Cuarta cruzada y Saqueo de Constantinopla

La Cuarta Cruzada (1202-1204) También denominada como la Cruzada mercantil o comercial, se denominó así por haber sido desviada de su propósito original por el duque de Venecia, Enrico Dandolo quien llevó a los cristianos a saquear la ciudad de Zara, actual Zadar, Croacia, y luego Constantinopla, donde fundaron el Imperio Latino de Constantinopla. Estos acontecimientos causaron una brecha o distanciamiento definitivo entre la Iglesia Católica romana y la Iglesia Ortodoxa…

 Cuarta cruzada y Saqueo de Constantinopla

La Cuarta Cruzada se desvió mucho de su propósito original de liberar Jerusalén “Tierra Santa” de los turcos Otomanos ya que se cuestiona actualmente si es realmente una cruzada. El año 1198, el Papa Inocencio III comenzó a incitar a la cristiandad a emprender una nueva cruzada para recuperar Tierra Santa – Jerusalén, esta convocatoria tuvo mucha receptividad entre la nobleza europea. El prestigio y la capacidad de organización de la Iglesia, hizo que recayera sobre ella una gran aura de confianza de la población. La Cuarta Cruzada fue emprendida por Balduino IX, Conde de Flandes, y Bonifacio II, Marqués de Montferrant. El transporte de los ejércitos se llevó a cabo en Venecia, esta república comercial que entonces vivía una creciente tensión con Constantinopla después de la confiscación de bienes y masacre de los comerciantes italianos en Constantinopla el año 1182 debido a los privilegios comerciales que tenían. Si por un lado la pretensión papal de esta cruzada apuntaba a la destrucción del poderío musulmán en Egipto y luego en Jerusalén, por otro lado la tensión entre Venecia y los bizantinos acabaría por influir el transcurso de las operaciones militares, cuyos objetivos se centraron cada vez más en Constantinopla. La ciudad Estado de Venecia influyó de manera determinante al saqueo de Constantinopla debido a la intención de vengar la masacre de sus mercaderes. Además, Egipto tenía buenas relaciones en todos los niveles con Venecia.

Las dificultades económicas de los cruzados

Los caballeros cruzados, dirigidos por Bonifacio II de Monferrato y Balduino IX de Flandes, estaban en dificultades económicas para pagar los 85.000 marcos de oro que Venecia había exigido por el transporte de los ejércitos cruzados hacia Egipto. Las tropas Cruzadas acamparon en Isla de Lido, Venecia en espera de una solución al pago de la travesía, los cruzados recibieron una propuesta del duque veneciano Enrico Dandolo quien les propuso aplazar el pago de su deuda a cambio de que en lugar de rescatar a Jerusalén con una incursión a Egipto, como era el plan original, ayudaran a los venecianos a reconquistar la ciudad de Zara, Actual Zadar, Croacia, que había sido ocupada por el a rey de Hungría, El cristiano. Esta ciudad, de hecho, llegó a caer en el poder de los ejércitos cruzados en 1202, en contra de los deseos del papa Inocencio III, quién condenó enérgicamente la secularización de la Cuarta Cruzada y excomulgado incluso a los líderes de los venecianos.

Situación política en Constantinopla

Llegaron noticias Constantinopla de que el emperador Isaac II Ángelo había sido derrocado por su hermano Alejo III. Ahora el hijo de Isaac II, de nombre Alejo IV, logró escapar y pidió a los cruzados para ayudarle a recuperar el trono, es decir desviarse de su cruzada a Jerusalén e ir a Constantinopla, a cambio les prometió dinero y recursos del imperio para la reconquista de Jerusalén. Incluso hoy en día, los historiadores debaten si los hechos sucedieron así o era una justificación para lo que iba a suceder.

La Toma y saqueo de Constantinopla

En 1203, los cruzados tomaron Constantinopla y coronaron a Alejo IV como emperador Bizantino, Junto con su padre, Isaac II Ángelo. El papa Inocencio III acepta la situación, soñando con un acercamiento entre Iglesia Católica e Iglesia Ortodoxa. Los nuevos emperadores debieron establecer nuevos impuestos para el pago de las promesas hechas a los cruzados, lo que rápidamente condujo a revueltas en todo el imperio de Bizancio.

Sin embargo, Alexis IV murió a manos de los bizantinos, lo que impulsó a Venecia para recuperar el poder en el Bósforo. Para ello, contaron con el apoyo de los cruzados, que en abril del año 1204 atacaron Constantinopla de nuevo, lo que produjo tres días de masacres y saqueos en la ciudad de Constantinopla, dividiéndose después el botín. Las Estatuas, mosaicos, reliquias, riquezas acumuladas durante casi un milenio fueron saqueadas o destruidas durante los incendios. Luego del Saqueo se decidió crear un estado llamado Imperio Latino de Constantinopla, quien sería sucesor del destruido Imperio bizantino y heredero del, su primer monarca sería Balduino IX de Flandes.

Renacimiento del imperio Bizantino

Aunque debilitado, no desapareció el Imperio Bizantino, recuperó su fuerza en el año 1261 cuándo Miguel VIII Paleólogo emperador de Nicea toma el poder y hace renacer a el imperio de Bizancio. Sin embargo, los cruzados habían establecido una serie de principados latinos en Grecia, como el Ducado de Atenas. En conclusión la tregua firmada durante la Tercera Cruzada, Cruzada de los Reyes, por Ricardo Corazón de León y Saladino en 1191 se mantuvo, a pesar de la desastrosa Cuarta Cruzada…

La Factoria Historica

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s