El Homo sapiens neandertalensis

Los neandertales constituyen junto con nosotros las dos humanidades más avanzadas y recientes en el tiempo. Ambas fueron diferentes en muchos aspectos pero muy similares en otros. Hace unos 127.000 años, mientras que el H. erectus se estaba extinguiendo, aparece una nueva especie: el Hombre de Neandertal. Su nombre procede del yacimiento epónimo del valle de Neander cerca de Düsseldorf (Alemania)…

El Homo sapiens neandertalensis

Algunos de los rasgos craneales del H. neanderthalensis son similares a los de H. erectus y H. heidelbergensis. La bóveda craneana es alargada y aplanada, la frente huidiza, el torus supraorbitario muy pronunciado y la mandíbula muy prognata sin mentón. Además posee otras características propias como la mandíbula que es muy alargada, con la superficie anterior lisa y sin fosa canina, el occipital largo y prolongado hacia atrás y hacia abajo donde forma una protuberancia o pinzamiento. La capacidad craneal es muy elevada, con una media estimada en cerca de 1.600 cm, superior incluso a la del Hombre moderno. La columna vertebral y las extremidades, concretamente la pelvis y el pie son muy similares a los actuales. El fémur es corto y está fuertemente curvado; de su longitud se deduce que la estatura media seria de unos 165 cm. En cuanto a la robustez de los huesos que realmente se interrelaciona con las fuertes inserciones musculares, es posible que se debiese al menos en Europa, a una selección natural de individuos muy resistentes a las adversidades del riguroso clima de la ultima glaciación, la würmiense, durante la cual vivieron estos antepasados.

El prototipo de Neandertal se definió a partir de los restos fósiles hallados en Europa, pero no faltan documentos de la existencia contemporánea en África y en Asia de poblaciones similares aunque no del todo idénticas, teniendo en cuenta que evolucionaron a partir de los diferentes subtipos de H. erectus. Por esta razón algunos autores los denominan como neandertaloides. 

Problemas filogenéticos sobre la transición entre neandertales y sapiens sapiens

La cuestión más importante es ¿de dónde procede y cómo surgió el Homo sapiens sapiens? Su predecesor inmediato, al menos geográficamente, sería teóricamente el Hombre de Neandertal. En el estado actual de nuestro conocimiento, esta hipótesis ha sido totalmente descartada. La morfología del esqueleto de los neandertales no es una forma intermedia entre el H. erectus y el Hombre moderno. Algunos caracteres como la relevante robustez de los huesos, particularmente acentuada en el torus supraorbital y del occipital, junto con la elevada capacidad craneana que supera incluso a la media del Hombre moderno, se han interpretado como unos indicios de una tendencia progresiva hacia una especialización muy evolucionada, de la cual es difícil imaginar que pudieran haber derivado las formas óseas más gráciles del Hombre actual. Además, la desaparición de los neandertales fue relativamente rápida (paleontropológicamente hablando), y el Homo sapiens sapiens ocupó su lugar en un breve lapso de tiempo. Parece razonable admitir que mientras que los neandertales se estaban extinguiendo en Europa, apareció en otro lugar una nueva población, dotada de una mayor fecundidad, superioridad técnica o intelectual que habría sobrevivido a aquellos, sin duda después de un largo período de coexistencia y posible hibridación.

Las relaciones biológicas y culturales entre los neandertales y los humanos modernos es uno de los temas más debatidos actualmente en Paleoantropología. Las preguntas fundamentales son las relaciones filogenéticas entre ambos, las características biológicas y culturales de estos dos grupos humanos y las causas que motivaron la extinción de los neandertales. Los estudios genéticos han ejercido una fuerte influencia en las interpretaciones actuales de la historia evolutiva de los neandertales. La estructura del ADN mitocondrial de un neandertal nos muestra que estos tenían grandes diferencias genéticas con los Hombres modernos, que son la consecuencia directa de una evolución independiente durante al menos medio millón de años. Así pues, los neandertales no han contribuido genéticamente a la humanidad actual. Las poblaciones de neandertales y los Hombres de Cromañón vivieron simultáneamente en Europa al menos durante 10.000 años. Los fósiles de neandertales son muy escasos después de los 40.000 años y desaparecen hace 30.000 años. Mientras que los cromañones u Homo sapiens siguieron proliferando y, con el tiempo, ocuparon todo el planeta. No hay ningún signo de conflicto físico entre las poblaciones. Entonces, ¿qué les sucedió a los neandertales?. Existen dos corrientes de opinión al respecto. La primera sostiene que los neandertales no eran una especie separada y que se produjo un mestizaje con los recién llegados Homo sapiens, cuyos genes acabaron por ser los dominantes. La segunda afirma que los neandertales eran una especie distinta, pero que su tasa de natalidad era más baja que la de Homo sapiens, perdieron la batalla por la obtención de recursos y fueron sustituidos por los cromañones, más avanzados culturalmente.

