La Casa Blanca

La construcción comenzó con la colocación de la primera piedra el 13 de octubre de 1792. Un diario conservado por el comisionado de construcción del Distrito de Columbia registra que las bases de la residencia principal fueron excavadas por esclavos. Los cimientos también fueron construidos por trabajadores esclavos. La mayor parte de otros trabajos en la casa fueron realizados por inmigrantes, muchos todavía sin la ciudadanía. La mayor parte del ladrillo y trabajo de yeso fue realizado por inmigrantes irlandeses e italianos…

La Casa Blanca

La construcción inicial se llevó a cabo en un período de ocho años, con un coste informado de 232.371,83 dólares de la época, 2,4 millones de dólares de 2005. Aunque todavía sin terminar, la Casa Blanca estaba lista para ser ocupada alrededor del 1 de noviembre de 1800. Cuando se terminó la construcción, las porosas paredes de piedra arenisca fueron cubiertas con una mezcla de cal, cola de arroz, caseína y plomo, dando a la casa su color familiar y su nombre. John Adams fue el primer presidente en establecer su residencia en la Casa Blanca el 1 de noviembre de 1800. Durante el segundo día de estancia le escribió una carta a su esposa Abigail, que contenía una oración para la casa. Adams escribió:

Rezo al Cielo para que otorgue las mejores bendiciones a esta Casa, y a todos los que en adelante la habiten. Ojalá que solo hombres sabios y honestos gobiernen siempre bajo este techo.

El presidente Franklin D. Roosevelt ordenó que la bendición de Adams fuera esculpida en la repisa de la chimenea del salón de Cenas de Estado. Adams vivió en la casa poco tiempo, y pronto fue ocupada por el presidente Thomas Jefferson que consideró como agrandar la Casa Blanca. Con la ayuda de Benjamin Henry Latrobe, ayudó a proyectar el diseño de las Columnatas Este y Oeste, pequeñas alas que ayudaban a ocultar las operaciones domésticas de lavandería, un establo y un almacén. Actualmente las columnatas Jefferson unen la residencia con las Alas Este y Oeste. Durante la Guerra de 1812, gran parte de Washington DC fue incendiado por las tropas británicas en venganza por la quema de los Edificios del Parlamento del Alto Canadá, actualmente Toronto, en la Batalla de York, dejando la Casa Blanca en ruinas. El interior de la mansión quedo destruida, y solamente las paredes exteriores permanecieron, y tuvieron que ser derribadas y posteriormente reconstruidas debido al debilitamiento que causó el fuego y a la posterior exposición a los elementos, a excepción de porciones de la pared sur. Una leyenda surgió a raíz de la reconstrucción de la estructura, que decía que se utilizó pintura blanca para ocultar los daños que había producido el incendio, dando al edificio su nombre. Esto es infundado, dado que el edificio ya había sido pintado de blanco desde su construcción en 1798. De todos los objetos que fueron saqueados de la Casa Blanca durante la guerra, sólo se han recuperado dos, una pintura de George Washington, rescatada por la entonces primera dama Dolley Madison cuando escapaba de la Mansión, y una caja de joyería, fue devuelta al presidente Franklin Delano Roosevelt en 1939 por un canadiense que dijo su abuelo la había tomado. La mayor parte de los objetos se perdieron cuando un convoy de naves británicas con el HMS Fantome al frente, se hundió cuando se dirigía de Halifax a Prospect, Canadá, durante una tormenta en la noche del 24 de noviembre de 1814. En tiempos de la Guerra Civil Estadounidense, la Casa Blanca estaba atestada. Algunos también se quejaron por la situación de la Casa Blanca, justo al norte de un canal y unos pantanos, que constituían las condiciones idóneas para contraer la malaria y otras condiciones insalubres. Se le pidió al general de brigada Nathaniel Michler proponer soluciones para tratar estas preocupaciones. Propuso abandonar la Casa Blanca como residencia, y utilizarla solamente para negocios; propuso un nuevo Palacio para la Primera Familia en Meridian Hill Park en Washington DC, pero el plan fue rechazado por el Congreso. En 1891, la Primera Dama Caroline Harrison propuso extensiones a la Casa Blanca, que incluían un Ala Nacional en el este para una galería de arte histórica, y un ala en el Oeste para funciones oficiales. Se diseñó un proyecto por el Coronel Theodore A. Bingham, que reflejó el plan de Harrison. En 1901, Theodore Roosevelt y su gran familia se trasladaron a la Casa Blanca, y la encontró demasiado pequeña. Tres arquitectos, McKim, Mead, y White, fueron contratados para realizar renovaciones y su ampliación, incluyendo el Ala Oeste. La Primera Familia pasó cuatro meses de 1902 en una residencia temporal en el número 22 de Jackson Place. Hacia 1909, presidente William Taft necesitó más espacio. Emplearon al arquitecto Nathan C. Wyeth para añadir más espacio en el Ala Oeste, que incluyó la instalación del Despacho Oval. Décadas de escaso mantenimiento y la construcción de un cuarto piso durante la administración del residente Calvin Coolidge afectaron a la estructura de ladrillo y piedra arenisca construida sobre marcos de madera. En 1948, la casa llego a ser tan inestable, que el presidente Harry Truman la abandonó, trasladándose a la Casa Blair, entre 1949 y 1951.

