Historia medieval de España

La historia medieval de España abarca desde la caída del Imperio romano de Occidente en el siglo V, aunque no deja de ser un periodo de transición, hasta el fin de esta edad, que tradicionalmente se considera finalizada a mediados del siglo XV en Europa y en España marca un año significativo el de 1492 con el descubrimiento del nuevo mundo y la conquista de Granada expulsando de la Península Ibérica a los musulmanes…

Historia medieval de España 

Tras la caída del Imperio Romano de occidente hasta el s. VII España estuvo integrada en la Hispania wisigothorum (Reino de Toledo). Partes de ella las dominaban los suevos, vándalos y alanos, incluso el Imperio bizantino en tiempos del emperador Justiniano I poseyó el levante español. La España visigoda aunó esfuerzos para unificarla conforme a la herencia romana1 y consiguió unificarla finalmente con el rey Suintila, el que expulsará a los bizantinos en el año 620. Tras la caída del Reino de Toledo por las tropas musulmanas aprovechando la guerra entre el hijo del rey Witiza, Agila II y Don Rodrigo (Roderico).

La ayuda prestada al hijo del rey se convirtió en traición y sirvió para tomar Hispania, que dos años después de la batalla de Guadalete estaban asediando Cæsar Augusta (Zaragoza). Tras esto surgieron núcleos cristianos de oposición al dominio islámico en la península, como el Reino de Asturias que se hizo fuerte tras la batalla de Covadonga, surgiría del reino de Asturias el reino castellano, que en principio se denominaba Condado de Castella. Surgieron núcleos más al este como el Reino de Navarra, y algunos núcleos de resistencia en los Pirineos, como Aragón, Pallars, los condados catalanes… que serían absorbidos por la marca hispánica que representaba un protectorado y bastión cristiano en la península comandado por el Imperio carolingio.

Tras esto Castilla se hizo fuerte y se independizó del entonces Reino Astur-leonés reinando Ramiro II. Más tarde se configurarían en España una serie de reinos: Castilla, León, Aragón y Navarra, siendo Castilla el más importante extendiéndose su lengua, el castellano, por toda Hispania, llamado erróneamente español, siendo españolas también las demás lenguas hispánicas que convivían entonces: asturleonés, castellano, euskera, aragonés, mozárabe, ladino, gallego y catalán. En el s.VIII comienza una nueva mentalidad de reconquista, inspirado en recuperar la antigua Hispania wisigothorum, aunque, en realidad, estos núcleos cuando estaban los visigodos en el poder estaban en contra de éste. Desde la Hispania visigoda se consiguió a volver a unir a Hispania casi en su totalidad en 1492 con la conquista de Granada y antes habiéndose unido en matrimonio los Reyes Católicos. Isabel I de Castilla y Fernando II de Aragón. Felipe II heredaría entre multitud de territorios extrapeninsulares a Portugal uniéndose así de nuevo totalmente a Hispania. Portugal se volvería a independizar en las simultáneas revueltas de Cataluña y Portugal…[1]

La Factoria Historica


[1]Manual de Historia de España. 2. La España Medieval, J. L. Martín Rodríguez, Madrid, Historia 16, 1993. ISBN-10: 8476792727

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s