Gene Roddenberry

Gene Roddenberry nació en el Paso, Tejas, el 19 de agosto  de 1921, aunque sus padres se trasladaron al poco tiempo a Los Ángeles en donde pasaría la mayor parte de su infancia y donde empezó sus estudios de derecho en el City College. Poco después los abandonó para empezar una carrera de ingeniería en la Universidad de California. Al estallar la Segunda Guerra Mundial se alistó voluntariamente en el cuerpo de aviación de los Estados Unidos. Tuvo el grado de teniente, y pilotó 89 veces un mítico B-17 y realizando acciones valerosas que le hicieron ganar la Medalla del Aire y la Cruz por Vuelos Distinguidos entre otras distinciones militares. Fue entonces cuando cogió gusto a la escritura. Su afición a las novelas le sirvió para realizar sus primeras experiencias como escritor durante su estancia en el ejército, y consiguió publicar varios de sus relatos cortos en algunas publicaciones de la época sobre todo en revistas militares e incluso alguna poesía en el New York Times. Desde entonces, su mayor sueño fue convertirse en un escritor de prestigio. Después de la guerra siguió ejerciendo como piloto de aviones civiles, cosa que pronto abandonó…

Gene Roddenberry

Se estableció en Los Ángeles con la idea de convertirse en un escritor gracias al empuje que tenía en aquellos tiempos la televisión para los escritores. En un principio le ocurrió lo mismo que a casi todos los escritores, tengan al final éxito o no: todos o casi todos sus trabajos eran rechazados por los editores o productores. Así que un amigo suyo también novelista le sugirió que tanto él como su familia necesitaban comer, y que haría bien buscando un empleo mientras seguía buscando fortuna como escritor. De esta manera encontraría la ocasión de aprender ideas mientras trabajaba. Pensó trabajar como periodista o como policía. Finalmente se decantó por lo segundo e ingresó en el departamento de Policía de Los Ángeles. De esta manera trataría con la sociedad y aprendería a desarrollar personajes y emociones. William Parker, el jefe del departamento de Policía, le tomó una predilección especial y Gene obtuvo un permiso especial para cambiar cada seis meses de destino dentro del cuerpo a cambio de escribir relatos para el departamento.

Gene Roddenberry

Vivió seis años de su vida como policía experto en bandas callejeras, y había veces que se llegaba a sentir tan identificado con el cuerpo de policía que se veía desnudo si no llevaba su 38 reglamentaria encima. Sus novelas cortas empezaron a tener cierto prestigio y consiguió un trabajo como guionista en la serie de televisión Dragnet. Finalmente consolidó su puesto de guionista en la serie Have Gun Will Travel. A partir de entonces, su gran ambición fue escribir su propia serie.  La casualidad hizo que durante su trabajo como escritor de televisión conociera a algunos de los que posteriormente serían sus compañeros de Star Trek, entre ellos a DeForest Kelley, que sería el protagonista del episodio piloto de 333 Montgomery Street, una serie dramatica protagonizada por un abogado. Consiguió también vender la serie The Lieutenant, protagonizada por Gary Lockwood, que interpretaba a un teniente del cuerpo de marines. La serie no tuvo mucho éxito y no superó la primera temporada, pero en ella conoció a muchos actores que luego saldrían en Star Trek, como Leonard Nimoy, Nichelle Nichols y Edward Milkis. Una vez finalizada The Lieutman, Gene presentó tres pilotos a diferentes productoras: Police Story, con DeForest Kelley; Lost Hunt of April Savage, un western convencional; y Star Trek. Pero las amenazas de Gene Roddenberry de venderlo a la competencia hizo que la cadena aceptara el rodaje de un segundo piloto que prometia mayor acción. Reformó parcialmente el sofisticado guión, lo hizo algo más juvenil y pidió que actuase un tal William Shatner como sustituto de Jeffrey Hunter.

Gene y Leonard Nimoy

Este nuevo episodio fue aceptado por la NBC e inició de esta manera una historia que duraría más de 30 años. Star Trek se convirtió en una serie innovadora para la TV de aquellos tiempos, más acostumbrada a los westerns, historias policiacas o dramáticas que a la ciencia-ficción adulta. El mismo padre de Gene Rddenberry fue, casa por casa, pidiendo perdón a los vecinos, ya que habia dicho que la ciencia-ficción no interesaba a nadie y que su hijo debía dedicarse a escribir westerns, como ya habia hecho alguna vez. Gene reunió para la serie a los mejores escritores de ciencia-ficción y consiguió tratar en la serie temas sociales y de la actualidad de aquella época como el movimiento hippy o el feminismo camuflándolos en otros planetas y civilizaciones.  Star Trek había llegado a ser, gracias a los guiones elaborados por prestigiosos escritores y con la supervisión directa de Gene Roddenberry, una serie transgresora y extremadamente liberal, que llegó a ser la serie preferida por los Hippies y pacifistas de los años 60. Pero a los dos años la serie de televisión bajó los índices de audiencia y los productores decidieron cancelarla, especialmente porque el coste económico de cada capítulo era muy alto, con tantos decorados y efectos especiales, por supuesto bastante más altos que rodear una escena del Oeste. Pero los fans no opinaron lo mismo e iniciaron una campaña bajo el nombre “Salven a Star Trek”: las numerosas cartas de protesta que iban llegando a la emisora todos los días hicieron que la serie continuara. Cuando los productores le llamaron a su despacho para decirle que la serie iba a continuar y le mostraron la avalancha de peticiones procedentes de todo el mundo, Gene no daba crédito a lo que veía. Sin embargo todo cambió para Gene, el resto del reparto y el equipo creativo de la serie al inicio de la tercera temporada. La productora Paramount compró los estudios Desilu, productora de la serie, meses antes del comienzo del rodaje de la tercera temporada. Gene perdió el control creativo sobre la serie y comenzaron a surgir los problemas: Una huelga de los actores principales durante algún que otro episodio; los guiones, por decisión de los ejecutivos de la Paramount, se volvieron más conservadores y patrióticos e incluso en un episodio se llegó a criticar al movimiento hippie, el público principal de la serie. Además los técnicos estaban disgustados por las imposiciones y los montajes que debían realizar.

