Emilio Salgari, el verdadero Sandokan

Emilio Salgari fue un escritor italiano de finales del siglo XIX conocido sobre todo por ser el autor de Sandokan, novelesco príncipe de Borneo que juró vengarse de los ingleses tras despojarle del trono y asesinar a toda su familia, dedicándose desde entonces a la piratería bajo el seudónimo de Tigre de Malasia, protagonizando así una serie de relatos que enriquecerían a las editoriales aunque no al autor, hombre tremendamente desgraciado en su vida personal que entre otras adversidades sufrió el suicidio de su padre, siendo el primero de una sobrecogedora serie de suicidios familiares, que incluiría el suyo propio y el de dos de sus hijos…

Emilio Salgari

Por Vir Covi

Los samuráis, élite militar que gobernó Japón durante 700 años, tenían un estricto código de honor denominado bushido, inculcado a los japoneses de familia guerrera desde niños, basándose que una vez que el guerrero estaba preparado para morir viviría su vida sin ese temor, escogiendo sus acciones en base a sus principios y no al miedo, ya que los samuráis consideraban su vida como una camino hacia la muerte gloriosa, repudiando la muerte natural o por vejez. El seppuku o harakiri, suicidio ritual, era una práctica muy común que formaba parte del bushido, como única posibilidad de recuperar el honor perdido una vez cometida una falta.

Este acto podía realizarse para evitar caer en manos del enemigo, para expiar una infracción o por mandato de su señor o de un tribunal, en cuyo caso ponían al acusado bajo la custodia del amo, dándole un plazo para consumar la ceremonia que solían cumplir sin demora pues de lo contrario su familia heredaba el deshonor y perdía sus propiedades y la casta samurái. En cualquier caso, previamente al ritual bebían sake y escribían un poema de despedida. Después se ponían de rodillas, se abrían el kimono, envolvían el mango de la daga en papel de arroz para no mancharse las manos de sangre y se clavaban la daga en el abdomen, primero hacia la derecha y después hacia abajo, sufriendo una terrible agonía mientras sus tripas se esparcían por el suelo. Sin embargo esto sólo ocurría en los casos más valientes pues lo habitual era que el guerrero contara con un ayudante normalmente elegido por él, cuya misión era decapitarle tras una señal, que solía ser el amago de llevar la daga al abdomen. Las mujeres también practicaban esta liturgia pero en lugar de abrirse el vientre se cortaban el cuello, seccionándose la carótida.

El seppuku fue prohibido en Japón en 1873, aunque en la práctica permaneció. Por ejemplo muchos soldados japoneses lo prefirieron antes que aceptar la rendición tras la II Guerra Mundial y además fue el fundamento de diversas unidades como los kamikaze (literalmente “viento divino”), término referido a los ataques suicidas llevados a cabo por los pilotos de una unidad especial de la Armanda Imperial contra la flota de los aliados. Por otro lado también han continuado practicándolo decenas de civiles, dentro y fuera de Japón, como Emilio Salgari en 1911, quien con 49 años, destrozado por el desequilibrio psicológico de su mujer y explotado por sus editores, se abrió el vientre con una navaja según el rito japonés y dejando tres cartas de despedida. Una conmovedora para sus hijos en la que les explicaba que, arruinado y vencido, ya no tenía fuerzas para vivir. Otra para los periódicos de Turín, donde se declaraba derrotado por las desgracias y la miseria a pesar de su enorme trabajo y les pedía que realizaran una colecta para sacar de la pobreza a su familia, y una última para sus editores, a los que recordaba su enriquecimiento a costa de su sudor y de los que únicamente requería que pagaran los gastos del entierro.

La Factoria Historica

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s