Expansión del Islam en África

En el siglo XI hubo una considerable inmigración árabe, resultando en una gran absorción de la cultura bereber. Incluso antes de esto los bereberes en general habían adoptado la lengua y religión de sus conquistadores. La influencia árabe y la religión islámica se adhirieron indeleblemente al norte de África. Juntas se propagaron hacia el sur, a través del Sahara. También se establecieron firmemente a lo largo de la costa oriental, donde los árabes, los persas y los indios establecieron florecientes colonias, tales como Mombasa, Malindi y Sofala, jugando un papel, marítimo y comercial, análogo a aquel desempeñado en siglos previos por los cartagineses en la costa norte. Hasta el siglo XIV, Europa y los árabes en África del Norte ignoraban la existencia de estas ciudades y estados orientales…

Expansión del Islam en África

Los primeros inmigrantes árabes habían reconocido la autoridad de los califas de Bagdad, y la dinastía Aglabí, fundada por Aglab, uno de los generales de Harún al-Rashid, a fines del siglo VIII, reinó como vasalla del califato. No obstante, a comienzos del siglo X la dinastía Fatimí se estableció en Egipto donde El Cairo había sido fundado en el año 968, y desde ahí dominó hasta regiones tan lejanas como la costa del Atlántico. Más tarde surgirían otras dinastías como la Almorávide y la Almohade. Eventualmente los turcos, quienes habían conquistado Constantinopla en 1453 y habían tomado Egipto en 1517, establecieron las regencias de Argelia, Túnez y Trípoli entre 1519 y 1551, permaneciendo Marruecos como un estado bereber arabizado independiente bajo el dominio de la dinastía Sharifan, la cual surgió a fines del siglo XIII. Bajo el dominio de las dinastías previas, la cultura árabe había alcanzado un alto grado de excelencia, mientras que el proselitismo de los seguidores del Islam condujeron a una considerable extensión de esta religión en el continente. Esto se llevó a cabo más fácilmente por el uso del camello introducido originalmente en África por los conquistadores persas de Egipto, el cual permitió que los árabes pudieran atravesar el desierto. De esta forma las regiones de Senegambia y el centro de Níger se convirtieron en zonas clave para el comercio transahariano y el intercambio de ideas. El Islam también se difundió a través del interior de África occidental, como la religión de los mansas del Imperio de Malí y muchos gobernantes del Imperio Songhay. Después del legendario hajj de 1324 de Mansa Musa, Timbuctú se volvió célebre como centro de enseñanza islámica teniendo la primera universidad de África subsahariana. La ciudad había sido visitada el 1352 por el gran viajero árabe Ibn Battuta, cuya travesía a Mombasa y Quiloa (Kilwa) proporcionó los primeros conocimientos acertados de aquellas florecientes ciudades musulmanes de los swahili en las costas orientales africanas. El avance árabe hacia el sur fue detenido por el ancho cinturón de densa selva, desplegándose casi a todo el ancho del continente aproximadamente al sur de la latitud 10° N, y mismo que bloqueó su avance tal como el Sahara lo había hecho con sus predecesores. La selva evitó que supieran de la existencia de la costa de Guinea y del resto de África que se encontraba más allá. Una de las últimas regiones en caer bajo el control de los árabes fue Nubia, la cual había sido dominada por cristianos hasta el siglo XIV.

Por un tiempo las conquistas musulmanes en el sur de Europa prácticamente convirtieron al Mediterráneo en un lago musulmán, pero la expulsión en el siglo XI de los sarracenos de Sicilia y el sur de Italia por parte de los normandos fue seguida por descendientes de los conquistadores de Túnez y Trípoli. Un poco después un fuerte comercio con las costas africanas, y especialmente con Egipto, se desarrolló con Venecia, Pisa, Génova y otras ciudades del norte de Italia. Para fines del siglo XV España había expulsado completamente a los musulmanes, pero aún en la época en la que los moros seguían en Granada, Portugal había sido lo suficientemente fuerte para llevar la guerra hacia África. En 1415 un ejército portugués capturó la ciudadela de Ceuta en la costa mora. De ahí en adelante Portugal interfirió repetidamente en los asuntos de Marruecos, mientras que España adquirió muchos puertos en Argelia y Túnez. Portugal, no obstante, sufrió una aplastante derrota en 1578 en Alcazarquivir, siendo comandados los moros por Abu Marwan Abd al-Malik I Saadi de la entonces recién establecida Dinastía Saadi. Por ese entonces los españoles habían perdido casi todas sus posesiones africanas. Los Estados berberiscos, primariamente a partir del ejemplo de los moros expulsados de España, degeneraron en meras comunidades de piratas, y bajo la influencia turca la civilización y el comercio decayeron. La historia de estos estados desde inicios del siglo XVI hasta la tercera década del siglo XIX se compone en gran parte de hazañas piratas por una parte y de inútiles represalias por la otra. El comercio de oro y otros materias primas, propició la formación de aristocracias en la región del Sahel, en que un soberano centralizaba el comercio con la costa norte de África. Entre estos imperios esuvieron el Imperio de Ghana, el Imperio de Malí, el Imperio Songhay y el Imperio Kanem-Bornu.

En la región de los grandes lagos a partir del siglo XV surgieron reinos bien organizados y centralizados como Bunyoro, Budanda, Ruanda y Burundi. El surgimiento de estos reinos debió mucho al inicio del uso del hierro en la región y a nuevos cultivos como la banana. Ambas innovaciones permitieron una mejora de los rendimientos agrícolas que conllevó un aumento importante de la densidad de población…[1]

Enlace directo: La expansión del Islam. Europa

La Factoria Historica


[1]July, Robert (1975). Pre-Colonial Africa (África Precolonial). Nueva York: Charles Scribners and Sons, pp. 60-61; Smith, Stuart Tyson. «Nubia» (en inglés). Universidad de California, Santa Barbara; Wendorf, Fred; Schild, Romuald (26 de noviembre de 2000). «Late Neolithic megalithic structures at Nabta Playa (Sahara), southwestern Egypt (Estructuras megalíticas neolíticas tardías en Playa Nabta (Sahara), Egipto sudoccidental)» (en inglés). Universidad Metodista del Sur; History of Africa (Historia de África)» (en inglés). Africa. Indiana University Press (1995). Consultado el 13 de marzo de 2008; O’Brien, Patrick K. (2005). Oxford Atlas of World History (Atlas Oxford de historia mundial). Nueva York: Oxford University Press, pp. 22-23. (en inglés)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s