Factoria Historica

________________

[1] A principios del 2011 se producen una serie de protestas en el mundo árabe y una parte de la población de Libia se manifiesta contra el régimen de Gadafi mientras otro segmento mantiene su apoyo. Los opositores controlan mediante comités populares las ciudades de Tobruk, Derna, Al Bayda, Al Marj, Bengasi y Ajdabiya en el este; Misurata, Bani Walid, Al Khums, Tarhunah, Gharyan, Zuara, Al Jufrah, Zauiya y Nalut en el oeste, rodeando la capital. Gadafi, con 120.000 leales al régimen, (algunos hablan de que son mercenarios chadianos, lo cual el mismo gobierno de Chad niega categóricamente)controla las ciudades de Trípoli y Sirte en el oeste y Sabha en el sur. La prensa internacional señala que el presidente Gadafi reprime con gran dureza las manifestaciones mediante mercenarios y ataques aéreos, aunque tales ataques aéreos contra la población civil no han sido objetivamente probados. En Bengasi, al menos 130 militares fueron asesinados por negarse supuestamente a disparar contra el pueblo desarmado. Algunos pilotos libios, expresan las cadenas de noticias, desertan para evitar cumplir las órdenes de disparar contra la población civil y son varios los ministros, embajadores y líderes religiosos que abandonan a Gadafi. La ONU hace una estimación de más de 2.000 muertos civiles a manos del régimen, y emitió la Resolución 1970 del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas y solicita una investigación internacional sobre la violenta represión que podría incluir crímenes de lesa humanidad. La Coalición Internacional contra los Criminales de Guerra contabiliza además 3.980 heridos y al menos 1.500 desaparecidos. La situación de las ciudades de Zlitan y Al ‘Aziziyah, en el oeste y cercanas a Trípoli, es incierta y hay combates en Misurata y Zauiya, donde las tropas de Gadafi han sido rechazadas por los opositores. El día 17 de marzo se aprobó la Resolución 1973 del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas estableciendo una zona de exclusión aérea. A las 19:30 del día 19 de marzo de 2011, Estados Unidos y Reino Unido lanzaron misiles Tomahawks sobre objetivos militares libios cerca de Trípoli, según la operación “Odisea al amanecer”, una operación que comienza cuando aviones de combate franceses lanzan ataques contra las fuerzas leales al régimen de Muamar Gadafi. La televisión Libia, en cierto momento, ha dicho que ha derribado un avión francés. Países como el Reino Unido, España y Dinamarca se unieron a la ofensiva aliada al día siguiente. Horas más tarde, sería Catar el primer país árabe en unirse a la lucha contra Gadafi. El 22 de agosto, tras la batalla de Tripoli, el régimen de Gadafi se desmorona. El 29 de agosto, Jean Ping, presidente de la Unión Africana denuncia el matanzas de negros por parte de miembros de CNT, con la excusa de ser mercenarios. La ciudad de Bani Walid fue tomada el 17 de octubre . El 20 de octubre de 2011 concluye este conflicto armado con la toma de Sirte, el último reducto gadafista en pie, y la muerte del coronel libio. En el momento del anuncio de la “liberación” de Libia el 23 de octubre el CNT aún no había formado un gobierno provisional, pero aseguró que lo haría dentro de 30 días. El Consejo Nacional de Transición ha estado plagado de divisiones internas durante su mandato en Libia como autoridad provisional de gobierno. Se pospuso la formación de un gobierno provisional, interino en varias ocasiones durante el período anterior a la muerte de Muammar Gaddafi en su ciudad natal de Sirte, el 20 de octubre de 2011. La “liberación” de Libia se celebró el 23 de octubre de 2011, y se anunció que se estaban celebrando consultas para formar un gobierno de transición dentro de un mes, seguido de elecciones para una Asamblea Constituyente en ocho meses y elecciones parlamentarias y presidenciales que se celebrarán dentro de un año después.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s