Revolución sexual

La revolución sexual o liberación sexual fue el profundo y generalizado cambio ocurrido durante la segunda mitad del siglo XX en numerosos países del mundo occidental desafiando los códigos tradicionales en lo relativo a la concepción de la moral sexual, el comportamiento sexual humano, y las relaciones sexuales. La liberación sexual tuvo su inicio en la década de 1950, su máximo desarrollo entre 1960 y 1980 aunque sus consecuencias y extensión siguen vigentes y en pleno desarrollo en muchos aspectos; se identifica con la igualdad entre los sexos, el feminismo, los métodos anticonceptivos así como la contestación social y política. Muchos de los cambios revolucionarios en las normas sexuales de este período se han convertido en normas aceptadas, legítimas y legales en el comportamiento sexual…

Revolución sexual

La liberación sexual supuso la reivindicación y recuperación plena del cuerpo humano y su desnudez, de la sexualidad como parte integral de la condición humana individual y social cuestionando el papel tradicional de la mujer y por tanto del hombre y de la institución por excelencia, el matrimonio. La revolución sexual ha propiciado la generalización de todo tipo de relaciones sexuales y la aceptación general de las relaciones sexuales prematrimoniales, el reconocimiento y normalización de la homosexualidad y otras formas de sexualidad. Como consecuencia, derivada de la revolución sexual y las condiciones socioeconómicas se ha producido: aumento de las parejas de hecho uniones sin matrimonio, retraso en la edad de contraer matrimonio, aparición de hijos fuera del matrimonio, uniones civiles y matrimonio entre personas del mismo sexo, así como la aparición de nuevos tipos de familias como las familias monoparentales familias homoparentales. La liberación sexual ha sido posible y ha ido acompañado de la difusión y uso generalizado de métodos anticonceptivos como la píldora anticonceptiva, DIU, preservativo, anticoncepción de emergencia así como de la legalización, en numerosos países, de plazos para la práctica del aborto a petición libre de la mujer.

Algunos de los antecedentes de la revolución sexual en algunos países occidentales sobre todo en Estados Unidos y algunos países de Europa pueden encontrarse a finales del siglo XIX y segunda mitad del siglo XX. Movimientos políticos como el marxismo, en 1884 se publica el libro de Engels El origen de la familia, la propiedad privada y el Estado, inspirado en las notas de Karl Marx al libro La sociedad antigua del antropólogo estadounidense Lewis Henry Morgan, socialismo, el anarquismo y el feminismo criticaban la sociedad existente y sus instituciones, y reivindicaban desde posiciones diversas la igualdad de derechos en el mundo laboral, legal y familiar el sufragio universal y el sufragio femenino (sufragismo), la maternidad libre así como la igualdad en el matrimonio y el acceso a los métodos anticonceptivos. Uno de los movimientos que recoge algunas de las propuestas que facilitarán la revolución sexual es el neomalthusianismo. El neomalthusianismo consideraba el exceso de familias numerosas en las clases pobres una lacra social ya que les condenaba a la miseria. Desde una perspectiva social y política, desde el anarquismo y la lucha por los derechos de la clase obrera, proponen la toma de conciencia social e individual de la procreación limitada de las clases pobres como el proletariado, de facto la separación entre sexualidad y reproducción, la defensa de la maternidad libre, la liberación femenina y la libertad sexual, la procreación consciente, la promoción de la planificación familiar, el cuidado de los niños así como el uso y difusión de métodos anticonceptivos artificiales.

Ciertos autores piensan que la revolución no consistió en una mayor variedad de comportamientos sexuales, sino en la simple aceptación pública de actitudes y prácticas que eran considerados previamente tabú. La revolución sexual fue un hito muy importante para el feminismo, ya que se demandaban derechos, considerados por este grupo, como básicos para las mujeres, como el aborto y la píldora anticonceptiva. No obstante, las luchas feministas ya se advierten de décadas anteriores, especialmente políticas donde se reclamaban igualdad de derechos entre todos los miembros de la sociedad. Se publicaron los informes de Kinsey y de Masters & Johnson. Se abrieron debates en torno al poder de lo erótico, se plantean críticas y alternativas a la monogamia, se empieza a cuestionar el placer vaginal y el machismo, así como la heteronormatividad. También abrió el camino a la aceptación de la homosexualidad. A partir de los años 1980, el concepto de amor libre se atenúa con la aparición del SIDA, provocado por el VIH aparece una nueva moralidad en Occidente derivada del miedo al contagio de la enfermedad transmitida en las relaciones sexuales y su percepción en el desarrollo del sexo en los inicios del siglo XXI…[1]

La Factoria Historica


[1] Allyn, David. (2000). Make Love, Not War: The Sexual Revolution: An Unfettered History. Little, Brown and Company. ISBN 0316039306; Escoffier, Jeffrey. (Editor). (2003). Sexual Revolution. Running Press. ISBN 1560255250; Fraenkel, Boris. (1936). Die Sexualität im Kulturkampf. Erre emme (pub); Klepacki, Linda. (2008). A Look at the Sexual Revolution in the United States. Focus on the Family Action, Inc. Retrieved 2008-04-20; Marcuse, Herbert. (1964). One-Dimensional Man. (pp. 59, 75–82). Routledge. ISBN 0415289777.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s