Archivo:White-House.jpg

La reconstrucción, llevada a cabo por la empresa contratista John McShain de Filadelfia, requirió desmontar por completo los espacios interiores, la construcción de un nuevo bastidor interno de acero y la reconstrucción de los cuartos originales dentro de la nueva estructura. Se hicieron algunas modificaciones al diseño del piso, hacer más grande y colocar de nuevo la escalera central para abrirse en el Vestíbulo de Entrada, en lugar de al Vestíbulo Central. Se añadió aire acondicionado central, y dos sótanos secundarios adicionales que proporcionaban espacio para salas de trabajo, almacenes y un refugio contra bombas. La familia Truman se trasladó nuevamente a la Casa Blanca el 27 de marzo de 1952. Si bien la casa se salvó gracias a la reconstrucción de Truman, gran parte del mobiliario interior era de serie, y de poco valor histórico. La mayor parte del enlucido original, alguno correspondiente a la reconstrucción de 1814-1816 estaba demasiado dañado para instalar de nuevo, como el robusto revestimiento de madera Beaux Arts de la Sala Este. El presidente Truman tenía las vigas originales de madera. Las paredes de la Sala Vermeil, la Biblioteca, la Sala de China y la Sala de Mapas en el piso de la residencia principal fueron artesonadas con madera de las vigas. La Primera Dama Jacqueline Kennedy, esposa del presidente dirigió la redecoración más extensa y más histórica de la Mansión en su historia. Henry Francis du Pont del museo de Winterthur Delaware presidió un comité para restaurar los artes y muebles de la casa. La investigación fue conducida sobre el uso y la decoración de los principales cuartos de la casa. Diversos períodos de la república temprana fueron seleccionados como tema para cada sitio: el estilo federal para el Cuarto Verde; Imperio francés para el Cuarto Azul; Imperio Americano para el Cuarto Rojo; Luis XVI para el Cuarto Oval Amarillo; y Victoriano para el estudio del presidente, renombrado como Cuarto de Tratados. Se adquirieron muebles antiguos, y la tela decorativa y el ajuste basados en documentos del período fueron producidos e instalados. Muchas de las antigüedades, las pinturas finas, y de otras mejoras del período de Kennedy fueron donadas a la Casa Blanca por donantes ricos, incluyendo la familia Crowninshield, Jane Engelhard, Jayne Wrightsman, y la familia Oppenheimer. La restauración de Kennedy dio lugar a una Casa Blanca lujosa y con un aspecto cercano al de la nobleza real, y que recordó el gusto francés de los presidentes Madison y de Monroe. Gran parte del estilo francés provenía del decorador de interiores Stéphane Boudin de la empresa Maison Jansen, una diseñadora de interiores de París, la firma que había diseñado los interiores para los palacios de Elsie de Wolfe, señora Olive Baillie, las familias reales de Bélgica y de Irán, el Reichsbank alemán durante el período del Nazismo, y el Castillo de Leeds en Kent. La primera guía turística de la Mansión fue producida bajo la dirección de la conservadora Lorena Waxman Pearce, con la supervisión directa de Jacqueline Kennedy. Las ventas de las guías ayudaron a financiar la restauración. El Comité de Bellas Artes de Kennedy con el tiempo creo el Comité autorizado por el Congreso para la Preservación de la Casa Blanca, cuya misión es mantener la integridad histórica de la Casa Blanca. El comité trabaja con la Primera Familia, por lo general representada por la Primera Dama, el Conservador de la Casa Blanca, y el Ujier Principal de la Casa Blanca. Desde el establecimiento del comité, cada familia presidencial ha hecho algunos cambios en las habitaciones familiares de la Casa Blanca, pero todos los cambios en los Cuartos Estatales deben ser aprobados por el Comité para la Preservación de la Casa Blanca. Durante la administración Nixon, la Primera Dama Pat Nixon restauró el Cuarto Verde, Cuarto Azul y Cuarto Rojo, trabajando con Clement Conger, el restaurador designado por ellos. Durante los años 1990 el presidente y la Sra Clinton se hicieron restauraciones en algunos cuartos por el decorador de Arkansas Kaki Hockersmith. Durante la administración de Clinton el Cuarto Este, Cuarto Azul, Comedor Estatal y la Sala de Estas Lincoln fueron restaurados. Una restauración reciente del Dormitorio Lincoln comenzado durante la administración Clinton fue completada en la administración del presidente George W. Bush.

