Saladino, el protector del Islam

Salah al-Din Yusuf, mejor conocido en occidente como Saladino (1138, Tikrit – 1193, Damasco) fue un defensor del Islam y particularmente de la ortodoxia religiosa representada por el sunnismo, unificó política y religiosamente el Oriente Próximo, combatiendo a los cruzados tambien llamados francos y acabando con doctrinas alejadas del culto oficial representado por el Califato Abbasí. Es conocido por haber devuelto Jerusalén a los musulmanes, derrotando y expulsando a los cruzados. El impacto de este acontecimiento en Occidente provocó una nueva cruzada, la tercera, en principio lidereada por Federico I del Sacro Imperio Romano Germánico, el famoso rey de Inglaterra Ricardo Corazón de León y el rey de Francia Felipe II Augusto

Saladino, el protector del Islam

Parte I

Nació en 1138 en Tikrit, en la provincia actualmente llamada Salah ad Din en su honor, en Irak donde su padre Ayyub, era gobernador. La familia de Saladino era kurda y como muchos kurdos en aquella época, eran soldados al servicio de los gobernantes sirios y mesopotámicos. Tras caer en desgracia y ser expulsados, se pusieron al servicio de Zengi, señor de Mosul, que había unido bajo su mando la zona norte de Siria e Irak. Zengi fue el primero de los grandes líderes musulmanes que trató de expulsar a los cruzados de las tierras santas, logrando arrebatarles el Condado de Edesa. La familia de Saladino se unió a su ejército, siendo su padre recompensado con el gobierno de Baalbek. En aquella época los cristianos lanzarían la Segunda Cruzada, que fracasaría. El asesinato de de Zengi en 1146, abrió un periodo de guerra civil en Siria por la sucesión. Saladino y su familia se pondría de parte del heredero designado, el hijo menor de Zengi, Nur al-Din, con quien más tarde rivalizaría. Cuando tras diversas luchas Nur al-Din se impuso en Siria, los parientes de Saladino fueron recompensados: su padre recibió el gobierno de Damasco, y su tío Shirkuh el mando del ejército. Mientras tanto Egipto, estaba en un periodo de inestabilidad. En los momentos finales del Califato Fatimí Egipto estaba en crisis, amenazado por los cruzados, que habían ocupado Ascalón y amenazaban la frontera junto con los bizantinos, así como en guerra civil por la vacante del cargo de visir. Uno de ellos acudió a la corte de Damasco a pedir ayuda a Nur al-Din. Este envió un ejército al mando de Shirkuh (El tío de Saladino), junto con Saladino. Hacia 1169 Shirkuh controlaba el país, actuando en parte como primer ministro del califa fatimita de Egipto en parte como gobernador y representante del Sultán sirio. Ese mismo año moría el general y tío de Saladino, siendo sustituido en el puesto por el propio Saladino.

Saladino reformó la administración de Egipto, aboliendo impuestos y reduciendo el desmesurado funcionariado. Saladino tambien se dedicó a reorganizar el ejército, compuesto hasta entonces por mercenarios del Magreb que fueron sustituidos por tropas kurdas y turcas, e impuso su autoridad sobre el país. La enfermedad de Al-Adid, el último califa fatimí, impidió a éste seguir controlando las mezquitas egipcias, en las cuales se empezó a orar por el califa abbasí. Su muerte en 1171 supuso la reintegración definitiva del culto en Egipto a la corriente sunní, mayoritaria en el islam, durante la ocupación y mando de Saladino. Esto realzó el prestigio de Saladino dentro de la comunidad islámica, que tenía la moral baja por la sangrienta toma de Jerusalén por los cruzados en 1099, donde se realizó tal matanza que en algunos lugares la sangre les llegaba a las rodillas. Saladino también conquistó la costa libia, el norte de Sudán y Yemen con la excusa de restaurar la ortodoxia religiosa, estos territorios estaban fuera del liderazgo espiritual del Califato Abbasí, siendo para su doctrina herejes. Saladino tomó los puertos y posiciones en manos de los cruzados en el Mar Rojo, asegurando su posición contra los estados cristianos, a quienes planeaba enfrentar y de tener éxito repeler. Tras la muerte de Al-Adid, Saladin era en teoría un vasallo de Nur al-Din pero en la práctica era gobernador de Egipto: reconocía la autoridad del sultán de Siria, pero gozaba plena independencia en su gobierno de Egipto, debido en parte a la lejanía entre Damasco y El Cairo, las capitales de Egipto y Siria, y en parte a que estaban separadas por estados gobernados por los cruzados europeos. A la muerte de Nur al-Din en 1174 correspondía a su hijo as-Salih Ismail al-Malik, tomar el control de las posesiones de su padre. Sin embargo el heredero era un niño, que tardaría años en controlar e imponerse en Siria, lo que concedió a Saladino libertad de movimiento.

