Ciro II El Grande

«Si yo me veo en el deber de referir lo que se cuenta, no me veo obligado a creérmelo a rajatabla, y que esta afirmación se aplique a la totalidad de mi obra»..

Ciro II El Grande

Por Vir Covi

El historiador griego Heródoto narra la leyenda del nacimiento de Kurus, hijo de Cambises y Aryenis y por lo tanto nieto de Astiages, el rey de Media, quien tuvo un sueño en el que vió cómo su nieto le destronaría por lo que ordenó a su general Harpago abandonarle en el bosque para que le devoraran las alimañas aunque, incapaz de hacerlo él mismo, se lo entregó secretamente a un pastor para que cumpliera él el encargo.

Ciro II El Grande

Pero ocurrió que el apenado pastor acababa de perder un hijo de manera que decidió acoger al joven Ciro como suyo. Diez años después, cuando era evidente que aquel niño apuesto y de modales nobles no era su hijo, quiso la casualidad que Astiages le conociera, dándose cuenta inmediatamente del engaño, por lo que el enfurecido rey ordenó torturar a su general.

Imperio de Ciro II El Grande

Harpago dedicaría los siguientes años de su vida a ganarse la amistad de Ciro para preparar su venganza, y en cuanto el joven alcanzó cierta edad, le instigó a rebelarse contra su abuelo, y mientras que Ciro organizaba una alianza de 10 tribus persas, su abuelo armaba a los medos, cometiendo el error de elegir a Harpago como comandante del ejército, quien no dudó en pasarse al lado de Ciro en el campo de batalla.

Tumba de Ciro II El Grande

Después de vencer a Astiages, Ciro iría ampliando sus conquistas hasta tener bajo sus dominios Media, Lidia, Babilonia, Siria y Palestina, respetando los templos, prohibiendo el pillaje y uniéndolas a Persia, adoptando entre otros títulos el de «Rey de los cuatro extremos del Mundo» y fijando la capital de su Imperio en Pasargada (en la actual Irán), y aunque años más tarde Darío I la trasladaría a 90 km, a Persépolis, hasta el día de hoy es considerado un lugar de máximo respeto pues allí reposan los restos de Ciro II El Grande, el fundador del poderoso y extenso Imperio Persa (559-330 a.C.), cuyo de secreto de durabilidad fue la sabiduría política de sus dirigentes, que en lugar de destruir la organización de los pueblos que sometieron, les concedieron gran autonomía gracias a lo cual sus culturas y tradiciones permanecieron durante siglos.

Enlace directo: Los Persas

La Factoria Historica

2 comentarios en “Ciro II El Grande

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s