En el sur de la Península Ibérica los neandertales perduraron durante 10.000 años tras la llegada de los Homo sapiens al norte de la Península. Los fósiles humanos que se han hallado son muy escasos, pero se dispone de varias secuencias estratigráficas donde se puede documentar la sustitución de la industria lítica del Paleolítico Medio por otra del Paleolítico Superior. Por lo tanto, la colonización de los humanos modernos, llegados de África a través del Próximo Oriente, fue muy rápida, en torno a los 40.000 años. Pero los neandertales no se extinguieron inmediatamente en la Península Ibérica, sino que hubo un largo periodo de coexistencia entre las poblaciones de cromañones y neandertales. Así, se produciría la pervivencia de algunos neandertales en zonas marginales y mal comunicadas, como el prepirineo catalán, después de la llegada de los primeros humanos modernos. Algún autor ha propuesto un modelo ecológico, denominado La frontera del Ebro, para explicar el largo periodo de convivencia entre neandertales y humanos modernos en la Península Ibérica. Establece unas diferencias ecológicas entre el sur y el norte de la Península, cuyo límite coincide con el valle del Ebro, que también actuaría como barrera ecológica para la distribución de otras especies de animales. Este límite coincide a grandes rasgos con la separación de dos grandes regiones biogeográficas: la Iberia eurosiberiana y la Iberia mediterránea. Según esta hipótesis, los cromañones procederían de un ecosistema eurosiberiano del norte, al que se habrían adaptado eficazmente cuando llegaron a Europa hace 40.000 años. Los neandertales peninsulares estaban mejor adaptados a los ecosistemas mediterráneos. Pero hace unos 30.000-28.000 años el periodo glacial würmiense entra en su fase de frío más intenso, esta ola de frío se extiende por toda Europa y llega hasta la península, alterando los ecosistemas mediterráneos y provocando la desaparición de los últimos neandertales.

A pesar del largo periodo de coexistencia, no hay ninguna evidencia arqueológica de que las últimas poblaciones neandertales del sur de la Península se hubiesen aculturado, o de que hubieran adquirido alguna de las innovaciones tecnológicas que poseían sus vecinos del norte, con unas industrias del Paleolítico Superior. De hecho, el Musteriense pervive, tanto en el sur como en el oeste, hasta hace unos 30.000 años; pero una vez que desaparece, la primera industria lítica del Paleolítico Superior que encontramos en los yacimientos meridionales de la península es el Auriñaciense evolucionado o el Solutrense. Desde el momento en que los paleoantropológos establecieron que los neandertales eran una población humana distinta de la nuestra, se planteó la posibilidad de hibridación entre neandertales y humanos modernos. Esta posible hibridación también se ha utilizado como argumento a la hora de atribuir a los neandertales el estatus de especie distinta o de subespecie de Homo sapiens. Algunos especialistas observan en algunos fósiles humanos del Paleolítico Superior ciertas características propias de los neandertales, y en algunos neandertales rasgos evolucionados en dirección a los humanos modernos. Según estos autores, estos hechos prueban que la hibridación entre neandertales y Homo sapiens se produjo.

Aunque nunca podremos saber con absoluta certeza si la hibridación entre neandertales y cromañones era viable genéticamente, la información que nos aportan los fósiles y la biología molecular apunta a una nula, o muy escasa, contribución de los neandertales al acervo genético de la humanidad actual. Quizás las barreras a la reproducción no fueran de tipo biológico, sino que eran diferencias de tipo cultural y social las que impidieron la hibridación. Tras la llegada de los humanos modernos y del Auriñaciense a Europa hace 40.000 años, el esquema de los yacimientos con fósiles humanos y con industria lítica atribuidos a los neandertales puede resumirse de la siguiente forma: 1) los neandertales perduraron hasta hace 30.000 años en algunas zonas de Europa (Península Ibérica y Península Itálica), en áreas geográficas que actuaron como refugio, estas poblaciones continuaron elaborado industrias Musterienses; 2) En el centro de Francia los neandertales pervivieron hasta hace 34.000 años, pero realizando un nuevo tipo de industria, el Chatelperroniense, que posiblemente se deba a una aculturación; 3) En Croacia, sobrevivieron algunos neandertales hasta hace menos de 30.000 años. Este esquema nos muestra que la desaparición de los neandertales no siguió un modelo geográfico simple de extinción, de este a oeste, a medida que se expandían los humanos modernos. Sino que el retroceso se produjo de forma compleja: algunas poblaciones de neandertales quedaron aisladas, rodeadas de humanos modernos, mientras que otras sobrevivían en áreas periféricas que actuaron como zonas refugio.

