Calentamiento global

El calentamiento global es un término utilizado para referirse al fenómeno del aumento de la temperatura media global, de la atmósfera terrestre y de los océanos, que posiblemente alcanzó el nivel de calentamiento de la época medieval a mediados del siglo XX, para excederlo a partir de entonces. Todas las recopilaciones de datos representativas a partir de las muestras de hielo, los anillos de crecimiento de los árboles, etc., indican que las temperaturas fueron cálidas durante el Medievo, se enfriaron a valores bajos durante los siglos XVII, XVIII y XIX y se volvieron a calentar después con rapidez. Cuando se estudia el Holoceno, los últimos 11,600 años, el Panel Intergubernamental del Cambio Climático (IPCC) no aprecia evidencias de que existieran temperaturas medias anuales mundiales más cálidas que las actuales. Si las proyecciones de un calentamiento aproximado de 5 °C en este siglo se materializan, entonces el planeta habrá experimentado una cantidad de calentamiento medio mundial igual a la que sufrió al final de la Glaciación wisconsiense, último período glaciar; según el IPCC no hay pruebas de que la posible tasa de cambio mundial futuro haya sido igualada en los últimos 50 millones de años por una elevación de temperatura comparable…

Calentamiento global

El calentamiento global está asociado a un cambio climático que puede tener causa antropogénica o no. El principal efecto que causa el calentamiento global es el efecto invernadero, fenómeno que se refiere a la absorción por ciertos gases atmosférico, principalmente H2O, seguido por CO2 y O3, de parte de la energía que el suelo emite, como consecuencia de haber sido calentado por la radiación solar. El efecto invernadero natural que estabiliza el clima de la Tierra no es cuestión que se incluya en el debate sobre el calentamiento global. Sin este efecto invernadero natural las temperaturas caerían aproximadamente en unos 30 °C; con tal cambio, los océanos podrían congelarse y la vida, tal como la conocemos, sería imposible. Para que este efecto se produzca, son necesarios estos gases de efecto invernadero, pero en proporciones adecuadas. Lo que preocupa a los climatólogos es que una elevación de esa proporción producirá un aumento de la temperatura debido al calor atrapado en la baja atmósfera.

File:Global Temperature Anomaly 1880-2010 (Fig.A).gif

Media global del cambio de temperatura en la tierra y el mar entre 1880-2010, respecto a la media de 1951-1980.

El IPCC sostiene que: «la mayoría de los aumentos observados en la temperatura media del globo desde la mitad del siglo XX, son muy probablemente debidos al aumento observado en las concentraciones de GEI antropogénicas». Esto es conocido como la teoría antropogénica, y predice que el calentamiento global continuará si lo hacen las emisiones de gases de efecto invernadero. En el último reporte con proyecciones de modelos climáticos presentados por IPCC, indican que es probable que temperatura global de la superficie, aumente entre 1,1 a 6,4 °C (2,0 a 11,5 °F) durante el siglo XXI. Se han propuesto varias medidas con el fin de mitigar el cambio climático, adaptarse a él o utilizar geoingeniería para combatir sus efectos. El mayor acuerdo internacional respectivo al calentamiento global ha sido el Protocolo de Kyoto, el cual tiene como objetivo la estabilización de la concentración de gases de efecto invernadero para evitar una “interferencia antropogénica peligrosa con el sistema climático”.

File:GISS temperature 2000-09 lrg.png

El mapa muestra la anomalía promedio de la temperatura media en 10 años (2000-2009) respecto a la media 1951-1980.

Fue adoptado durante Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático y promueve una reducción de emisiones contaminantes, principalmente CO2. Hasta noviembre de 2009, 187 estados han ratificado el protocolo. Estados Unidos, mayor emisor de gases de invernadero mundial, no ha ratificado el protocolo. Más allá del consenso científico general en torno a la aceptación del origen principalmente antropogénico del calentamiento global, hay un intenso debate político sobre la realidad, de la evidencia científica del mismo. Por ejemplo, algunos de esos políticos opinan que el presunto consenso climático es una falacia…[1]

La Factoria Historica

________________

[1] Broecker, Wallace S. (1975), «Climatic Change: Are We on the Brink of a Pronounced Global Warming?» (en english), Science 189 (4201): 460-463, doi:10.1126/science.189.4201.460, ISSN 1095-9203; Hughes, Lesley (2001), «Biological consequences of global warming: is the signal already apparent?» (en english), Trends in Ecology and Evolution 15 (2): 56-61, doi:10.1016/S0169-5347(99)01764-4, ISSN 0169-5347; IPCC (2001). J. T. Houghton et al. ed. Climate Change 2001: The Scientific Basis. Cambridge: Cambridge University Press. ISBN 0521807670; IPCC (2007). Pachauri, R.K. y Reisinger, A.. ed. Cambio climático 2007: Informe de síntesis. Contribución de los Grupos de trabajo I, II y III al Cuarto Informe de evaluación del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático. Ginebra: Cambridge University Press. ISBN 9291693227; Knutti, Retto; Hegerl, Gabriele C. (2008), «The equilibrium sensitivity of the Earth’s temperature to radiation changes» (en english), Nature Geoscience 1 (11): 735-743, doi:10.1038/ngeo337, ISSN 1752-0894; Le Treut, Hervé (1997), «Clima: por qué los modelos no están equivocados», Mundo Científico (181): 662-667, ISSN 0211-3058; Lean, Judith L.; Rind, David H. (2008), «How natural and anthropogenic influences alter global and regional surface temperatures: 1889 to 2006» (en english), Geophysical Research Letters 35: L18701, doi10.1029/2008GL034864, ISSN 0094-8276; Oreskes, Naomi (2004), «Beyond the Ivory Tower. The Scientific Consensus on Climate Change» (en english), Science 306 (5702): 1686, doi:10.1126/science.1103618, ISSN 1095-9203; Roe, Gerard H.; Baker, Marcia B. (2007), «Why Is Climate Sensitivity So Unpredictable?» (en english), Science 318 (5850): 629-632, doi:10.1126/science.1144735, ISSN 1095-9203; Schnellhuber, Hans Joachim (2008), «Global warming: Stop worrying, start panicking?» (en english), PNAS 105 (38): 14239-14240, doi:10.1073/pnas.0807331105, ISSN 0027-8424; Shukla, J. (1998), «Predictability in the Midst of Chaos: A Scientific Basis for Climate Forecasting» (en english), Science 282 (5389): 728-731, doi:10.1126/science.282.5389.728, ISSN 1095-9203, Stern, Nicholas (2008), «The Economics of Climate Change» (en english), American Economic Review 98 (2): 1-37, doi:10.1257/aer.98.2.1, ISSN 0002-8282; Economist (1994), «A problem as big as a planet (global-change science)» (en english), The Economist (5 Nov 1994): 83-85, ISSN 0013-0613Walther, Gian-Reto; Post, Eric; Convey, Peter; y otros (2002), «Ecological responses to recent climate change» (en english), Nature 416 (6879): 389-395, doi:10.1038/416389a, ISSN 0028-0836

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s