Johan Cruyff

Hendrik Johannes Cruijff, el profeta del gol, el “Flaco”, el hombre que nació con un juego en la cabeza, el genio del fútbol de ataque, el hombre que cambió los destinos del Ajax como jugador e introdujo el éxito en el F.C. Barcelona como entrenador, el creador del rondo, del entorno, de frases “Si nosotros tenemos la pelota, ellos no pueden marcar”, el rebelde que no deja indiferente a nadie, en un momento dado, Johan Cruyff. Nació un 25 de Abril de 1947 en Amsterdam a las 13:00 horas, en Weidestraat, un pequeño barrio a las afueras de Ámsterdam, a medio kilómetro del campo del Ajax. Hijo de Hermanus Cornelius Cruijff, dueño de una tienda de frutas y verduras, y de Petronella Bernarda Draaijer, que ayudaba en la tienda y en casa…

Johan Cruyff

En casa lo llamaban, su madre, Jopie, no fue nada fácil su infancia, ya que su padre murió de un ataque al corazón cuando Johan tenía 12 años por lo que se vio obligado a ayudar con la economía familiar. Un año después abandonaría los estudios para dedicarse exclusivamente al fútbol y al año siguiente encontraría una nueva figura paterna en el cuidador del campo del Ajax al que ayudaba en su trabajo.

Johan Cruyff en 1965

Johan dos años antes, con solo diez años es elegido entre 300 niños para jugar en el Ajax de Amsterdam, el club de su vida. Era un joven muy endeble el pequeño Johan El entrenador Rinus Michels preparó un programa de ejercicio físico para Johan, concebido especialmente para desarrollar su complexión endeble, con el fin de que fuera capaz de soportar los rigores de una carrera profesional. Dentro de la estructura del Ajax pasó rápidamente por todas las categorías inferiores, incluidos trabajos como el de limpiabotas y cuidador del vestuario, hasta que consiguió llegar a la primera plantilla, por recomendación de Vic Buckingham, y debutar en la Primera Liga neerlandesa a la edad de 17 años, marcando el único gol de su equipo el día de su debut. El partido se celebró el 15 de noviembre de 1964, enfrentándose al GVAV Groningen, se producía así el inicio de la carrera del considerado mejor jugador europeo de la historia, que contribuiría en hacer al Ajax el claro dominador del fútbol del viejo continente, consiguiendo 6 Ligas, 4 Copas, 3 Copas de Europa, 1 Copa Intercontinental y 1 Supercopa de Europa.

En este club aprendería la filosofía de ataque, del rondo, la polivalencia, el ocupar el espacio y no correr sin dirección alguna, sin sentido, en usar la cabeza más que las piernas, en definitiva, en entender el juego, que no es cosa de Cruyff si no de un hombre no muy conocido como  Stefán Kovács y Rinus Michels, Johan como jugador fue la confirmación de un estilo, de una filosofía que mamó desde joven, desde niño, en la que correr era de cobardes, estilo en la que el fútbol no era para atletas sino para jugadores hábiles, listos,  al lado de jugadores como  Johan Neeskens, Ruud Krol y Johnny Rep, Johan formó una escuadra que dominó la primera parte de los setenta hasta que Johan al contrario de lo que había pactado su club con el Real Madrid decidió irse en la temporada 1973/1974 al F.C. Barcelona a cambio de unos 60 millones de pesetas después de declararse en rebeldía tras marcar 246 goles con el club de Amsterdam en 318 partidos.

Johan Cruyff en el Ajax

En el F.C. Barcelona Johan es recordado por liderar a un equipo desanimado y triste a ganar una Liga después de debutar ganando al Granada 4-0 con dos goles del holandés y  de infligirle  a su eterno rival, un 0-5 en el Santiago Bernabéu con jugadores como Hugo Sotil, Reixach Asensi o Marcial, en el que el estilo holandés se implantaría en la cultura futbolística barcelonista para siempre, una apuesta por la cantera en la que estaba el hombre que revolucionó en parte lo que hoy se llama la filosofía Barça, Laureano Ruiz o hombres como Oriol Tort, entre otros descubridor de Pep Guardiola, el fútbol de toque y la apuesta por el juego más lúdico-burgués que gusta desde siempre en Can Barça tiene su semilla en aquellos años, en los setenta en que sin la figura mediatica de Cruyff no hubiera sido posible, él es la referencia, el alfa y la omega. El Cruyff jugador no triunfa plenamente como jugador si lo miramos mediante estadísticas, ya que aunque ganó una Liga solo consiguió una copa más en cuatro años en el club en el que tiene disputas como las que tuvo Johan con su entrenador  Hennes Weisweiler después de un partido contra el Sevilla en el que perdieron 2-0 que provocan la destitución a la larga del entrenador, o en partidos fuera de casa donde esconde la pierna porque los contrarios son muy duros con el crack holandés que le ha servido para justificar a sus enemigos de siempre de que se escondía fuera del Camp Nou.