El lugar de procedencia del Hombre moderno debe ser buscado en África o en Asia y no en Europa. En el primero de los continentes se han encontrado una serie de restos fósiles (Africa del Sur, Zambia, Tanzania o Etiopía), cuyas formas nos podrían hacer pensar en un origen africano, con unas dataciones entre 150.000 y 120.000 años. Así, el inmediato predecesor del Homo sapiens sapiens, habría evolucionado a partir de un grupo de Homo erectus, que habiendo permanecido separado de las otras poblaciones de neandertales asiáticos, geográficamente lejanos, habría adquirido en el Próximo Oriente, formas nuevas y posteriormente habría emigrado hacia el Oeste. A modo de conclusión podemos decir que estos descubrimientos son relativamente recientes, y hasta hace poco tiempo la idea que se tenía sobre este aspecto de la evolución era más simple: el Hombre de neandertal era el único que existía durante el Würm antiguo y aparecía siempre asociado a industrias Musterienses; al final de este período desaparece el Hombre de neandertal con el Musteriense, dando paso al Homo sapiens autor de las industrias del Paleolítico Superior. El esquema evolutivo que se plantea en la actualidad no acepta la aparición del Hombre moderno a partir del neandertal y defiende la existencia de un estadio presapiens (cuyo antecesor directo sería el Homo erectus presapiens) que daría lugar por un lado al Hombre de Neandertal y por otro al Homo sapiens sapiens del Paleolítico Superior, antecesor del Hombre actual, que se extiende ampliamente por todo el mundo a partir del final del Pleistoceno. Esto explicaría el hallazgo de restos de neandertales en niveles del Paleolítico Superior, lo que confirma que la presencia del Hombre de neandertal no queda reducida al Musteriense y también que la desaparición de este grupo humano no fue tan brusca como se pensó en un primer momento de la investigación, ni tan violenta, ya que se llegó incluso a hablar de una masacre: de los neandertales a mano de los H. sapiens…

La Factoria Historica

_____________________

Bibliografía: ADN nuclear de un neandertal secuenciado: «Neanderthal DNA yields to genome foray», Dalton, Nature, 16 May 2006. Noticia en español; Eva M. Wild, Maria Teschler-Nicola, Walter Kutschera, Peter Steier, Erik Trinkaus & Wolfgang Wanek (19 May 2005) Direct dating of Early Upper Palaeolithic human remains from Mladeč, Nature 435:332–335. link for Nature subscribers; Dennis O’Neil 12/6/04 Evolution of Modern Humans Neandertals retrieved 12/26/2004; Serre et al. (2004). «No evidence of Neandertal mtDNA contribution to early modern humans». PLoS Biology 2 (3): 313–7. PMID 15024415; Hickmann, Kilmer, Eichmann (ed.) (2003) Studies in Music Archaeology III International Study Group on Music Archaeology’s 2000 symposium. ISBN 3-89646-640-2; Fink, Bob (1997) The Neanderthal Flute… (Greenwich, Canadá) ISBN 0-912424-12-5; Sommer, J.D. (1999) The Shanidar IV ‘Flower Burial’: A Reevaluation of Neanderthal Burial Ritual, Cambridge Archaeological Journal, 9 127-129; Solecki, R. S. (1975) Shanidar IV, a Neanderthal flower burial in N. Iraq Science 190 (28) 880; Divulgación: El collar de neandertal: en busca de los primeros pensadores, de Juan Luis Arsuaga. Editorial Debolcillo. 2003; El chico de la Gran Dolina, José María Bermúdez de Castro. Crítica, 2002; La especie elegida: la larga marcha de la evolución humana, de Juan Luis Arsuaga e Ignacio Martínez. Temas de Hoy, 1997; Genes de neandertal, de Carles Lalueza Fox. Editorial Síntesis; En busca de los neandertales, de Christopher Stringer y Clive Gamble. Crítica, Barcelona, 1996.

 

2 comentarios en “El Homo sapiens neandertalensis

  1. Es muy probable que el neandertal hubiese desaparecido por razones climáticas y bilógicas que se dieron en su momento, la razón bilógica enfermedades adquiridas al entrar en contacto con el homosapiens (ejemplo la muerte de muchos aborígenes en américa al entrar en contacto con el hombre europeo) climáticas las edades de hielo, esto causó la escasez de alimento, y al no adaptarse a esta situación la población disminuyó y no pudo recuperarse

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s