Jim Henson

James Maury “Jim” Henson fue un titiritero y productor televisivo estadounidense, conocido por ser el creador de The Muppets. Henson participó en varios programas de televisión, incluyendo Sesame Street y The Muppet Show, y en películas como The Muppet Movie, The Great Muppet Caper, The Dark Crystal y Labyrinth. Estuvo nominado a un premio Óscar y ganó los premios BAFTA y Emmy. Para desarrollar sus proyectos, Henson fundó diferentes compañías, como The Jim Henson Company, The Jim Henson Foundation y The Jim Henson’s Creature Shop. Aquí tenemos al creador de los Teleñecos, te queremos Jim…

Jim Henson

Jim Maury Henson nació en Greenville, Mississippi, el 24 de septiembre de 1936. Jim interesado desde siempre por la Televisión, comenzó a trabajar en una televisión local de Maryland, la WTOP-TV, cuando todavía cursaba estudios en el instituto en 1954. Ese primer trabajo sería como manipulador de muñecos, algo premonitorio de lo que sería su carrera posterior. Al siguiente año, conseguiría su propio show diario, de apenas cinco minutos de duración, titulado “Sam and Friends”. Es a partir de ahí que conoció a su colaborador Frank Oz titiritero británico, nacido en Hereford, nacionalizado estadounidense, que empezó con 12 años y que es creador, entre otros muñecos, de Yoda, por poner un ejemplo, y director de muchas de sus posteriores películas, y, que tras numerosos cortos, cedió algunos de sus muñecos para Barrio Sésamo, Elmo, Caponata, Epi y Blas, Draco, El Monstruo de las Galletas. También ha realizado la nueva versión musical estilizada de La tienda de los horrores de 1986, donde probó su brío como cineasta. Desde entonces ha dirigido comedias más convencionales como Dirty Rotten Scoundrels (1988), ¿Qué pasa con Bob? (1991), y HouseSitter (1992). Oz ha tomado también papeles de cameo en cuatro películas de John Landis: The Blues Brothers (1980), Un hombre-lobo americano en Londres (1981), Trading Places (1983) y Espías como nosotros (1985). En 1964, Jim creó a sus queridos los muppets o teleñecos, como se les conoce en España, un tipo de marionetas de tela dotadas de gran movilidad,  donde Henson fue el líder creativo del equipo detrás de su éxito prolongado a lo largo de varias décadas. Henson consiguió crear un conjunto interesante de personajes desarrollando ideas novedosas con un sentido del ritmo y el humor que conectó con una audiencia tanto infantil como de adultos. Sus obras se recuerdan en parte por promover valores positivos en la infancia como la amistad, la magia o el amor, temas que aparecían en la mayor parte de sus obras, pero también la muerte, todos con un mismo fin: educar…

Jim Henson y sus Teleñecos

Entre sus personajes más conocidos es de obligado cumplimiento citar a “Kermit the Frog”, la rana Gustavo en España, una de sus primeras creaciones de éxito. Fue el titiritero y voz del personaje desde 1955 hasta su muerte, en 1990. Habiendo establecido un buen grupo de colaboradores, entre los que estaba el mismo Fran Oz, Henson desarrolló un fuerte interés por hacer películas. Entre 1964 y 1969 produjo varias películas experimentales como Timepiece, Youth 68 y The Cube. Estas películas le dieron experiencia para realizar nuevas técnicas con los muppets. En el mismo 1969, los muppets o teleñecos constituyeron el centro básico del programa infantil Sesame Street, Barrio Sésamo en España, y con los años Bert y Ernie, Blas y Epi en España, Óscar el gruñón, Big Bird, equivalente a Caponata en España, la rana Kermit, Gustavo en España, pasaron a ser rostros familiares en todos los hogares y donde miles de niños crecieron y aprendieron a partir de sus aventuras y enseñanzas, Jim Henson amaba a sus marionetas y los niños, de veras. El show de los muppets o teleñecos (The muppet show, 1976-1981), protagonizado por la Kermit y la cerdita Piggy (Miss Peggy) junto a personas reales, se ha visto en más de cien países. En los años ochenta fue el director y guionista de una mini-serie de 9 capítulos, llamada El Cuentacuentos creada y producida en 1987. La serie relata legendarios cuentos europeos a través de la combinación de actuación y animaciones vectoriales. La temática de los mismos es muy variada, pero tratan los temas universales de siempre. Los episodios son contados por un viejo narrador, representado por John Hurt, sustituido poco después por Sir Michael Gambon, sentado junto a una chimenea en un antiguo castillo renacentista, y siempre acompañado por su perro parlante, cuya peculiar voz era aportada por Brian Henson. Cabe destacar, como detalle curioso, la significancia que el número tres tiene en cada capítulo. Pero si por algo también se le recuerda a Jim Henson en España es por ser el creador del programa Fraggle Rock. La visión de Fraggle Rock articulada por Jim era la de proporcionar un mundo divertido y colorido, pero también un mundo con un relativamente complejo, un sistema de relaciones simbióticas entre diferentes tipos de criaturas, una alegoría del mundo real, donde cada grupo ignoraba lo interconectados que estaban y lo importantes que eran para los demás. Creando este mundo alegórico permitió al programa entretener y divertir a la vez que se exploraba seriamente aspectos de prejuicio, espiritualidad, identidad personal, medio ambiente, y conflicto social. Fraggle Rock generalmente rechazaba sobre simplificar cualquier asunto individual, en cambio solo mostraba las consecuencias y dificultades inherentes de las diferentes acciones y relaciones.

