Inicio » Àmbit Geogràfic » El regreso de Perséfone

El regreso de Perséfone

La llamada obra El regreso de Perséfone es un cuadro del pintor Frederic Leighton, realizado en 1891, que se encuentra en el Leeds Museums and Galleries de Leeds, Reino Unido. Perséfone es hija de Zeus y de Deméter. La joven doncella, llamada hasta entonces Kore (Κόρη, ‘hija’), es raptada por Hades y se convierte en la reina del Inframundo. Perséfone es su nombre en la literatura épica de la Grecia jónica. En otros dialectos era conocida por otros nombres, como Persephassa o Persephatta. Homero la llama Persephoneia (Περσεφόνεια). Los romanos tuvieron noticia de ella por primera vez a través de las ciudades eólicas y dóricas de la Magna Grecia, donde usaban la variante dialéctica Proserpina. De ahí que en la mitología romana fuese llamada Proserpina, y como tal llegase a convertirse en un personaje emblemático del Renacimiento. En el cuadro, Leighton refleja el momento en el que la diosa Deméter recibe a su única hija, según la Teogonía de Hesiodo,  Perséfone desde el inframundo…

 El regreso de Perséfone

Deméter, diosa griega de la agricultura, buscó a su hija que había sido raptada por su tío Hades, enamorado de Perséfone. Esta había comido una pepita de granada en los infiernos por lo que estaba condenada a permanecer en el territorio de Hades. Deméter suplica a Zeus que la ayude a recuperar a su hija, y, según algunas versiones, Zeus y Hades acuerdan que pase seis meses al año con su madre y los otros seis en el mundo de las tinieblas. Los autores han sido generosos en la representación del mito de Perséfone, particularmente en el episodio de su rapto por Hades representados en las obras del Rapto de Perséfone de Girardon o El rapto de Proserpina, de Bernini.

File:FredericLeighton-TheReturnofPerspephone(1891).jpg

El regreso de Perséfone

Esta pintura, exhibida en la Royal Academy en 1891, representa a Deméter en la superficie terrestre, con los brazos abiertos, exultante al recibir a su hija, que asciende del inframundo acompañada de Hermes, el mensajero de los dioses, reconocible por el caduceo en sus manos…[1]

La Factoria Historica


[1] Frederic Leighton nació en Scarborough en una familia dedicada a los negocios de importación y exportación. Estudió en la University College School, Londres. Recibió su educación artística en el continente europeo, primero de la mano de Eduard Von Steinle y después de Giovanni Costa. A la edad de 24 años, viajó a Florencia, donde asistió a la Academia de Florencia y pintó la procesión de la madonna de Cimabue a través de Borgo Allegri. Vivió en París desde 1855 a 1859, allí conoció a Ingres, Delacroix, Corot y Millet. En 1860, se trasladó a Londres, donde se asoció a los Prerrafaelitas. Diseñó la tumba de Elizabeth Barrett Browning por encargo de Robert Browning para el English Cemetery de Florencia en 1861. En 1864 se convirtió en socio de la Royal Academy y en 1878 pasó a ser su presidente (1878–96). La escultura que realizó en 1877, Atleta luchando con una Pitón, fue considerada en su momento el renacimiento de la escultura británica contemporánea, consagrándose como el origen y mayor exponente del movimiento de la New Sculpture. Sus cuadros representaron a Inglaterra en la Exposición Universal de París (1900). Leighton fue ordenado Caballero Bachelor en Windsor en 1878, y se le concedió el título de baronet ocho años más tarde. Fue el primer pintor al que se le otorgó el Par, en la Lista de Honores de Año Nuevo de 1896. La patente que lo convirtió en Baron Leighton de Stretton en el Condado de Shropshire, se hizo pública el 24 de enero de 1896; Leighton murió al día siguiente de una angina de pecho. Como no estaba casado, tras su muerte su Baronía desapareció tras sólo un día de existencia; este es el récord de un Par. Su casa en Holland Park, Londres se ha transformado en un museo, el Leighton House Museum. Contiene un número significativo de sus dibujos y pinturas, así como algunas de sus esculturas (incluyendo el Atleta luchando con una pitón). En la casa también se muestran muchas de las inspiraciones de Leighton, como su colección de azulejos nicenos. La parte central es el magnífico Hall árabe que apareció en el número diez de la revista Cornucopia.


Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

IDIOMA

La Factoria Historica

Twitter

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 4.712 seguidores