La colonización de la superficie

La acumulación de oxígeno de la fotosíntesis dio lugar a la formación de una capa de ozono que absorbía gran parte de la radiación ultravioleta del Sol, en el sentido de organismos unicelulares que llegaron a la superficie de la tierra tenían menos probabilidades de morir, y los procariotas empezaron a multiplicarse y a adaptarse mejor a la supervivencia fuera del agua. Los procariotas probablemente había colonizado la tierra ya hace 2.600 Ma incluso antes de que el origen de las eucariotas. Durante mucho tiempo, se mantuvo superficie estéril de los organismos multicelulares. El supercontinente Pannotia formado alrededor de 600 Ma y luego se fracturó sólo 50 Ma más tarde. Los peces, los primeros vertebrados, aparecieron en los océanos alrededor de 530 Ma. A finales del Cámbrico ocurrió una extinción masiva,  la cual terminó hace 488 Ma…

La colonización de la superficie

Hace varios cientos de millones de años, las plantas, probablemente parecido a las algas, y los hongos se empezó a desarrollar en los bordes del agua, y después fuera de ella. Los fósiles más antiguos de la tierra hongos y plantas se data alrededor de 480 a 460 Ma, aunque la evidencia molecular sugiere que hongos pueden haber colonizado la tierra ya hace 1.000 Ma y las plantas hace 700 Ma. Al principio cerca del borde del agua, después las mutaciones y variaciones dieron lugar a un nuevo colonización de este nuevo entorno. El momento de los primeros animales a salir de los océanos no se conoce con precisión: la más antigua evidencia clara en la superficie son los artrópodos hace alrededor de 450 Ma, prósperos y cada vez mejor adaptados debido a la gran fuente de alimento proporcionado por la plantas terrestres. También hay algunas pruebas de que los artrópodos no confirmados, que puede haber aparecido en la tierra hace 530 Ma. Al final del período Ordovícico, hace 440 Ma, se produjeron otra extinción masiva, debido, quizá, a una glaciación. Hace alrededor de 380 a 375 Ma, los primeros tetrápodos evolucionó a partir de los peces. Se piensa que quizás las aletas evolucionaron hasta convertirse en las extremidades que permitían a los primeros tetrápodos levantar la cabeza fuera del agua para respirar aire. Esto les permitirían sobrevivir en aguas pobres en oxígeno o perseguir pequeñas presas en aguas poco profundas. Más tarde podrían aventurarse en tierra por breves períodos. Progresivamente, algunos llegaron se adaptaron tan bien a la vida terrestre que pasaban su vida adulta en la tierra, a pesar de nacer y tener que poner los huevos en el agua. Este fue el origen de los anfibios. Hace cerca de 365 Ma, se produjo una nueva extinción masiva, tal vez como resultado de un enfriamiento global. Las plantas desarrollaron semillas, que se aceleró drásticamente su propagación en la tierra, en esta época, hace unos 360 Ma. Unos 20 millones de años más tarde, hace 340 Ma, el evolucionado huevo amniótico, que podría ponerse en la tierra, dando una ventaja en la supervivencia de los embriones de tetrápodos. Esto dio lugar a la divergencia de los amniotas y los anfibios. Otros 30 millones de años, hace 310 Ma, se observa la divergencia de los synapsidas, incluidos los mamíferos, y los saurópsidos, incluidas las aves, no aves y los reptiles no mamíferos. Otros grupos de organismos continuó evolucionando en líneas divergentes, en peces, insectos, o bacterias, pero se conocen menos detalles. Hace 300 Ma, se formó el supercontinente más cercano a la actualidad, llamado Pangea. La extinción más grave hasta hoy tuvo lugar hace 250 Ma, en el límite de los períodos Pérmico y Triásico, el 95% de la vida en la Tierra desapareció, posiblemente debido al evento volcánico llamado trampas siberianas. El descubrimiento del cráter de la Tierra de Wilkes en la Antártida podría sugerir una conexión con la extinción Pérmico-Triásico, pero la edad del cráter que no se conoce. Pero la vida continuó, y en torno a 230 Ma, los dinosaurios se separó de sus antepasados reptiles. Un extinción masiva entre los períodos Triásico y Jurásico hace 200 Ma prescindió de muchos de los dinosaurios, aunque pronto se convirtió en los dominantes entre los vertebrados. Aunque algunos de los mamíferos empezaron a divergir durante este periodo, los mamíferos que existían eran probablemente todos semejantes pequeñas musarañas. Hace unos 180 Ma, Pangea se dividió en Laurasia y Gondwana. El límite entre las aves y los dinosaurios no-aves no está claro. Archaeopteryx, considerado tradicionalmente una de las primeras aves, vivó hace alrededor de 150 Ma.

Las primeras evidencias de las angiospermas es durante el período Cretácico, unos 20 millones de años más tarde, hace 132 Ma. La competencia con las aves condujo a la extinción a muchos pterosaurios, y los dinosaurios fueron probablemente ya en declive por varios motivos cuando, hace 65 Ma, un meteorito de 10 kilómetros chocó con la Tierra cerca de la Península de Yucatán, expulsó grandes cantidades de partículas de polvo y vapor a la atmósfera impidiendo la llegada de luz solar a la superficie, y por tanto la fotosíntesis. La mayoría de los grandes animales, incluidos los dinosaurios no-aves, se extinguieron., que marca el fin del período Cretácico y la era Mesozoica. Posteriormente, en el Paleoceno, los mamíferos se diversificaron rápidamente, aumentando en tamaño, y se convirtieron en los vertebrados dominantes. Tal vez un par de millones de años más tarde, hace alrededor de 63 Ma, vivió el último ancestro común de los primates. A fines del Eoceno, hace 34 Ma, algunos mamíferos terrestres regresaron al mar para convertirse en animales como Basilosaurus, que más tarde dio lugar a los delfines y ballenas…[1]

La Factoria Historica


[1] Arrhenius, Gustaf et al. (1997). “Entropy and Charge in Molecular Evolution—the Case of Phosphate”. doi:10.1006/jtbi.1996.0385. PMID 9299295; Buehler, Lukas K. (2000–2005) The physico-chemical basis of life, http://www.whatislife.com/about.html accessed 27 October 2005; Davies, Paul (1998). The Fifth Miracle. Penguin Science, London. ISBN 0-14-028226-2; De Duve, Christian (January 1996). Vital Dust: The Origin and Evolution of Life on Earth. Basic Books. ISBN 0-465-09045-1; Egel, R.; Lankenau, D.-H.; Mulkidjanian, A. Y. (2011). Origins of Life: The Primal Self-Organization. Berlin Heidelberg: Springer-Verlag. pp. 1–366,. doi:10.1007/978-3-642-21625-1. ISBN 978-3-642-21624-4; Fernando CT, Rowe, J (2007). “Natural selection in chemical evolution”. Journal of Theoretical Biology 247 (1): 152–67. doi:10.1016/j.jtbi.2007.01.028. PMID 17399743; Hartman, Hyman (1998). “Photosynthesis and the Origin of Life”. Origins of Life and Evolution of Biospheres 28 (4–6): 515–521. doi:10.1023/A:1006548904157; Harris, Henry (2002). Things come to life. Spontaneous generation revisited. Oxford: Oxford University Press. ISBN 0-19-851538-3; Hazen, Robert M. (December 2005). Genesis: The Scientific Quest for Life’s Origins. Joseph Henry Press. ISBN 0-309-09432-1.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s