En tales condiciones, Saladino ocupó Damasco y con ello Siria del Sur, bajo la excusa de asegurar estas tierras a su legítimo dueño, pues estaban amenazadas por el Reino de Jerusalén. Sin embargo, practicó una política hostil a as-Salih Ismail al-Malik, arrebatándole una a una las plazas del norte, hasta que solo le quedó Alepo. Llegó incluso a asediar, esta ciudad, fracasando. Durante el sitio de Alepo, Saladino sufrió un intento de asesinato por parte de la secta de los asesinos, salvándose por una cota de malla bajo sus ropas. Con respecto a los cruzados, Saladino mantuvo una actitud agresiva contra los estados cruzados, infringiendo incursiones y asaltos. En 1177, una invasión de Saladino, que atacaba desde el sur, fue desarticulado en la batalla de Montgisard. En 1779, un ataque a una fortaleza que los cristianos estaban construyendo en la ribera del río Jordán dio a Saladino la primera gran victoria en la batalla del vado de Jacob en su campaña por expulsar a los francos de ultramar. Una vez muerto, el heredero de Nur al-Din, as-Salih Ismail al-Malik, sin descendencia en 1181, Saladino fue nombrado oficialmente sultán de Siria y Egipto

Luego de que Saladino se afianzó como sultán de Siria, maniobró contra los príncipes de la dinastía Zengida que gobernaban en Mesopotamia, el norte del actual Irak. Estos eran descendientes de Zengi, y sobrinos de Nur al-Din cuyo imperio había abarcado algunas provincias fronterizas en la región. Saladino logró recuperar las tierras fronterizas, y expandió sus dominios más allá aún. Es de destacar la anexión de Edesa. Tras varias campañas en Mesopotamia Saladino consiguió la sumisión del príncipe de Mosul en 1186, cuya ciudad había llegado a sitiar sin éxito en 1182, que se convirtió en su vasallo, comprometiendose a colaborar en su yihad, Lucha, en este caso “defensa de la fé”. No fue el único estado que Saladino consiguió adherir a su causa. Saladino llevó sus fronteras al Kurdistán y a Armenia, tratando, con cierto éxito, de someter los pequeños principados de la región.[1]

Ver también: Saladino conquista Jerusalén, parte II

La Factoria Historica


[1]Baha ad-Din ibn Shaddad (2002). The Rare and Excellent History of Saladin. Ashgate. ISBN 978-0-7546-3381-6; Bowman, Alan K. (1996). Egypt After the Pharaohs. University of California Press. ISBN 0520205316; Gabrieli, Francesco (1984). Arab Historians of the Crusades. traducido por E.J. Costello. Routledge & Kegan Paul. ISBN 978-0-710-20235-2; Gibb, Hamilton (1973). The Life of Saladin: From the Works of Imad al-Din and Baha ad-Din. Clarendon Press. ISBN 978-0-86356-928-9; Gillingham, John (1999). «Ricardo I». Yale English Monarchs. Yale University Press. ISBN 9780300094046; Grousset, Rene (1970). The Epic of the Crusades. Nueva York: Orion Press. ISBN 0670297224; Hindley, Geoffrey (2007). Saladin: Hero of Islam. Pen & Sword. ISBN 1-84415-499-8; Imad al-Din al-Isfahani (1888). Conquête de la Syrie et de la Palestine par Salâh ed-dîn. Brill. ISBN 0198214995; Lane-Poole, Stanley (1898). Saladin and the Fall of the Kingdom of Jerusalem. Putnam. ISBN 0815412347; Lyons, M. C.; D.E.P. Jackson (1982). Saladin: the Politics of the Holy War. Cambridge University Press. ISBN 978-0-521-31739-9; Minorsky, V. (1957). Studies in Caucasian history. Cambridge University Press. ISBN 0521057353.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s