La Primera Guerra Mundial: El conflicto se globaliza (Parte IV)

El 16 de enero de 1917, el ministro alemán del Exterior, Arthur Zimmermann, que lo fue entre el 22 de noviembre de 1916 y el 6 de agosto de 1917, fecha en la cual dimitió de su cargo envió un telegrama al embajador en México, Heinrich von Eckardt, con indicaciones precisas para convencer a Venustiano Carranza, de que México entrase a la guerra del lado de los Imperios Centrales. El telegrama prometía a México la restitución de los territorios perdidos por el Tratado de Guadalupe-Hidalgo. Dicho telegrama también sugería que el presidente Carranza se comunicase con Tokio para llegar a un acuerdo que hiciera que el Imperio japonés se pasase a lado alemán…

La Primera Guerra Mundial: El conflicto se globaliza

Parte IV

El telegrama fue interceptado por fuerzas de inteligencia británicas, lo que provocó la entrada de Estados Unidos a la guerra. Carranza no aceptó la oferta, puesto que México acababa de enfrentar la Revolución mexicana y no se encontraba en condiciones económicas adecuadas. Además, el mandatario se encontraba preocupado por la Expedición Punitiva, campaña militar que el gobierno de Estados Unidos llevó a cabo en México para capturar al jefe revolucionario Francisco Villa, quien había atacado un destacamento estadounidense el 9 de marzo de 1916, enviándose una expedición militar con el fin de atrapar a Francisco Villa el 14 de marzo de 1916. La expedición de 10.000 soldados, estuvo al mando del general John J. Pershing, y aunque no tuvo éxito en capturar ni castigar a Villa, fue considerada una preparación militar para la prueba que significaría la participación estadounidense en la Primera Guerra Mundial. La expedición terminó el 7 de febrero de 1917. México no sólo no entró a la guerra, sino que envió a Francisco León de la Barra como alto comisionado mexicano de la Paz…

En 1917, el Estado Mayor alemán tomó la decisión de aguantar a los Aliados en el Oeste y hundir de una vez a las desalentadas tropas zaristas, luego de la victoria táctica de los británicos en Arras, una ofensiva británica que se efectuó durante la Primera Guerra Mundial, desde el 9 de abril al 16 de mayo de 1917,  donde tropas británicas, canadienses y australianas atacaron las trincheras alemanas. Los franceses, tras el fracaso total de su ofensiva de Chemin des Dames en el que habían existido centenares de miles de muertos, sobre todo en la primavera de 1917, durante la ofensiva del general Robert Nivelle en el que se contabilizaron en total, en el Chemin des Dames unos 270.000 muertos del bando francés y 163.000 del alemán tuvo como consecuencia, producto de esta enorme mortandad los motines de 1917, como los de Craonne, de la armada francesa. No serán por ello capaces los franceses de lanzar ninguna otra ofensiva, limitándose simplemente a resistir. El 7 de junio por su parte los británicos lanzaron una ofensiva en Flandes, una batalla del frente occidental de la Primera Guerra Mundial que comenzó un 7 de junio de 1917 cuando el segundo ejército británico bajo el mando de Herbert Plumer lanzó una ofensiva cerca de la localidad de Mesen en la Provincia de Flandes Occidental, en Bélgica. El objetivo de la ofensiva fue unas elevaciones que se extendían desde el norte de Messines hasta pasada la localidad de Wytschaete que creaba una fortificación natural al suroeste de Ypres. Uno de los elementos clave de la batalla fue la detonación de 19 minas inmediatamente antes del asalto de la infantería, una táctica que desestabilizó las defensas alemanas y permitió el avance de las tropas para asegurar sus objetivos de un modo rápido. El ataque también fue preludio de una “tercera batalla de Ypres” de mayores dimensiones, conocida como Batalla de Passchendaele, que comenzó el 11 de Julio de 1917, sin embargo, los británicos no consiguieron romper el frente. El conflicto se estancó y el desaliento cundió en la retaguardia. La población civil padeció restricciones, sobre todo en Alemania, bloqueada por los aliados.