Archivo:White-house-floor1-red-room.jpg

La Casa Blanca es uno de los primeros edificios del gobierno en Washington que se hizo accesible por silla de ruedas, con modificaciones efectuadas durante la presidencia de Franklin D. Roosevelt, que tenía que usar una silla de ruedas a consecuencia de su paraplejía. En los años 1990 Hillary Rodham Clinton, a sugerencia del Director de la Oficina de Invitados Melinda N. Bates, aprobó la adición de una rampa en el pasillo del Ala Este. Esto permitió el fácil acceso en silla de ruedas para los viajes públicos y acontecimientos especiales que acceden por la entrada de seguridad del lado este. La residencia original se halla en el área del centro de la Casa Blanca, en el edificio que está entre las dos columnatas, diseñadas por Jefferson, que ahora sirven para conectar las oficinas situadas en el Ala Este y el Ala Oeste. En la residencia ejecutiva es donde vive el presidente, además de hallarse las salas utilizadas para las ceremonias de Estado y entretenimientos oficiales. La planta de Estado de la residencia incluye la sala del Oriente, la sala Verde, la sala Azul, la sala Roja, el comedor de Estado, el comedor de Familia,los Vestíbulos y la Gran Escalinata. La planta baja está formada por la sala Oval de Diplomáticos, usada como sala de recepción, la sala de Mapas, la sala de China, la sala Vermeil, la biblioteca Presidencial, la cocina principal y otras oficinas. En el segundo piso está la residencia familiar. Incluye la sala Oval Amarilla que se abre al balcón Truman y varios dormitorios, incluyendo el dormitorio principal, El dormitorio Lincoln, el dormitorio de las Reinas, así como otras dos habitaciones, una pequeña cocina y un vestidor privado. La tercera planta de la Casa Blanca consta de un solarium, sala de juegos, sala de sábanas, una cocina y otro salón.

Archivo:White House lawn.jpg

A principios del siglo XX, nuevos edificios fueron construidos en los dos lados de la mansión, para acomodar a los trabajadores del presidente. El Ala Oeste es un edificio de tres pisos principales y varios niveles subterráneos, donde está situada la Oficina del Presidente, el Despacho Oval (The Oval Office) y las oficinas de los miembros importantes de su Administración. También incluye una sala para las reuniones de su Gabinete Presidencial (Cabinet Room) y la Sala de Situaciones (Situation Room). Los demás miembros de la Rama Ejecutiva incluyendo el Vicepresidente que trabajan para el presidente, tienen sus oficinas en el edificio directo al oeste del ala oeste de la casa blanca, llamado el Edificio Ejecutivo viejo (Old Executive Building), y cada secretaria de su gabinete, tienen sus propios edificios administrativos de su departamento. El Ala Este es una estructura de dos pisos en el lado oriental de la Residencia Ejecutiva, de la Casa Blanca. El ala oriental alberga las oficinas de la primera dama, y su Secretario Social, también reciben la correspondencia personal, y otros miembros del personal de la Casa Blanca tienen oficinas aquí. El ala oriental también incluye el teatro de la Casa Blanca, el centro de visitante en su entrada, y las columnas orientales, un pasillo que conecta el cuerpo del ala oeste a la residencia. Enfrente de las columnata esta el jardín llamado, Jackeline Kennedy Garden al pasar la caminata de las columnas uno entra a la planta baja de la residencia de la Casa Blanca…[1]

La Factoria Historica


[1] Leish, Kenneth. The White House. Newsweek Book Division: 1972. ISBN 0-88225-020-5; McKellar, Kenneth, Douglas W. Orr, Edward Martin, et al. Report of the Commission on the Renovation of the Executive Mansion. Commission on the Renovation of the Executive Mansion, Government Printing Office: 1952; Monkman, Betty C. The White House: The Historic Furnishing & First Families. Abbeville Press: 2000. ISBN 0-7892-0624-2; New York Life Insurance Company. The Presidents from 1789 to 1908 and the History of the White House. New York Life Insurance Company: 1908; Penaud, Guy Dictionnaire des châteaux du Périgord. Editions Sud-Ouest: 1996. ISBN 2-87901-221-X; Seale, William. The President’s House. White House Historical Association and the National Geographic Society: 1986. ISBN 0-912308-28-1; Seale, William, The White House: The History of an American Idea. White House Historical Association: 1992, 2001. ISBN 0-912308-85-0; West, J.B. with Mary Lynn Kotz. Upstairs at the White House: My Life with the First Ladies. Coward, McCann & Geoghegan: 1973. ISBN 698-10546-X; Wolff, Perry. A Tour of the White House with Mrs. John F. Kennedy. Doubleday & Company: 1962; Exhibition Catalogue, Sale 6834: The Estate of Jacqueline Kennedy Onassis April 23–26, 1996. Sothebys, Inc.: 1996; The White House: An Historic Guide. White House Historical Association and the National Geographic Society: 2001. ISBN 0-912308-79-6; The White House. The First Two Hundred Years, ed. by Frank Freidel/William Pencak, Boston 1994.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s