Golpe de estado en Chile

En 1970, fue electo Salvador Allende con el apoyo de la Unidad Popular, obteniendo el 36,3% de los votos por lo que se requirió el pronunciamiento del Congreso. Su gobierno enfrentó problemas económicos externos, como la crisis mundial 1972-1973, una errática política económica y la fuerte oposición del resto del espectro político y del gobierno estadounidense de Richard Nixon. El cobre fue nacionalizado en julio de 1971, pero esto no impidió que el país cayera en una crisis económica y que la hiperinflación llegara a cifras de alrededor del 600 y 800%…

Golpe de estado en Chile

Los enfrentamientos callejeros entre opositores y adherentes de la Unidad Popular se hicieron frecuentes y alcanzaron altos niveles de violencia. Allende, que creía en una revolución democrática, perdió el apoyo del partido Socialista, que creía en la legitimidad de un levantamiento popular armado para retener el poder. Finalmente, el 11 de septiembre de 1973 se produjo un Golpe de Estado que acabó con el gobierno de Allende, quien se suicidó tras el bombardeo al palacio de La Moneda.

Tras el golpe de Estado, se instauró un Régimen Militar encabezado por Augusto Pinochet, Comandante en Jefe del Ejército. En este período, se estableció la represión política contra la oposición y se produjeron diversas violaciones a los derechos humanos, que terminó con más de 1000 detenidos desaparecidos, 3000 asesinados, más de 35 000 torturados, y alrededor de 200 000 exiliados. En el ámbito económico, Pinochet dirigió una reestructuración del Estado ideada por los llamados Chicago Boys, quienes implantaron un modelo neoliberal que aumentó el crecimiento económico, produciendo el llamado «Milagro de Chile», bajo el cual el Estado cedió gran parte de su importancia en la economía al sector privado. En 1978, Chile y Argentina se enfrentaron en el llamado conflicto del Beagle, por el dominio de las islas Picton, Lennox y Nueva, que estuvo a horas de provocar una guerra entre ambos países, siendo detenido por la mediación del papa Juan Pablo II. El período de mayor crisis del Régimen Militar coincidió con el cambio de década. En 1980, en un plebiscito cuestionado por diversos organismos internacionales, Pinochet logró la aprobación de una nueva Constitución. Sin embargo, la crisis económica de 1982 generó un crecimiento negativo e incrementó el desempleo y la pobreza, lo cual originó en 1983 una serie de protestas contra el gobierno y su modelo económico que se extenderían hasta el final de su mandato. Durante 1985, tras la reducción del gasto social y la privatización de la mayoría de las empresas estatales, la economía logró recuperarse en el llamado «Segundo Milagro» que generó un explosivo crecimiento económico y amplificó la desigualdad en la distribución del ingreso.

A fines de los años 1980, Pinochet debió iniciar el proceso de retorno a la democracia que culminó con el plebiscito del 5 de octubre de 1988 y la victoria de la opción No con el 56% de los votos. Augusto Pinochet dejó el cargo el 11 de marzo de 1990 y asumió Patricio Aylwin como primer presidente del período conocido como la Transición, que se caracterizó por restaurar el régimen democrático, establecer una nueva política nacional, mantener la estructura económica del período anterior, reducir de manera importante los niveles de pobreza y reconocer las violaciones a los derechos humanos que se cometieron durante el Régimen Militar a través del Informe Rettig. Su sucesor Eduardo Frei Ruiz-Tagle asumió en 1994. Su gobierno se caracterizó por un esplendor económico inicial gracias a la apertura del mercado chileno al exterior; sin embargo, a finales del mandato, una nueva crisis azotó al país. Al mismo tiempo, la detención de Pinochet en Londres, que duró diecisiete meses, reavivó las diferencias políticas entre sus opositores y adherentes. Tras unas reñidas elecciones, Ricardo Lagos asumió en 2000 como el tercer presidente de la Concertación de Partidos por la Democracia.