En el plató de Star Trek

Poco después de la cancelación definitiva de la serie, el hombre llegó a la Luna y la ciencia-ficción empezó ponerse de moda y los trekies volvieron a dar vida a su serie favorita. Además, la repetición de los capítulos hicieron que gente que no habia podido ver la serie en su primera emisión se aficionara a Star Trek. La NBC, simultáneamente,  puso en marcha una serie de dibujos animados basada en Star Trek que ganó un Emmy en 1974, pero que no tuvo demasiado exito. Pero Gene no estaba tan convencido de la longevidad de Star Trek y elaboró otros guiones para la televisión, entre ellos Genesis II, Spectre y The Questor Tapes, aunque ninguno de ellos pasó del episodio piloto. La moda de la ciencia-ficción continuó con más fuerza y el éxito que tuvieron otras películas como 2001: Una Odisea Espacial y Una nueva esperanza motivó a Gene a escribir el guión de la primera película sobre Star Trek para el cine, aunque la idea no agradó en un principio a la Paramount, que le dió un presupuesto bastante limitado. La película por fin se rodó, no gustó a casi nadie, pero recaudó el suficiente dinero como para realizar una segunda parte: Star Trek II: la ira de Khan.  Esta película recuperó el encanto original de la serie de TV, y el argumento de uno de sus episodios algo nunca visto en el cine. En esta película se recuperó en parte el espíritu de la serie, aunque a Gene no le gustara el tono militarista en que estaba impregnada. En 1985 Gene puso su mano en el paseo de las estrellas de Hollywood y en 1990 le concedieron el premio Jack Benny. Posteriormente volvió a trabajar elaborando Star Trek: La Nueva Generación, una serie en la que tendria ·absolutos poderes” y que tuvo un presupuesto de un millón de dólares por capítulo, algo inédito hasta entonces en televisión.

Roddenberry un hombre de ciencia 

Gene fue el productor ejecutivo, pero no contó con ninguno de los actores anteriores, lo que motivó las hostilidades entre ambos. Las conferencias de prensa que concedieron en esa época estaban marcadas todas por el mismo signo: No se puede llamar Star Trek lo que no es Star Trek. Para asombro de todos, la serie llegó a tener el mismo éxito que la anterior pese a la metedura de pata que resultó ser el personaje de Wesley Crusher y las breves apariciones como artistas invitados de los emblemáticos actores acabó con las discordias. Pero desgraciadamente la salud de Gene comenzó a deteriorarse y este, consciente de su mala salud, le cedió la batuta de Star Trek a Rick Bergman, el qual continuó contribuyendo al legado de Star Trek tal y como su creador hubiera querido. El 24 de Octubre de 1991 Gene Roddenberry falleció víctima de un ataque cardíaco en la consulta de su médico, junto al Centro Hospitalario de Santa Monica. Al mismo año, le dedicaron la última película de Star Trek de los actores de la serie original. Gene Roddenberry consiguió realizar su mayor sueño, ser enterrado en el espacio que tanto amó. Una vez fallecido, su cuerpo fue incinerado por deseo propio y sus cenizas fueron transportadas en un satélite espacial europeo en el año 1997 y diseminadas en el espacio profundo. Hoy, si miramos de noche hacia el cielo, quizás aún podamos ver a Gene Roddenberry yendo valientemente donde nadie ha podido llegar…[1]

La Factoria Historica


[1] Alexander, David (1995). Star Trek Creator: The Authorized Biography of Gene Roddenberry. New York: Roc. ISBN 0451454405; Engel, Joel (1994). Gene Roddenberry: The Myth and the Man Behind Star Trek. New York: Hyperion. ISBN 0786860049; Fern, Yvonne (1994). Gene Roddenberry: The Last Conversation. Berkeley: University of California Press. ISBN 0520088425; Gross, Edward; Mark A. Altman, Gene Roddenberry (1994). Great Birds of the Galaxy: Gene Roddenberry and the Creators of Star Trek. Boxtree. ISBN 075220968X; Sackett, Susan (2002). Inside Trek: My Secret Life with Star Trek Creator Gene Roddenberry. Hawk Publishing Group. ISBN 1930709420; Van Hise, James (1992). The Man Who Created Star Trek: Gene Roddenberry. Pioneer Books. ISBN 1556983182; Whitfield, Stephen E.; Gene Roddenberry (1968). The Making of Star Trek. New York: Ballantine Books. ISBN 0345340191.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s