Johan Cruyff futbolista de fama mundial

Harto de la directiva y de todo Johan Tras un breve período de inactividad, en el que se le hizo un partido homenaje por parte del Ajax el 7 de noviembre de 1978 como despedida y agradecimiento por todos los años como ajaceid y que el Ajax perdió 8-1 contra el Bayern de Múnich, Johan decidió entonces enrolarse en la Liga Estadounidense de Fútbol (NASL). En aquella época, el New York Cosmos que estaba dirigido por Warner Bros. y por los hermanos Nesuhi y Ahmed Ertegün, intentó fichar a Johan para su plantilla en unas duras negociaciones, calificadas así por los propios hermanos Ertegun en una entrevista del documental «Once in a Lifetime», pero dichas negociaciones no llegaron a buen cauce y Johan acabó fichando por Los Angeles Aztecas en 1979. Debutó el 23 de mayo de dicho año marcando 2 goles y con un resultado final de 3-0. Convirtió un total de 16 goles en 27 partidos y fue elegido el Mejor Jugador de la Liga Americana. La temporada siguiente, en 1980, fichó por los Washington Diplomats, con los que jugó 27 partidos y marcó 10 goles. Se le otorgó por segundo año consecutivo el premio al Mejor Jugador de la Liga.

Johan vio la manera de negociar que tenían los estadounidenses, de entender el juego de masas, de cómo llevaban el negocio del deporte, pero aún el fútbol como jugador no se había acabado. Después de un breve paso por el Levante en 1981 de Segunda división en la que marca 2 goles en 10 partidos, posteriormente para finalizar en Washington de nuevo, jugando 5 partidos en los que marca 2 goles vuelve a la liga holandesa, a la Eredivisie, con 34 años al club de sus amores, al Ajax. En dos temporadas consiguió dos ligas y una copa e inventar miles de jugadas como el penalti indirecto, pero la directiva cree que Johan es viejo y decide prescindir de él, el holandés recordaría años después “que con el odio y la rabia puedes ir a muchas partes” y decide fichar por el eterno rival, el Feyenoord de Rotterdam, en la que fue su última temporada y con el que consiguió hacer doblete, ganando la Liga y la Copa, además de ser designado como mejor jugador de la Eredivisie. Su carrera como jugador no pudo terminar de manera más triunfal, tenía 37 años…

La selección Holandesa

Johan jugó 48 partidos con la selección de los que marcó 33 goles, pero solo disputó un mundial, el de Alemania’ 74, en la que llevó a la selección por primera vez a disputar la final con la anfitriona y en la que perdió 2-1 con un gol de Gerd Muller. Johan no quiso disputar el mundial de Argentina’78 por tres razones: la violación masiva de derechos humanos que realizaba la dictadura imperante, por miedo a un posible secuestro y por no llegar a un acuerdo económico con la firma deportiva Adidas para llevar las tres tiras de la marca en la camiseta de la Selección. En el Mundial de Alemania ya tuvo problemas y vistió una camiseta con dos rayas de la marca que lo patrocinaba, Puma, al contrario que el resto de compañeros que lucieron las tres rayas de Adidas, Johan nunca tuvo un carácter dócil ya que en el 1973 llegaron a quitarle la capitanía sus propios compañeros del Ajax. Johan tenía una idea muy clara del juego, el posicionamiento, todo, se hacía a partir del balón, una vez acabada su exitosa etapa como jugador empezaba la no otra menos prometedora carrera de entrenador…

Johan Cruyff, el genio del 3-4-3

La temporada 1984-85 entró en el organigrama deportivo como director deportivo del Ajax, con Leo Beenhakker en el banquillo del equipo. Desde el primer momento Cruyff tenía las ideas muy claras del tipo de política deportiva que quería para el equipo. Inició así un proyecto a largo plazo, remodelando toda la estructura deportiva para adaptarla a una filosofía de juego lo más ofensiva posible, y cimentada en el cuidado minucioso de la cantera. Si Cruyff se caracterizó por un sistema de juego en el campo, fue por el 3-4-3, un sistema en el que se corrían grandes riesgos jugando con tres defensas, pero que proporcionaba un poder ofensivo muy grande. Impuso este sistema a todas las categorías inferiores del Ajax con las que Johan trabajó con hombres como Marco Van Basten o Dennis Bergkamp, y fruto de este trabajo con la cantera fue la explosiva generación de jóvenes compuesta por Ronald de Boer, su hermano Frank, Edgar Davids o Clarence Seedorf, que harían ganar al Ajax la Liga de Campeones en 1995 con Louis Van Gaal, Johan había sido la semilla, el modo de entender el juego, no como una tendencia sino como la excepción.