Fue en abril de 1917 cuando los Estados Unidos le declararon la guerra a los imperios centrales, lo que le dio a la contienda el carácter mundial. No obstante, sus efectos no se sentirían sino hasta 1918. El hecho que motivó el ingreso de Estados Unidos en la guerra, fue el hundimiento del Lusitania, hundido el 7 de Mayo de 1915, donde murieron 123 estadounidenses, por un submarino alemán. Este hecho provocó una viva reacción en Estados Unidos, que se preparó para entrar oficialmente en guerra al lado de los aliados. En febrero de 1917 en Rusia estalla la Revolución Rusa, la cual obligó a abdicar al Zar Nicolás II, quedando el país bajo el mando de Aleksandr Kérenski, quien continuó en guerra contra Alemania. Sin embargo en octubre estallaría la revolución bolchevique, que depuso al gobierno de Kérenski. Este clima de inestabilidad permitió a los alemanes avanzar considerablemente en Rusia.

Los bolcheviques tomaron el control total y firmaron el armisticio con los imperios centrales en el mes de diciembre, después de la Paz de Brest-Litovsk, negociada por León Trotsky, político y revolucionario ruso, organizador clave de la Revolución de octubre, en Rusia en marzo de 1918. Para obtener esta paz consintieron enormes sacrificios económicos y territoriales ya que Alemania ocupó Polonia, Ucrania, Finlandia, los países bálticos y parte de Bielorrusia. El Reich aprovechó esta victoria para enviar casi todo su ejército oriental al frente occidental e intentar obtener una victoria rápida antes de la llegada masiva de los estadounidenses. Era su baza definitiva, ya que Austria-Hungría, Bulgaria y Turquía daban muestras de desaliento ante las mayores reservas financieras y de hombres de los Aliados. Finalmente el 17 de julio de 1918 el Zar Nicolás II fue asesinado con toda su familia en Ekaterimburgo, ciudad de Asia pero cerca de la frontera con Europa, ante el temor que el avance de la Legión Checoslovaca hacia la ciudad pudiera liberar al Zar. Por su parte la revolución rusa, en particular luego del tratado de Brest-Litovsk, dio paso a una guerra civil, la cual se extendió hasta 1923, provocada por el levantamiento de grupos anti bolcheviques dentro y fuera de Rusia, que se organizaron para actuar contra el nuevo régimen, comenzaba a producirse el principio del fin para los Imperios Centrales, el final de la guerra estaba cerca[1]

Enlace directo: La Primera Guerra Mundial: La guerra llega a su fin (Parte V)

 

La Factoria Historica


[1]Cariño mío, Ahora, si no hay problemas, vas a saber todo acerca de lo que ocurre aquí. Sé que te llevarás una gran sorpresa cuando te llegue esta carta… ¡Si alguna autoridad la ve! (…) Quizá te gustara saber cómo está el ánimo de los hombres aquí. Bien la verdad es que (y como te dije antes, me fusilarán si alguien de importancia pilla esta misiva) todo el mundo está totalmente harto y a ninguno le queda nada de lo que se conoce como patriotismo. A nadie le importa un rábano si Alemania tiene Alsacia, Bélgica o Francia. Lo único que quiere todo el mundo es acabar con esto de una vez e irse a casa. Esta es honestamente la verdad, y cualquiera que haya estado en los últimos meses te dirá lo mismo. De hecho, y esto no es una exageración, la mayor esperanza de la gran mayoría de los hombres es que los disturbios y las protestas en casa obliguen al gobierno a acabar como sea. Ahora ya sabes el estado real de la situación. Yo también puedo añadir que he perdido prácticamente todo el patriotismo que me quedaba, solo me queda el pensar en todos los que estáis allí, todos a los que amo y que confían en mí para que contribuya al esfuerzo necesario para vuestra seguridad y libertad. Esto es lo único que mantiene y me da fuerzas para aguantarlo. En cuanto a la religión, que Dios me perdone, no es algo que ocupe ni uno entre un millón de todos los pensamientos que ocupan las mentes de los hombres aquí. Dios te bendiga cariño y a todos los que amo y me aman, porque sin su amor y confianza, desfallecería y fracasaría. Pero no te preocupes corazón mío porque continuaré hasta el final, sea bueno o malo ( …)

Laurie

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s