Pese a los diversos problemas iniciales de su mandato respecto a la economía y acusaciones de corrupción, el gobierno de Lagos se estabilizó y alcanzó importantes logros en la inserción del país en el concierto internacional, incluyendo la firma de tratados de libre comercio con la Unión Europea, Estados Unidos y las principales potencias económicas de Asia. La socialista Michelle Bachelet fue electa presidenta en 2006, convirtiéndose en la primera mujer en alcanzar dicho cargo en la historia del país. Su gobierno se caracterizó por mayor desarrollo a la paridad entre hombres y mujeres, el establecimiento de una red de protección social para los más pobres y el ingreso del país a la OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos) en mayo de 2010. Pese a la altísima popularidad de Bachelet, el opositor Sebastián Piñera, representando a la Coalición por el Cambio, se convirtió en 2010 en el primer centroderechista en ser electo presidente del país después de 52 años…[1]

La Factoria Historica


[1] Central Intelligence Agency (CIA) (2011). «Chile» (en inglés, HTML). CIA – The World Factbook; Dannemann, Manuel (1998). Enciclopedia del folclore de Chile (1.ª edición). Santiago: Editorial Universitaria. ISBN 956-11-1361-9; Eyzaguirre, Jaime (2000). Breve historia de las fronteras de Chile (28.ª edición). Santiago: Editorial Universitaria. ISBN 956-11-1356-2; Fuentes, Claudio (s/f). «After Pinochet: Civilian policies toward the military in the 1990s Chilean democracy» (en inglés). Journal of Interamerican Studies and World Affairs (2000); Hudson, Rex A., ed (27 de julio de 2010). «Chile: A Country Study» (en inglés, HTML). Country Studies. Washington D.C.: GPO for The Library of Congress; Muñoz Salazar, Luis (1992). 500 años: Cronología de Chile 1492-1992. Santiago. ISBN 956-7192-01-3; Pérez, Floridor (1999). Efemérides nacionales (3.ª edición). Santiago: Editorial Zig-Zag. ISBN 956-12-0628-4. Sánchez, Alfredo, y Roberto Morales (2004). Las regiones de Chile: espacio físico, humano y económico (4.ª edición). Santiago: Editorial Universitaria. ISBN 956-11-1658-8; Silva, Patricio (2002). «Searching for Civilian Supremacy: The Concertation Governments and the Military in Chile» (en inglés). Bulletin of Latin American Research 21 (3): pp. 375-395; Subercaseaux, Benjamín (2000). Chile o una loca geografía (2.ª edición). Santiago: Editorial Universitaria. ISBN 956-11-1766-5; Turistel (2006). Guía turística de Chile (21.ª edición). Santiago: Editorial Turiscom. ISBN 956-7264-81-3; Vial Correa, Gonzalo (1996). Historia de Chile (1891-1973). Santiago: Editorial Zig-Zag; Villalobos, Sergio (1980). Historia del Pueblo Chileno. vol. I al III. Santiago: Editorial Zig-Zag.

2 comentarios en “Golpe de estado en Chile

  1. En términos generales ,estaríamos de acuerdo con casi todas las cuestiones que se plantean en el artículo…pero
    1.-se ignora todo el importantísimo papel jugado por la CIA en la desestabilización del gobierno de la UP y su apoyo criminal del golpe
    2.-la “errática” política económica del gobierno de la UP podría tener defectos…pero nuca fué “errática”…más bien siempre fue coherente…
    3.-.-los llamados “milagros”económicos provocados por la escuela neocon de Chicago ,condujeron a la miseria a la mayoría de los chilenos
    4.-es absolutamente incierto que el partido socialista abandonara a Allende…me parece que se confunde el PS con algunos grupos como el MIR,que siempre sustentaron una política de lucha armada,pero que nunca formaron parte de la Unidad Popular

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s