Y si Cruyff empezó el proyecto deportivo, él debía ser el encargado de llevarlo a cabo, firmando como entrenador del equipo el 6 de junio de 1985. Sentado en el banquillo del Ajax permaneció dos temporadas y media, en las que el novedoso juego del equipo deslumbró a la Europa futbolística, hasta el punto de ser nombrado el mejor entrenador del mundo por la revista World Soccer Magazine. En esta etapa el Ajax ganó dos Copas de los Países Bajos y una Recopa de Europa, aunque no consiguió imponerse en la liga y no terminó la tercera temporada.

Fue contratado por el FC Barcelona el 4 de mayo de 1988, con el club sumido en una crisis deportiva similar a la de cuando llegó como jugador, incluso con los jugadores pidiendo el cese del presidente, Josep Lluís Núñez, en lo que se denominó «el motín del Hesperia», por ser en dicho hotel donde tuvo lugar el comunicado por parte de la plantilla, Johan limpió el vestuario y inició un proyecto a largo plazo no sin problemas ya que no pocas veces le Salvó el mismo Nuñez en las Asambleas de socios, se iniciaba la etapa dorada del club catalán que continúa hasta la fecha de hoy, en el 2010 con Xavi, Messi o Iniesta. El holandés se inventó el 4, de las que surgió gente como Milla, Guardiola o el mismo Xavi, los extremos, la salida del central rompiendo obstáculos con jugadores como Ronald Koeman, la basculación ofensiva, la apertura de espacios a partir del movimiento, tardó 2 años en arrancar, pero finalmente 8 años después consiguió 11 títulos, entre ellos la primera Copa de Europa del club en el 20 de Mayo en Wembley rompiendo con una urgencia del club.

Johan Cruyff es el camino

En 1996 después de unas eternas malas relaciones con el presidente del club Josep Lluis Nuñez fue cesado como entrenador antes de un partido contra el Celta de Vigo y con él se fue el genio, había escrito una obra única, y nunca podría repetirla, era el hombre que intentó que sus porteros jugaran casi como líberos, que su equipo defendiera en posición y no al hombre, adelantando líneas, se fue el hombre que ningún jugador entendía y que solo Reixach comprendía, el hombre que tenía al balón como su despacho, como su vida. Hoy aquella herencia se ha mejorado y aumentado, muchos le adjudican méritos y otros dudan de su autoría en la época dorada deportiva del club, pero es indudable que Johan Cruyff ha revolucionado el juego, le ha dado al fútbol una manera más divertida, más poética, de entender el juego y lo ha hecho campeón, le ha dado una herencia, en la que no ganan los más fuertes, sino los más listos…[1]

La Factoria Historica


[1] El 7 de noviembre de 1978, cuando acababa de dejar el FC Barcelona y no se sabía si volvería a fichar por algún equipo, el Ajax Amsterdam le dedicó un partido homenaje, agradeciéndole sus nueve temporadas en el equipo y los éxitos logrados. El partido enfrentó al Ajax y al Bayern Munich y aunque el resultado era lo menos importante, se impusieron los alemanes por un claro 8-1. El 10 de marzo de 1999 recibió otro partido homenaje, esta vez por parte del Barça, agradeciéndole la considerada etapa del club más exitosa, después de su adiós a los banquillos en 1996. El partido se celebró en el Camp Nou, enfrentando a la plantilla oficial del Barça de aquel año, en la que destacaban Patrick Kluivert, Rivaldo, Luís Figo, Luis Enrique oFrank de Boer; y un Dream Team formado por antiguos jugadores de Cruyff como Zubizarreta, Ronald Koeman, Michael Laudrup, Iván de la Peña, Txiki Begiristain, Hristo Stoichkovy varios amigos invitados, como Éric Cantona o Joao Pinto. El partido acabaría 2-0, con victoria del Barça de 1999. Casi un mes después, el 6 de abril, se le ofreció el homenaje por parte del Ajax, celebrado en el Amsterdam Arena ante 50.000 espectadores. En aquella ocasión se enfrentaron los equipos titulares del Ajax, con Edwin van der Sar, Jari Litmanen, Richard Witschge y Clarence Seedorf, y el Barça, esta vez con Josep Guardiola, que no pudo disputar el homenaje en el Camp Nou. El partido acabó en empate a dos, con goles de Shota Arveladze y Bryan Roy, por parte del Ajax, y de Mauricio Pellegrino y Sonny Anderson por parte del Barça. El partido serviría para ver a Johan Cruyff con la camiseta del Ajax de nuevo, pues jugó varios minutos, luciendo su característico dorsal número 14. El 25 de abril de 2007 la directiva del Ajax retiró la camiseta con el número 14, en homenaje a Cruyff, con motivo de su 60 cumpleaños. 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s