El genocidio Kurdo

Los kurdos son un pueblo de origen indoeuropeo que se asentaron en el sur de Anatolia en torno al siglo X a. C. Se considera que sus orígenes se remontan a los medos que se enfrentaron primero a los asirios y luego a los aqueménidas, por los que fueron derrotados en el año 550 a. C. Durante la Edad Media los kurdos tuvieron una relativa libertad bajo el dominio musulmán. Sin embargo, con el auge del Imperio otomano, el Kurdistán fue fragmentado en dos Estados: el otomano y el persa. En la parte otomana, los feudos kurdos mantuvieron una amplia autonomía hasta el siglo XIX. Durante este siglo la injerencia otomana en los feudos kurdos provocó fuerte tensiones con las autoridades que desembocaron en diversas rebeliones de carácter independentista desde 1806 hasta 1880….

El genocidio Kurdo

En 1908 se produce la Revolución de los Jóvenes Turcos, durante la cual se intensificó la persecución de las minorías kurda, griega y armenia de Turquía. Tras el fin de la I Guerra Mundial, con el Imperio otomano en proceso de desintegración, el Tratado de Sèvres reconocía el derecho a la autodeterminación de las nacionalidades de los antiguos imperios. En 1921 una nueva insurrección kurda fue derrotada por las tropas kemalistas. Tras el Tratado de Laussane en el año 1923 el Kurdistán sería dividido entre Turquía, Persia, Irak, Siria y la antigua URSS. Tras la II Guerra Mundial y el inicio de la descolonización se trazaron las fronteras actuales de los estados en los que se halla dividido el Kurdistán.

En 1946 se proclamó la República de Mahabad en el Kurdistán persa por parte del recién creado Partido Democrático del Kurdistán (PDK), la cual se mantuvo independiente durante 12 meses hasta la ocupación de la ciudad de Mahabad por las autoridades de Teherán en diciembre. Durante la Guerra Fría hubo una constante agitación independentista por parte de los kurdos. En 1961 Mustafá Barzani, miembro del PDK, inicia una guerra de guerrillas de carácter independentista en Iraq hasta ser derrotado en 1975. En 1979 se producirá una nueva rebelión en Irán contra el régimen teocrático instaurado tras la revolución. La respuesta iraní fue la declaración de la Guerra Santa contra los kurdos. En 1984 el Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK) iniciará un nuevo levantamiento guerrillero con acciones principalmente en Turquía. Desde finales de los años 80 la tensión en el Kurdistán aumentó, registrándose una mayor actividad armada del PKK y un aumento de la represión hacia los kurdos por parte de Iraq, acusándolos de colaborar con Irán, y de Turquía siendo uno de los genocidios más recientes. El genocidio kurdo tiene datos variados. Sólo en un día, el 17 de marzo de 1988, en la ciudad de Halabja, murieron asesinados cinco mil kurdos, en su mayoría niños que se preparaban para ir a la escuela, bajo un ataque sorpresa con aviones del régimen de Saddam Hussein cedidos por Francia y la URSS y armas químicas de gas mostaza donadas por Alemania. La España socialista de Felipe González se encargó de venderle únicamente armamento convencional.

Años atrás, entre 1981 y 1984, cuarenta mil prisioneros kurdos habían sido torturados y asesinados bajo las órdenes de Saddam Hussein ya que se había negado a renunciar a su identidad. Asimismo, las reseñas oficiales datan en cien mil los muertos kurdos en manos de las fuerzas militares de Saddam Hussein. Los muertos civiles durante el régimen de Hussein son incalculables. Muchos fueron torturados hasta morir. Tenían formas tan atroces de ejecutar a disidentes iraquíes como colocarles 100 gramos de explosivos en el estómago para después hacerles explotar por los aires. Las cifras de muertos pueden rondar los sesenta mil si excluimos a los cien mil desaparecidos. En total casi 2 millones de kurdos exterminados. Tras la Guerra del Golfo se produce, en 1991, un nuevo levantamiento en Iraq que es aplastado ante la pasividad de las tropas occidentales. En Turquía, en 1992, se produce el Newruz sangriento, el 21 de marzo, en el que se estima que el ejército turco asesinó a 200 manifestantes kurdos. Un año antes Leyla Zana, diputada kurda de Turquía, fue detenida bajo la acusación de separatismo. En estos momentos comienzan a hacerse patentes las fuertes divisiones entre las distintas fuerzas políticas kurdas que se materializan en la guerra civil en el Kurdistán iraquí desde 1994 hasta 1997, en el que se enfrentaron las milicias del PDK, Partido Democrático del Kurdistán, y la UPK, Unión Patriótica del Kurdistán, escisión izquierdista del PDK en los años setenta. Al mismo tiempo el ejército turco amplía su represión contra los kurdos destruyendo más de 3.000 aldeas de población kurda. En 1999 Abdulá Ocalan es detenido en Kenia, lo que ocasiona importantes revueltas kurdas, especialmente en Irán.

El inicio de la Guerra de Irak en 2003 provocó que la mayor parte de los grupos políticos kurdos apoyasen a los Estados Unidos con el objetivo de conseguir una mayor autonomía tras el derrocamiento de Saddam Husein, lo que dio lugar posteriormente a la creación de la entidad federal autónoma del Kurdistán Iraquí…[1]

 

La Factoria Historica


[1]N. Méndez Construcción y deconstrucción nacional en Medio Oriente: el caso de Irak, en Transoxiana, Journal Libre de Estudios Orientales.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s