El hundimiento del Struma

Durante la Segunda Guerra Mundial en Rumania el mariscal Antonescu se había mostrado como un entusiasta seguidor de Hitler en su política antisemita, maltratando, deportando y encarcelando a judíos. Así y  todo, había permitido que un grupo de cerca de ochocientos judíos comprara pasajes a Palestina. Fueron reunidos en las oficinas del puerto de Constanza, donde los desnudaron y despojaron sistemáticamente de todos sus objetos de valor…

El hundimiento del Struma

El Struma partió de aguas rumanas el 10 de diciembre de 1941 y se le permitió dirigirse hacia el sur. En 48 horas llegó al estrecho, pero entonces los motores fallaron y fue remolcado hasta el puerto de Estambul. Allí, los pasajeros permanecieron aislados en cuarentena por un período de más de dos meses. El motivo principal de su confinamiento se centraba en la intransigencia de los Gobiernos británico y turco, pues ninguno de ellos estuvo dispuesto a adoptar medida alguna para resolver el aprieto o asumir alguna responsabilidad.  Sin la ayuda de la comunidad judía de Estambul, los pasajeros se habrían muerto de hambre; cada día un bote de remos con provisiones de comida se acercaba al Struma. Los miembros de la comunidad hacían también lo que podían para proporcionar asistencia médica a los pasajeros que, en semejantes condiciones, caían enfermos con frecuencia.

Finalmente, el 23 de febrero de 1942, el Struma fue arrastrado desde el puerto con un remolcador y se le dejó reemprender el viaje. A la mañana siguiente fue torpedeado y hundido. Todos perecieron menos uno. En esa zona solo había submarinos alemanes y soviéticos, pero estos últimos fueron los candidatos más seguros a la responsabilidad de semejante hecho, pero no hubo pruebas que responsabilizaran directamente a los rusos hasta el final del régimen soviético.

Más adelante un ex soldado letón, Ginnordi Kabardin, investigando entre los papeles del Ministerio de la Marina, se encontró con un informe en el que se mencionaba el ataque efectuado con un torpedo por el submarino soviético SH213 y el consiguiente hundimiento del Struma, el 24 de febrero, a las puertas del Bósforo. Se han efectuado rastreo y búsquedas submarinas pero hasta la fecha no hay noticias de los restos de tal naufragio.[1]

Ver también: El Holocausto

La Factoria Historica


[1]Chronik des Seekrieges 1939-1945, Jürgen Rohwer, Gerhard Hümmelchen, 1968, p.223 Rohwer, Jürgen (1997). Allied submarine attacks of World War Two: European theatre of operations, 1939-1945. Naval Institute Press. p. 107; Alexander Zvielli (18 August 2000). “Soviet fire, cold hearts claimed ‘Struma’ passengers”. Jerusalem Post; Sicker, Martin. Pangs of the Messiah : The Troubled Birth of the Jewish State, Westport, CT, USA: Greenwood Publishing Group, Incorporated, 2000. p. 161.

Anuncios

Un comentario en “El hundimiento del Struma

  1. LOS NAZIS FUERON MONSTRUOS ASESINOS ABERRANTE, PROVOCARON LA MATANZA CONTRA CIVILES INDEFENSOS MAS GRANDE LA HISTORIA,, ESO ES SER COBARDE. HITLER FUE U COBARDE , QUE NO SE ANIMO A SUICIDARSE, SE ESCAPO Y SE ESCONDIÓ EN SUDAMERICA-
    LOS RUSOS TAMBIEN SON MALA GENTE, NO RESPETA LA VIDA

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s