Fraggle Rock

Aunque los Fraggles sí aprendían lecciones importantes, rara vez eran conscientes de haberlas aprendido. Los ideales de amistad, sinceridad con uno mismo, y aprender a amar a aquellos que son genuinamente diferentes, fueron la piedra angular del trabajo de Jim Henson a lo largo de sus 40 años de carrera, y él consideró Fraggle Rock como una de las expresiones más puras y exitosas de esa visión. Jim también dirigió y produjo varias películas protagonizadas por sus marionetas, como The muppet movie (“La película de los muppets”, 1979), pero las más importantes son el Cristal Oscuro del año 1982 y Dentro del laberinto, del año 1986 ya que  Las tortugas ninja del 1990 se le puede considerar un película menor a las dos primeras. Con el Cristal Oscuro el equipo de Jim Henson tardaron cinco años en completar los decorados y las marionetas de la película. Toda la película estaba hecha con marionetas, y absolutamente todos los escenarios eran móviles. Plantas, árboles, rocas… todo estaba vivo, y conseguía sorprender en cada fotograma. Una historia quizá demasiado complicada para que fuese un éxito. Es la película más incomprendida del maestro Henson ya que no era estrictamente, a pesar de utilizar marionetas, una película dirigida a niños, se trata más bien de una película adulta, que a un niño le costaría entender en toda su plenitud. Una película oscura, tétrica, con repulsivos monstruos, los skeksis parecen buitres putrefactos y sus actos son totalmente tiránicos, el protagonista pasa por continuos peligros, lo que ha convertido a Cristal Oscuro en un título de culto dentro del cine fantástico.  Dentro del laberinto muchas de las características y personajes en la película están basados en diseños hechos por Brian Froud que es un ilustrador británico que en 1978, junto al ilustrador Alan Lee publicó el ya considerado un clásico: “Hadas” editado en todo el mundo.

El Cristal Oscuro

En la película Dentro del laberinto se reconocen influencias de obras como Alicia en el País de las Maravillas, El mago de Oz, y algunos trabajos de ilustradores como Maurice Sendak y Maurits Cornelis Escher. Algunos de los titiriteros que trabajaron en el proyecto se fueron posteriormente a trabajar en estudios de animación por ordenador. En 1990 Jim Henson moría a los 54 años de neumonía en Nueva York siendo cremado y sus cenizas lanzadas en su rancho en Santa Fe, Nuevo Mexico. Jim Henson dejaba una aureola de creatividad televisiva y cinéfila increíble a partir de valores que se creían muy utilizados y ya poco sorprendentes, él los convirtió en universales y sorprendentes a través de unos muñecos inanimados que a partir del mensaje y la creatividad de Jim Henson irradiaban vida, buenos y trabajados argumentos, hicieron de Jim un hombre irrepetible, yo cuando pierdo la esperanza en el ser humano, simplemente miro los teleñecos…

PD: Escribo a Jim Henson porque yo amo y amaré su forma de hacer televisión…

 

La Factoria Historica

______________________

Finch, Christopher (1981). Of Muppets and Men: The Making of The Muppet Show. New York: Muppet Press/Alfred A. Knopf. ISBN 0-394-52085-8; Finch, Christopher (1993). Jim Henson: The Works—The Art, the Magic, the Imagination. New York: Random House. ISBN 0-679-41203-4.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s